Jueves, 17.10.2019 - 05:16 h
Al sumar sueldos y bonus

Los directivos de Thomas Cook cobraron más de 23 millones en solo cinco años

La compañía ahora quebrada pagó a sus altos cargos cantidades millonarias pese a las dificultades económicas que debía afrontar. 

Sueldos Thomas Cook
 

Thomas Cook, uno de los grandes touroperadores europeos, quebraba este lunes tras no poder hacer frente a una deuda de más de mil millones de libras que había acumulado en los últimos tiempos dejando en tierra a más de 600.000 turistas. Pese a ello, la delicada situación económica no impidieron que los directivos se embolsaran grandes cantidades en concepto de sueldos y bonus en los últimos cinco años. Desde 2014, una docena de altos cargos han visto como los fondos de sus cuentas crecían en más de 23 millones de euros. 

En concreto, en el último ejercicio, y según cifras oficiales de las cuentas del touroperador, la compañía pagaba a doce directivos más de 2,8 millones de euros. El más beneficiado fue el CEO de la compañía, Peter Fankhauser, que cobró 1,02 millones de libras -al cambio en euros, 1,15 millones- al sumar varias partidas: salarios, beneficios sociales y pensión. Pero esta cifra se queda corta si se compara con la cosechada un año antes, cuando este mismo ejecutivo alcanzaba las 1,8 millones de libras. 

La diferencia entre lo cobrado en 2018 y en 2017 por parte del primer ejecutivo de la compañía reside en la inexistencia del cobro de bonus en este último ejercicio. En 2017, Fankhauser se embolsaba más de 800.000 euros como retribución variable y esta cantidad se quedaba a 0 en 2018. Pese a ello y la delicada situación de la compañía, el CEO aumentaba su sueldo en un 2% en 2018 hasta las 732.100 libras. 

Las cifras año a año

Tomando como referencia estos últimos cinco años, se obtiene una cifra total de más de 20 millones de libras, unos 23 millones de euros si se hace el cambio de divisa con la cotización de este lunes. Hay que tener en cuenta la situación actual en que se encuentra la libra respecto al euro, en uno de los puntos más bajos de su historia, por lo que si se hiciera el cambio en el momento de cada cobro, las cantidades percibidas en euros serían aún superiores. 

Así, y según la misma fuente, en 2017 los directivos cobraron algo más de 4 millones de libras, destacando de nuevo el CEO, el que era el CFO, Michael Healy, y uno de los directores no ejecutivos, Frank Meysman. Un año antes, en el ejercicio de 2016, la cifra total se quedaba en los 2,8 millones de libras volviendo a destacar las cantidades de estos mismos directivos. 

El año que más cobraron fue en 2015. Entonces, y pese a las lagunas económicas que ya sobrevolaban la compañía desde 2011, un conjunto de hasta nueve directivos vieron como sus cuentas corrientes aumentaban en más de 8,6 millones de libras. Una vez más Fankhausen y Healy eran los más beneficiados, con 4,2 y 3,6 millones respectivamente. Estas cifras fueron conseguidas gracias al PSP, un plan con el que contaba la firma ligado al desempeño de la acción en bolsa y que cobraron por última vez ese año, con el que ambos directivos consiguieron más de cinco millones de libras. 

Ahora, el touroperador más antiguo del mundo, ha echado el cierre pese a un contar con un imperio de más de 10.000 millones de euros de facturación y 22 millones de clientes. La compañía no ha soportado la presión de la deuda y ha dejado en tierra a más de 600.000 turistas. Ahora será el Gobierno británico el que deba hacer frente a una gran repatriación -la más importante desde la II Guerra Mundial- al tratarse de una firma de esta nacionalidad, para la que, según diversas fuentes, ya existe un plan de contingencia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios