Jueves, 27.02.2020 - 16:31 h
El resto de ministros renunciará al acta 

Sánchez, Calvo, Montero y Ábalos, únicos que conservan el escaño en el Congreso

De los 22 ministros del Gobierno de coalición, 16 son diputados, doce socialistas y cuatro de Unidas Podemos. 

Congreso de los Diputados
Sánchez, Calvo, Montero y Ábalos, únicos que conservarán el escaño en el Congreso. / EF

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la vicepresidenta primera, Carmen Calvo; y los ministros de Hacienda y Transportes, María Jesús Montero y José Luis Ábalos, conservarán su escaño como diputados, pero el resto de ministros de la cuota PSOE renunciarán al acta para dedicarse en exclusiva a sus respectivos Ministerios, han anunciado fuentes socialistas.

Los ministros que fueron en las listas del PSOE las pasadas elecciones del 10 de noviembre y que renunciarán "pronto" al escaño, según precisan fuentes del Ejecutivo son la vicepresidenta de Transición Energética, Teresa Ribera, así como los ministros de Justicia, Juan Carlos Campo; Defensa, Margarita Robles; Interior, Fernando Grande-Marlaska; Educación, Isabel Celaá; Agricultura, Luis Planas; Industria, Reyes Maroto y Ciencia, Pedro Duque.

Serán sustituidos por otros parlamentarios con dedicación exclusiva que puedan garantizar su asistencia en cada votación. Lo mismo ocurrirá con los secretarios de Estado que son diputados, han confirmado a Europa Press fuentes del Gobierno.

De los 22 ministros del Gobierno de coalición, 16 son diputados, doce socialistas y cuatro de Unidas Podemos. El pasado 16 de enero, el grupo parlamentario socialista aseguraba que Sánchez y todos los ministros que son diputados socialistas mantenían, de momento, sus actas.

Ya entonces, Unidas Podemos avanzó que también los secretarios de Estado continuarían con su escaño ya que los de Iglesias no quieren arriesgarse a sacar del Congreso a sus primeras espadas hasta ver cómo funciona la coalición con los socialistas.

En junio de 2018, los ministros de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet; Fomento, José Luis Ábalos, y Defensa, Margarita Robles, los únicos ministros que entonces eran diputados, renunciaron a sus actas para poder dedicarse "en exclusiva" a las tareas de gobierno. Esa fue la primera vez en España que un Ejecutivo no tenía ningún ministro diputado en el Congreso y, por tanto, no podía votar en los plenos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING