Martes, 19.11.2019 - 08:32 h
Los remunera a un 0,24% de media

La paradoja de Sabadell: el que más paga por los depósitos ahora quiere cobrarlos 

El banco que preside Josep Oliu es el banco cotizado que mejor tipo ofrece por el pasivo, aunque ha defendido cobrar por los depósitos.

Sabadell
La paradoja de Sabadell: pide cobrar por el ahorro, pero es el que más lo remunera. / EP

Banco Sabadell es la entidad financiera española que más remunera los depósitos de sus clientes en la actualidad, una situación que resulta algo paradójica teniendo en cuenta que su CEO, Jaime Guardiola, es hasta la fecha el dirigente bancario que más ha defendido que se empiece a cobrar por custodiar el dinero de los particulares. En concreto, el coste de los depósitos del grupo catalán asciende al 0,24% al cierre de septiembre, dato que es, con diferencia, el más elevado entre los bancos cotizados.

Este indicador se ha ido aumentando progresivamente durante los últimos meses, pues a comienzos de 2018 el coste de los depósitos de la entidad (exTSB) se situaba en el 0,09%. Trimestre a trimestre se fue elevando hasta llegar al 0,24% a finales de junio de 2019, nivel donde se mantiene en la actualidad. Este porcentaje supone que Sabadell paga unos 275 millones al año por tomar el dinero de sus clientes y fuentes del banco explican que se debe a la apuesta por captar clientes en México y por una serie de depósitos en divisas. Sin estos factores, el coste de los depósitos de la red en España se situaría en el 0,07%.

Sea como fuere, el gasto es significativamente superior al de la mayoría de sus rivales. De entre los bancos del Ibex 35, al segundo que al que más le cuesta el pasivo en España es a Banco Santander, con un coste de los depósitos del 0,13% que se va a reducir significativamente cuando el banco cántabro deje de remunerar la Cuenta 1|2|3, lo que sucederá en enero. En Bankia, este indicador se sitúa en el 0,09%, por el 0,05% de BBVA y Bankinter y el 0,03% de CaixaBank. En el Mercado Continuo, a Unicaja el pasivo le cuesta un 0,19% y a Liberbank un 0,05%. 

En cualquier caso, el hecho de que Sabadell sea el banco que más paga por sus depósitos significa también que es el que más recorrido tiene para encontrar ahorros de costes por esta vía. Por ejemplo, si alcanzase el 0,03% de CaixaBank, el gasto se reduciría en unos 240 millones de euros anuales, lo que permitiría al banco catalán -que desde el 1-O tiene sede en Alicante- elevar de manera considerable su margen de intereses. Entre  enero y septiembre la primera línea de la cuenta de resultados se situó en 1.985 millones de euros (-0,5%).

En la actualidad Jaime Guardiola es el directivo bancario que más claro ha hablado sobre la posibilidad de empezar a cobrar por el ahorro de clientes particulares. El consejero delegado de la entidad abrió la puerta a esta posibilidad hace unos meses, cuando aseguró que era una práctica que ya se había puesto en marcha en otros países, como Suiza. Hace unos días, no obstante, aseguró que cobrar por los depósitos es algo que parecía "inevitable" en el actual escenario de tipos de interés que impone el Banco Central Europeo (BCE).

¿Perderán a sus clientes cuando cobren por los depósitos?

Todo apunta a que el Euribor se va a mantener en los niveles actuales, por debajo del 0%, durante mucho tiempo y en el punto de mira de la banca ya están los importes por encima de los 100.000 euros, que ya se gravan en otras geografías europeas. El principal problema de las entidades es que la primera que se decida a dar el paso y empezar a cobrar a los clientes minoristas por sus depósitos se arriesga a perderlos. Por el contrario, si las entidades se ponen de acuerdo para fijar una fecha levantarían las sospechas de competencia, ya que la legislación impide al sector pactar el precio de sus productos.

Hasta la fecha, todas las entidades esconden sus cartas, pues el secreto del juego competitivo es "no decir lo que vas a hacer", como recordó el CEO de Sabadell. No obstante, parece claro que serán los clientes de banca privada, aquellos que atesoran grandes patrimonios, los que empezarán a pagar al banco por guardar su dinero. Si los tipos bajos persisten cuando llegue este momento y los márgenes siguen presionados a la baja, será entonces el turno de traspasar el tipo de facilidad de depósito a los pequeños ahorradores.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING