Viernes, 29.05.2020 - 17:22 h
Avisaba a los agentes de que extremaran las precauciones

Este es el informe de la Policía del 24 de enero que ya advertía del peligro del virus

El documento, elaborado por el servicio de prevención de riesgos laborales, ya proponía "medidas preventivas" por el "nuevo coronavirus".

Este es el informe de la Policía del 24 de enero que ya advertía del peligro del virus
Este es el informe de la Policía del 24 de enero que ya advertía del peligro del virus. / LI

24 de enero. El jefe del servicio de prevención de riesgos laborales de la Policía Nacional, José Antonio Nieto González, elevó ese día un informe interno pidiendo a los agentes del cuerpo que extremaran las medidas de protección ante el hallazgo de una nueva enfermedad llamada "nuevo coronavirus". La Información ha tenido acceso a ese documento completo, que es al que se ha referido el Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía, José Ángel González, en una comparecencia en Moncloa de este fin de semana, y que ha provocado una sonora polémica en las últimas horas.

El informe indica que la Policía Nacional ya conocía de la peligrosidad del coronavirus desde hace más de dos meses. De hecho, el responsable de riesgos laborales recomendaba a los agentes del cuerpo que utilizaran guantes y mascarillas ante una enfermedad que "puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte", advertía en el texto fechado en un momento en el que las autoridades sanitarias aún no habían dado ninguna indicación a la ciudadanía. 

"Informe sobre la adopción de medidas preventivas ante la exposición al coronavirus" es el título del citado informe de cuatro páginas elaborado por el servicio de prevención de riesgos laborales de la Policía. El objetivo: "Proponer las medidas preventivas para evitar la exposición al coronavirus a los funcionarios policiales, especialmente en los puestos fronterizos de los aeropuertos"

El documento interno arrancaba así: "El nuevo virus de China (2019-nCoV), que se detectó por primera vez en diciembre de 2019 en un mercado de Wuhan, es un tipo de microorganismo diferente de cualquier otro coronavirus humano descubierto hasta ahora". A modo de introducción explicaba que "los coronavirus son una gran familia de virus respiratorios que pueden causar enfermedades que van desde el resfriado común hasta el síndrome respiratorio de Medio Oriente y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV)".

La Policía ya situaba ese 24 de enero el inició del brote "en un mercado de carnes y pescado en el centro de China y se está propagando por el país. Ya ha llegado hasta Pekín. Incluso ha salido fuera de las fronteras y ya se han detectado casos en Tailandia, Japón,Corea del Sur, Taiwán, Australia y Estados Unidos. Se ha confirmado que se transmite entre humanos". El primer caso en España se detectó una semana más tarde, el 31 de enero. El Centro Nacional de Microbiología, dependiente del Instituto de Salud Carlos III, confirmaba el positivo del primer paciente en La Gomera.

¿Qué síntomas provoca la infección por coronavirus? A finales de enero la Policía advertía que "en muchos casos similares a los de un resfriado: secreción o goteo nasal, tos seca, dolor de garganta, fiebre, dificultad respiratoria (disnea)". Posteriormente alguno de estos síntomas se reveló como falso. En el mismo informe, el jefe policial avisaba que "lo más probable es que una fuente animal sea la fuente primaria de este brote de nuevo coronavirus" y recomendaba "que se evite o se tomen medidas de protección para el contacto con animales y se cocinen convenientemente todos los alimentos de origen animal". Incluso se recogía en el documento que un día antes "la Comisión Nacional de Salud de China confirmó la transmisión entre humanos del nuevo coronavirus".

"La transmisión entre humanos se realiza por dos vías: respiratoria, por gotitas respiratorias que las personas producen cuando tosen, estornudan o al hablar; y por contacto directo con superficies, animales contaminados o secreciones infectadas de enfermos". "El período de incubación de este virus no se conoce con precisión", añadía, aunque precisaba que "en los primeros casos, el período de incubación promedio parecía ser de 5 días, pero hay casos que ocurrieron hasta 14 días después de la exposición".

Medidas preventivas para los policías

El informe policial reflejaba que para prevenir la propagación de infecciones la OMS recomendaba "lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz, con pañuelos desechables, al toser y estornudar, el uso de mascarillas y evitar el contacto cercano con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos".

También reflejaba que "para detectar posibles enfermos, varios aeropuertos de Australia, Estados Unidos y varios países asiáticos como Tailandia han comenzado a realizar controles médicos (por lo general, una rápida medición de la temperatura corporal en búsqueda de posible fiebre) a los pasajeros procedentes de China". Nadie se imaginaba lo que pasó unas semanas más tarde.

Ante esta situación descrita el informe policial proponía "la adopción de las siguientes medidas preventivas a los funcionarios policiales, especialmente de los puestos fronterizos ante la llegada de vuelos procedente de la zona safectadas: utilización de guantes de nitrilo de un solo uso en cacheos o inspección de equipajes y documentación; y utilización de mascarillas FFPP 2 en el control de la documentación a todos los pasajeros procedentes de cualquier ciudad de China u otras zonas afectadas, independientemente de su nacionalidad".

La Dirección General de la Policía cesó al jefe del servicio de prevención de riesgos laborales, José Antonio Nieto, unos días después de que firmara este informe.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING