Domingo, 24.02.2019 - 01:02 h
Unesa cambia de nombre y de imagen

El lobby eléctrico convierte su poderosa patronal en una asociación para redes

Las cinco grandes eléctricas defenderán de forma separada sus intereses en los negocios liberalizados de generación y de comercialización

Logo de la antigua Unesa en  su sede.
Unesa pasará a denominarse Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec). / Efe

Todo tiene su principio y su fin. Las cinco grandes eléctricas, Endesa, Iberdrola, EDP, Naturgy y Viesgo, han decidido transformar la que fue durante décadas la poderosa patronal eléctrica, Unesa, en una pequeña asociación sectorial, con funciones y presupuesto reducidos. La antigua Unesa, con nuevos estatutos, pasará a denominarse Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (aelec), tendrá nuevo logo e imagen y centrará su actividad en la defensa de los intereses que son comunes a  sus socios: las actividades reguladas del negocio eléctrico, es decir, el transporte y la distribución de electricidad y su impacto en la tarifa regulada -PVPC- que pagan todavía 11,6 millones de usuarios.

La presidenta de aelec, Marina Serrano -exconsejera y exsecretaria del consejo de la antigua Comisión Nacional de la Energía (CNE)- explicó en conferencia de prensa que la actividad de la asociación se centrará en el negocio de las redes de distribución y admitió que dispondrá de un presupuesto más reducido. A partir de ahora, aelec dejará de trabajar como un grupo de presión para constituirse como un foro público de debate en torno a las actividades reguladas del sector.

Serrano no lo dijo, pero la transformación de Unesa en una asociación de actividad limitada, similar a la que existen en otros sectores energéticos entierra una forma de manejar el poder de las empresas del sector y de interactuar con la Administración. Unesa se creó en 1974, con 17 empresas que tenían un ojo puesto en los problemas de suministro de la posguerra y con el impulso de la familia Oriol . La transparencia nunca fue una preocupación en la patronal. Su poder la hizo innecesaria durante décadas.

Transparencia y fuerza

Ahora, las cosas han cambiado. Serrano explicó que la transparencia será uno de los ejes en la actividad de aelec "cuya fuerza y legitimidad vendrá de cómo lo hagamos". "Espero que no sea una asociación más débil" añadió. Pero de hecho, lo es.

El sector ha cambiado mucho. EDP y Endesa están controladas por compañías extranjeras; han entrado en liza nuevos competidores como Repsol y hay estrategias muy distintas entre las mpresas para encarar la transición energética. Endesa e Iberdrola, por mencionar el caso más evidente, discrepan en cómo afrontar el cierre de los negocios de carbón y nuclear.

Así, cada compañía defenderá por su cuenta los intereses de los negocios en los que compiten: generación y comercialización. De hecho ya lo hacen. Porque es ahí donde se juegan  el ser o no ser. La prueba de que la poderosa Unesa es ya algo del pasado es que desde el mes de enero, las empresas con intereses en el sector nuclear trasladaron todo lo relacionado con las centrales, de Unesa al Foro Nuclear.

Un momento crucial

La transformación de la patronal eléctrica coincide con un momento crucial para el sector eléctrico, con un nuevo Gobierno favorable a las renovables y contrario al carbón y a la energía nuclear. Coincide también con el debate sobre si se debe intervenir o no en actividades liberalizadas para impedir el cierre de centrales de generación y con las empresas, especialmente Iberdrola, presionando para cerrar centrales deficitarias y reclamando la retirada de las cargas impositivas que el Gobierno del PP aprobó en 2013.

El cambio de orientación se produce también en pleno debate sobre el futuro de las centrales nucleares, la extensión de su vida útil y la financiación de sus residuos. Iberdrola lleva la voz cantante. La compañía sostiene que los impuestos aprobados en la época del ministro de Industria José Manuel Soria a la generación eléctrica y a la industria nuclear hacen insostenible el negocio.

Con menos presupuesto, menos campo de acción y menos personal, aelec será la vía para debatir con los reguladores el trato a los negocios vinculados a las redes. Tendrá menos poder, pero no será irrelevante. Como recordó su presidenta en la conferencia de prensa, las empresas socias de aelec representan una aportación directa del 0,8% al PIB nacional; generan más de 180.000 empleos de forma directa, indirecta e inducida; y dan servicio a 28 millones de puntos de suministro. Además, su contribución tributaria es de aproximadamente 3.700 millones de euros anuales. Un respeto.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios