Jueves, 27.02.2020 - 15:21 h
El ICO facilitaría la financiación

Iglesias maniobra para lanzar su 'banco público' con las ayudas a la exportación

La Vicepresidencia segunda estudia que el Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM) se desgaje de Comercio. Mueve 400 millones al año.

Iglesias maniobra para crear su 'banco público' con las ayudas a la exportación
Iglesias maniobra para crear su 'banco público' con las ayudas a la exportación / EFE

Pablo Iglesias quiere que el Gobierno de coalición impulse un banco público y ya se está moviendo desde su Vicepresidencia segunda para conseguir poner en marcha un fondo de financiación estatal que pueda abrir el grifo del crédito a las empresas. El equipo de Unidas Podemos estudia cuál es la mejor fórmula para implementar este mecanismo y, de hecho, ya tienen sobre la mesa un instrumento que podría ejercer una función financiera que los morados siempre han prometido en sus programas electorales. Se trata del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM)

Pedro Sánchez sigue conversando con Iglesias sobre qué se puede negociar y cuáles son las líneas rojas del PSOE en materia bancaria y de financiación. Bankia no se toca y, por tanto, no será una entidad pública. Tampoco el Instituto de Crédito Oficial (ICO) se reconvertirá en una firma que compita de tú a tú con los Santander, CaixaBank o BBVA. Pero hay otras opciones disponibles y eso es lo que Unidas Podemos está explorando. La fórmula del FIEM gusta en el partido morado y, de hecho, ya ha sido plasmada en documentos de trabajo.

El FIEM está gestionado en este momento por la Secretaría de Estado de Comercio y mueve hasta 400 millones de euros al año, una dotación consignada en los Presupuestos Generales del Estado. Se utiliza para que empresas con menos posibilidades para acceder a líneas de crédito puedan hacerlo bajo el paraguas institucional. La propuesta que maneja Unidas Podemos, explican fuentes conocedoras de este plan, es que el fondo se desgaje del Ministerio de Industria que dirige Reyes Maroto y se incruste en la órbita orgánica de la Vicepresidencia social. ¿La justificación? Apoyaría la inversión de empresas españolas centradas en el comercio justo fuera de nuestras fronteras.

El Fondo en el que se ha fijado Unidas Podemos está administrado financieramente por el ICO y cuenta con tres modalidades a las que pueden acceder las empresas españolas que deseen salir fuera de nuestras fronteras: financiación concesional, comercial o inversión. No se contabiliza, por tanto, como ayuda al desarrollo (para eso está el FONPRODE -Fondo para la Promoción del Desarrollo- dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores). Todos los créditos del FIEM se ofrecen en condiciones muy favorables para las empresas. Y un detalle más: fue impulsado en 2010 por el actual presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, que entonces era director general de Comercio e Inversiones.

Para impulsar el FIEM harían falta, eso sí, varios cambios legislativos en esta herramienta de promoción empresarial en el extranjero. Por ejemplo habría que modificar la Ley 11/2010, de 28 de junio, de reforma del sistema de apoyo financiero a la internacionalización de la empresas española, para adaptarlo a nuevas funciones. También habría que aprobar un reglamento para que algunos de estos créditos puedan ser validados por la propia Vicepresidencia social sin pasar por consejo de ministros.

El dato

Iglesias defendió ayer un banco público, que no será Bankia

Pablo Iglesias habló ayer de la creación de un banco público y dijo que se encuentra en sintonía con el presidente Sánchez en impulsar esta entidad. Lo dijo en La Sexta y añadió que "pensamos que quizá el ICO se tenga que convertir en la banca pública que necesita España". Descarto, eso sí, que Bankia ejerciera esa función.

El actual ICO depende de la Vicepresidencia tercera de Asuntos Económicos. Es decir, de Nadia Calviño, que en todo momento se ha negado a impulsar una entidad que compita de tú a tú en el mercado con las entidades privadas. El plan de Unidad Podemos de impulsar el FIEM salvaría, por tanto, el veto de la responsable de la política económica dentro del consejo de ministros como responsable de la Comisión Delegada del Gobierno de coalición.

PSOE y UP prometieron una entidad pública de financiación

El plan de lanzar un banco público en nuestro país es una propuesta trabajada por Podemos desde hace tiempo. El partido de Iglesias llegó a proponer en su último programa un nombre concreto: BITTE (Banco de Inversión para la Transición Tecnológica y Económica). Sería una entidad dependiente del Reino de España que competiría en igualdad de condiciones con Santander, CaixaBank, BBVA y el resto de entidades del mercado. 

En su proyecto para las elecciones del 10-N los morados planteaban la siguiente propuesta: "Partiremos de instituciones ya existentes (ICO, CDTI, ENISA), que aportarán una amplia infraestructura y un importante conocimiento de la gestión de los riesgos financieros, y colaboraremos con las comunidades autónomas. Particularmente, el CDTI mantendrá su perímetro institucional dentro del BITTE para garantizar su rol clave en el desarrollo de la estrategia de I+D+i e innovación empresarial. Dado que uno de los obstáculos para la transición económica es la persistencia de la corrupción en España, se impedirá que las empresas condenadas por delitos de corrupción participen en estos programas y, en su caso, deberán devolver las subvenciones recibidas".

El PSOE, por su parte, prometía lo mismo (punto 4.2): "Crearemos una entidad pública de financiación de la innovación, el emprendimiento, la transformación digital y la transición ecológica, que integre los programas y entidades públicas de crédito existentes". En conclusión, socialistas y morados están de acuerdo en lanzar una entidad de crédito para asumir inversiones particulares centradas en la transformación de la economía que tienen pensado acometer durante esta legislatura. Lo que están negociando ahora es cómo poner todo ello en práctica salvando las reticencias de los actores que operan en el mercado financiero.

¿Y los créditos del ICO a los partidos políticos?

Lo que sí parece que tienen avanzado PSOE y Podemos es que el ICO deje de ser el financiador de campañas electorales. En la última campaña electoral el partido de Pedro Sánchez y el PP recurrieron a préstamos del organismo que ahora se quiere transformar para pagar una parte de los gastos que suponían sus mítines. Los de Pablo Iglesias, que no han pedido ni un euro ni a bancos ni al ICO desde su fundación, presionan para acabar con esta línea de financiación en próximas citas con las urnas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING