Martes, 28.01.2020 - 04:52 h
Las cifras del cuarto operador

Másmóvil reserva otros 32 millones más para el bonus que hará de oro a su cúpula

La compañía cierra el año 2018 con récord de remuneración a su alta dirección, con casi 25 millones de euros, por la ejecución de las stock options.

Fotografía de Meinrad Spenger
Spenger es uno de los grandes beneficiados de este plan. / Cordon Press

Másmóvil sigue preparándose para hacer de oro a su cúpula directiva, encabezada por Meinrad Spenger, y, en parte, a su plantilla. El cuarto operador ha reservado otros 32 millones de euros para hacer frente al plan de incentivos que premia la revalorización de sus acciones en la bolsa española. Esta provisión llega después de un año récord de remuneración para la alta dirección hasta rozar los 25 millones de euros. La razón: la ejecución del plan de stock options.

Fue a principios de marzo de 2017, en plena explosión de las acciones de la operadora en el mercado, cuando la operadora decidió aprobar un plan de incentivos para su cúpula con el que buscaba remunerar la subida del precio de los títulos. Sería pagadero a finales del año 2020 y supondría un bonus millonario principalmente para directivos -se extendió a la plantilla, pero buena parte del dinero iría a parar a Spenger y sus colaboradores-.

El primer año del plan, decidieron reservar 9,3 millones de euros para abordar este pago. En 2018, recién cerrado, la empresa ha provisionado otros 32 millones. En total, suman 41 millones de euros almacenados para abordar el pago. Éste se ejecutará a finales del próximo año 2020.

Este incentivo se basa principalmente en el precio de cotización de las acciones de la operadora. Para medir el primero se calcula el precio medio ponderado de la acción de las últimas 90 sesiones del año. Sin hacer efectivo el desdoblamiento producido a final del año pasado, la acción acabó el ejercicio pasado en 104,3 euros, frente a los 70,8 del periodo anterior.

A pesar de esa importante subida del 30% en el precio medio y el mantenimiento de los niveles de una potencial volatilidad en los mercados, la compañía ha decidido mantener intacta la valoración de este plan en los 41 millones de euros. Desde la compañía no precisan el porqué de esta decisión.

Este plan llegará en 2020. Pero en 2018, la cúpula de Másmóvil consiguió una remuneración récord. Y lo consiguió gracias a la ejecución del plan de stock options que arrancó hace varios años y con el que la alta dirección disparó sus emolumentos hasta casi 25 millones de euros. Son diez veces más que los 2,5 millones cobrados un año antes.

En Másmóvil había a cierre de ejercicio 773 empleados, 224 más que un año antes. Parte de ese incremento procede de las dos adquisiciones que ha llevado a cabo: Bymovil y la OMV Lebara. Entre ambos, el grupo se ha gastado 130 millones de euros, según queda reflejado en la memoria anual. Esta cifra representa una facturación por empleado de casi 2 millones, muy por encima de la media del sector.

Un año de 'pesca' en río revuelto

Todos estos movimientos se produjeron en un año en el que el negocio de Másmóvil volvió a crecer con fuerza en plena batalla entre las tres grandes operadoras. La compañía sumó casi 1,4 millones de líneas nuevas entre móvil de contrato y banda ancha (870.000 más de prepago) y elevó un 14% sus ingresos hasta los 1.451 millones de euros.

Pese a los buenos resultados, la compañía descarta, al menos hasta dentro de un año, repartir dividendo entre sus accionistas. "En 2020 ya veremos; habrá una bajada de inversiones importante y habría posibilidades pero no nos comprometemos a eso porque hay oportunidades de crecer e invertir", apuntó Spenger.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING