Miércoles, 22.01.2020 - 03:30 h
Hasta 1.245 millones 

Las huelgas y el crudo recortan un 28% el beneficio de IAG y empeora previsiones

IAG (Iberia) ha dado un golpe sobre la mesa, tras haber adquirido Air Europa por 1.000 millones, al haber llegado a un acuerdo con Globalia.

Fotografía IAG
Las huelgas y el crudo recortan un 7% el beneficio de IAG y empeora previsiones

Las huelgas del sindicato de pilotos BALPA y la amenaza de paro por parte de los empleados del aeropuerto de Heathrow, así como el aumento en un 16% de los gastos de combustible han supuesto un tijeretazo del 28% en el beneficio del grupo de aerolíneas IAG, que entre enero y septiembre ganó 1.814 millones de euros. La matriz de Iberia y British Airways, que está pendiente además del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea, ha rebajado además sus expectativas de cara a los resultados anuales.

"A los niveles actuales de precio de combustible y tipos de cambio, IAG espera que su beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales en 2019 sea 215 millones de euros inferior al de 2018 proforma (3.485 millones de euros)". A tipos de cambios constantes, se espera que el ingreso unitario de pasaje sea ligeramente inferior al registrado el año anterior y que el coste unitario excluido el combustible mejore respecto al ejercicio pasado.

Willie Walsh, consejero delegado de IAG, ha asegurado que el grupo está “ante unos buenos resultados subyacentes" y reconoce que los resultados se han visto afectados por la huelga convocada por el sindicato de pilotos BALPA y otras incidencias, como la amenaza de huelga por parte de los empleados del aeropuerto de Heathrow. “Además, nuestra factura de combustible aumentó 136 millones de euros durante el trimestre, con un aumento de los costes unitarios de combustible del 4,2% a tipos de cambio constantes", añade.

Los ingresos totales del grupo de aerolíneas alcanzan en los nueve primeros meses del año los 19.399 millones, un 6% más. Mientras, el beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales se contrajo un 9%, hasta 2.520 millones (250 millones menos). El descenso del beneficio de operaciones después de partidas excepcionales fue del 25%, principalmente por el efecto neto de la reducción de los pasivos de pensiones en 2018 a consecuencia del cierre del plan de pensiones NAPS de BA a devengos futuros de prestaciones y los costes de reestructuración.

Iberia aumentó su capacidad, principalmente, a través de frecuencias adicionales en sus rutas latinoamericanas y norteamericanas, sobre todo en México,Chile y Nueva York, y en Asia-Pacífico, con vuelos adicionales a Tokio. Se prevé un aumento en su capacidad del 5 % en el último trimestre de 2019 y del 7,8 % en el conjunto de este ejercicio.

Vueling también vio elevarse su capacidad a través de frecuencias adicionales en su mercado nacional, registrándose un buen comportamiento en Baleares y Canarias a lo largo de 2019. En los tres últimos meses de 2019, está previsto que su capacidad se eleve un 0,3% y finalice el ejercicio con una subida del 3%.

Hasta septiembre la deuda neta del grupo, incluida la asociada con los activos por derechos de uso, ascendía a 6.200 millones de euros y el ratio deuda neta/ebitda se situó en 1,2 veces.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING