Domingo, 31.05.2020 - 23:17 h
París se cierra en banda

Francia maniobra para proteger a SNCF ante el despliegue de Trenitalia y Renfe

Las dos empresas foráneas preparan su entrada en España sin que la operadora de Fomento tenga ninguna garantía de reciprocidad en el exterior

SNCF
Francia maniobra para proteger a SNCF ante el despliegue de Trenitalia en el país. /EFE

La liberalización ferroviaria está cada vez más cerca. España -a través de Adif- ha hecho sus deberes y ya ha preadjudicado la capacidad de red a Ilsa en asociación con Trenitalia por un lado, y a SNCF, la Renfe francesa, por otro. En cambio, no todos los países van al mismo ritmo. Francia, uno de los mercados más importantes para los competidores, lleva un ritmo más lento que el de sus vecinos. Y es que en este país tanto la red como la operación corresponden a la misma compañía, por lo que pese a la obligación de abrir el mercado que establece la directiva europea se ha de trasponer, el país galo se está tomando este proceso con calma. 

La compañía pública italiana, Trenitalia -que también es gestora y operadora al mismo tiempo en las vías de su país-, ha sido una de las firmas que ha solicitado entrar en las francesas con la apertura del mercado. Pero no ha sido la única. Tras varios meses en los que en España se estaba moviendo la apertura del mercado, Francia ha comenzado ahora a maniobrar. El primer movimiento fue el lanzamiento de una consulta pública a través de Arafer -la autoridad de regulación de las actividades ferroviarias en el país galo- sobre la fijación de un plazo para responder a las solicitudes de los operadores. 

Esta fue lanzada a mediados del pasado mes de noviembre y estará abierta hasta este mismo viernes, por lo que aún no ha sido resuelta. Cabe recordar que la Unión Europea ya abrió a la competencia las rutas internacionales al final de la pasada década, con la entrada en vigor del Tercer Paquete ferroviario. En el caso de Francia, una de las firmas que entró en operación en estas líneas fue Thello, una filial de la pública italiana. En concreto, Trenitalia opera con esta marca las rutas que conectan Venecia y París, esta última ciudad con Milán y esta población con Niza. 

Pero los italianos quieren más parte del pastel ferroviario europeo. Por ello, las noticias que ya sobrevolaban el mercado de la intención de entrada de Trenitalia también en las líneas ferroviarias de Francia, se confirmaban esta misma semana. Gianfranco Battisti, CEO de Ferrovie Dello Stato -matriz del operador transalpino-, señalaba que "será un verdadero desafío, porque nos enfrentaremos a un operador tradicional muy avanzado desde un punto de vista industrial", refiriéndose al propio SNCF, incumbente en este territorio, tal y como recoge la prensa local. 

Ahora, está por ver cómo se resuelve el proceso de adjudicación de capacidad de red en el país galo. Según señalan fuentes del sector ferroviario, este no tendrá nada que ver con el español que, a través de un proceso competitivo ha preadjudicado ya las líneas más importantes. En este sentido, también apuntan a que el Ejecutivo francés tratará de proteger, en la medida de lo posible, al operador público frente a la entrada de competidores. Así, por ejemplo, la entrada de la competencia en París tendrá que esperar a una segunda fase de apertura, según señalan las mismas fuentes, como consecuencia de los requisitos impuestos. 

Más allá de estas fronteras, cabe recordar que la compañía del Estado italiano entrará en nuestro país a través de una participación del 45% en Ilsa, la compañía de los propietarios de Air Nostrum. La preadjudicación de capacidad a esta compañía depende, tal y como adelantó La Información, del cierre de la operación de compra de este porcentaje empresarial en las citadas condiciones. Trenitalia acaba de comenzar a operar una de las líneas de Reino Unido que dejó Virgin y llegará en el próximo ejercicio a las vías griegas, donde entrará con sus trenes Frecciargento a mediados de año.

La internacionalización de Renfe

La española Renfe ponía sobre la mesa a mediados de este ejercicio, como parte del plan estratégico de la compañía 2019-2021, sus planes de internacionalización de la firma. La entrada de competidores en el mercado nacional hará necesario agudizar el ingenio de la compañía pública que intentará aprovechar su amplia experiencia para la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio más allá de nuestras fronteras. Para ello, se pusieron la tarea de identificar y establecer nuevas alianzas para convertirse en un operador logístico internacional a la altura de otras grandes multinacionales. 

Renfe ha encargado varios estudios sobre mercados extranjeros que se abrirán a la competencia en los próximos meses. En cambio, más allá de la capacidad de operación que pueda tener la compañía pública, hay otros factores que influirán sobre la eventual entrada de la firma en vías en las que operan otros grandes hóldings públicos. Pese a todo ello, en la empresa dependiente de Fomento confían en esta estrategia y el pasado mes de marzo su propio presidente señalaba que en un plazo de diez años "el 10% de los ingresos de la compañía vendrán del extranjero". En todo caso, un porcentaje demasiado escaso en comparación con las ambiciones que SNCF y Trenitalia quieren desplegar en España.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING