Seis meses después de la bicefalia

Murtra remata la comisión de estrategia para atar en corto a los dos CEO de Indra

El órgano, formalizado ahora en el nuevo reglamento del consejo, tendrá potestad para analizar las propuestas de los dos consejeros delegados en materias de negocio, financieras y de otro tipo.

De izquierda a derecha: Cristina Ruiz, consejera delegada de Minsait, Mar Murtra, presidente no ejecutivo del grupo, e Ignacio Mataix, consejero delegado de la rama de Transporte y Defensa en la junta de accionistas del grupo, celebrada este miércoles.
INDRA
30/6/2021
Ruiz, Murtra y Mataix, en la junta general de accionistas.
INDRA

Un órgano para vigilar de cerca todas las grandes medidas de la compañía antes de que lleguen al máximo órgano de decisión. Indra acaba de formalizar ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el reglamento del consejo con la creación de la comisión de estrategia que servirá para supervisar a los dos consejeros delegados, Ignacio Mataix y Cristina Ruiz. Ambos deberán presentar todas las propuestas en materia de estrategia vinculada al negocio o las finanzas. De esta manera, el presidente no ejecutivo, Marc Murtra, que será quien la presida, tendrá mayor protagonismo. Esto se produce apenas seis meses después de que tuviera lugar la sacudida en la cúpula de la empresa con público, que acarreaó la bicefalia ejecutiva actual.

Sobre el papel, Mataix y Ruiz rinden cuentas ante el consejo de administración. Son dos consejeros solidarios con poderes ejecutivos, al frente de las dos grandes áreas de la firma, Defensa y Tecnologías de la Información. Esa fue la estructura que salió después de la pugna vivida en el mes de mayo tras la salida precipitada de Fernando Abril Martorell de la presidencia ejecutiva ante "la pérdida de confianza" alegada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi). Esa estructura dejaba el papel de Murtra como meramente institucional, sin apenas poder, en un consejo con mayoría de sillones ocupados por independientes, nombrados en la etapa de su antecesor.

En este contexto es en el que se acaba de formalizar la creación de la Comisión de Estrategia. Lo ha hecho en una modificación del reglamento del consejo que fue publicada ante la CNMV y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El órgano de nueva creación estará presidido por el propio Murtra y cuenta con una mayoría de independientes. En sus atribuciones hay una suerte de supervisión de la gestión diaria. "Analizar las propuestas que los consejeros ejecutivos formulen al Consejo en materia de estrategia, de negocio, financiera o de otro tipo", reza la primera de las funciones. A esta, que es la que resulta clave, hay que sumar otras como el seguimiento del plan estratégico o profundizar en las tendencias del mercado internacional, local y de la industria en la que opera el grupo español.

Esta es la primera comisión que preside Murtra desde su nombramiento. El resto de las comisiones que ya estaban constituidas son lideradas por consejeros independientes -el presidente no ejecutivo del grupo tiene la calidad de 'Otro Externo', aunque fue la apuesta de la Sepi, que tiene el 18% de las acciones-. Este nuevo organismo es un paso más que se da para controlar a los dos consejeros delegados en una estructura muy inusual en compañías cotizadas españolas y que generó algunas dudas internas. Tiene una naturaleza "consultiva y asesora" pero lógicamente supone un filtro más para entrar de lleno en la estrategia de la compañía.

Otros movimientos

Ya en la junta general de accionistas que se celebró a finales del pasado mes de junio, Murtra se limitó a asegurar en su discurso que buscaba "potenciar las fortalezas de Indra" y apoyar a los responsables ejecutivos "desde el liderazgo del consejo y a través de las funciones que me han sido encomendadas". Sin embargo, la aspiración de la Sepi y del propio directivo ha sido ganar mucho más protagonismo en las tareas ejecutivas. Y para ello se han ido llevando a cabo algunas medidas que tenían ese objetivo.

Ya en el pasado mes de julio movió otra ficha: se le dio luz verde a la salida fulminante del abogado José Antonio Escalona de Molina, hasta entonces secretario no consejero de la compañía tecnológica y persona clave en lo que se conoció como 'rebelión de los independientes', que obligó a frenar el nombramiento del propio Murtra como presidente ejecutivo y buscar esa solución a medio camino de la bicefalia.

Un paso más

Esta nueva comisión de estrategia es un paso más en esa 'hoja de ruta' de Murtra dentro de la compañía semipública en un momento especialmente relevante en sus dos divisiones. Por un lado, en el área de Defensa debe exprimir los programas europeos de inversión, con el contrato para las antenas de las Fragatas F-110 tambaleándose. Por otro, en Minsait, donde va a tener un papel muy destacado la participación en los fondos europeos. La consejera delegada, Cristina Ruiz, ya advirtió hacia varias semanas ante los analistas en la presentación de los resultados del tercer trimestre que se estaba ultimando un acuerdo importante en este sentido.

Todos estos movimientos se producen en un momento en el que las cuentas han mejorado de manera notable respecto al año marcado por la Covid-19. Esta mejora, que implicó disparar los beneficios un 77% en los primeros nueve meses, ha llevado a que se retome la retribución al accionista a mediados del próximo año, con un desembolso de unos 26 millones de euros (0,15 euros por acción y en efectivo). Desde los sindicatos advertían en este último año que las medidas que se estaban ejecutando de ahorro de costes iban destinadas a hacer mucho más atractiva la foto económica de la compañía en la recta final del año.

Mostrar comentarios