Martes, 26.05.2020 - 16:08 h
Nuevo golpe a las empresas de reparto

Los 'riders' de Glovo aparcan la bicicleta y denunciarán que son falsos autónomos

Presentarán su situación ante la Inspección de Trabajo de Barcelona después de que la institución exigiera a Deliveroo 1,3 millones por esta cuestión.

Repartidor de Glovo
Los 'riders' de Glovo aparcan la bicicleta y denunciarán que son falsos autónomos. / EFE

Los 'riders' de Glovo se rebelan. La Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) y un colectivo de repartidores de Glovo denunciarán su condición de falsos autónomos ante Inspección de Trabajo este jueves. Esta denuncia se produce semanas después de que Inspección de Trabajo considerase que los repartidores de Deliveroo tienen una relación laboral y no mercantil con la multinacional y por ello le reclama un total de 1,3 millones de euros en cuotas atrasadas a la Seguridad Social.

Así lo ha explicado en un comunicado el Colectivo Ronda, que asesora a los repartidores -también a los de Deliveroo-. "La pretensión de los repartidores de Glovo es que Inspección de Trabajo aprecie el carácter laboral y no mercantil que mantienen con la empresa, puesto que es la multinacional quien impone de forma absoluta las condiciones de prestación del servicio y determina aspectos sustanciales de su vinculación, como la configuración de sus horarios y los periodos de descanso", ha expuesto el grupo de abogados.

Ha agregado que a los repartidores de Glovo se les niega cualquier posibilidad de intervenir de forma efectiva en el servicio que prestan, como ha defendido que se produciría si fueran trabajadores autónomos, y que la empresa lo hace para "esquivar su obligaciones como ocupadora real y defraudar los pagos a la Seguridad Social en concepto de cotizaciones". Antes de presentar la denuncia, la IAC y el colectivo de repartidores de Glovo han convocado una concentración a las 10.30 horas frente a la prefectura de Inspección de Trabajo de Barcelona.

La relación "se ajusta a la legalidad", según la empresa

Por su parte, la compañía ha insistido en un comunicado, que la relación que mantiene con sus repartidores "se ajusta a la legalidad". Además, ha añadido que "ese convencimiento parte de un hecho que hasta hace muy poco no se había puesto en entredicho, el cual es la voluntad de las partes reflejada en un contrato cuya característica más importante es la total flexibilidad que, en uso de una plena autonomía de organización, decide, cuándo y cómo va a prestar sus servicios y si, una vez iniciado el servicio, le convine o no seguir realizándolo", ha explicado la empresa.

Ha resaltado que espera que con la denuncia de estos repartidores este jueves suceda lo mismo que con la previa Inspección de Trabajo en Barcelona, que ha señalado que "validó inicialmente nuestro modelo de negocio en las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING