Miércoles, 20.02.2019 - 03:08 h
Lotería de Navidad

La gasolinera de Tenerife no falla: vende parte del Gordo de la Lotería de Navidad

En la autopista del sur kilómetro 54 es el sexto año consecutivo que reparte millones. Repasamos otros 'magos' del día: una peluquería, una peña...

Ceremonia de bolas antes del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad
Ceremonia de bolas antes del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad / Eduardo Parra - Europa Press

Si Doña Manolita puede presumir de ser la administración que más premios reparte hay otra que desde hace cuatro años no para de repartir suerte sin faltar a la cita con los millones. Se trata de la ya famosa gasolinera de Granadilla en la autopista del sur kilómetro 54 de Santa Curz de Tenerife, que ha repartido 0,6 series del cuarto premio de la Lotería de Navidad con el número 67774. Pero no ha sido el único. De un quinto premio ha repartido 54.000 euros. Y por sexto año consecutivo sus dueños pueden presumir de haber repartido El Gordo.

Gasolineras, como la de Granadilla de Abona,  la parroquia del Salvador (Murcia), cafeterías como "La Boutique del Café" -que ha echado el cierre estas navidades- o la pelu de Paky en Mislata (Valencia) han sido algunos de los 'magos' de la lotería. El Gordo ha cogido altura, en Trevélez (Granada), "el pueblo más alto de España", un lugar turístico de la Alpujarra de Granada con 700 vecinos donde se han repartido 1,6 millones.

Las asociaciones y colegios también esparcen generosamente los millones cada año. Como la formada por 14 adolescentes, Las Hijas de María de Foios, en Valencia, que el próximo año ejercerán de "festeras" en la Purísima y que han repartido 4 millones de un quinto.

Los jubilados de una asociación de Tarragona, La Gent Gran de Ascó, han llevado la suerte de otro quinto desde Valencia hasta esa localidad catalana. En la misma administración valenciana (de Mislata) fue donde la propietaria de la peluquería de Paky Vergara adquirió los boletos premiados con un quinto que repartió entre sus clientas.

En Jumilla (Murcia) ha llegado de la mano de la parroquia del Salvador. El cura Valeriano, que lleva cuatro años oficiando en ese barrio, ha llevado también la suerte a su pueblo, Aledo. Otro pellizco de millones lo ha repartido la cafetería parís de ese municipio murciano.

Por fin el Gordo se ha presentado en Zamora, de forma contundente, y más tímidamente a Ávila, a Tarragona y a Huelva capital, donde nunca había tocado. Y se han vendido décimos hasta en China, desde la gasolinera tinerfeña.

En cambio, ha perdido fuelle la Bruixa d'Or, que ha trasladado su sede fiscal a Madrid como consecuencia del "procés" y cuyo volumen de ventas es tal que ha desplomado un 12% las ventas en la provincia de LLeida.

Una pareja de 55 y 44 años que compró hace siete meses una administración de lotería en Pamplona que nunca había dado ningún premio importante ha vendido el Gordo en la capital navarra.

Lo ha celebrado y bien la propietaria de La Boutique del Café, Belén Sánchez, situada en el extrarradio de Alicante, que desde Almansa ha llevado la suerte del segundo premio a sus clientes y después ha echado el cierre hasta el próximo año.

Un lotero de Granada ha estrenado paternidad repartiendo cuatro millones del Gordo con su administración "El gato negro".

Como ocurre con frecuencia, los millones de la lotería compensan algunas de las desgracias por desastres naturales, como en la localidad mallorquina de Sant Llorenç, afectada por las graves inundaciones de octubre, donde se han venido seis décimos del tercer premio, el más remolón del sorteo, que ha salido a las 13:21 horas.

Los exalumnos del colegio San Viator de Huesca han regado de millones la localidad oscense y los empleados de una fábrica de muelles y resortes de Paiporta (Valencia) volverán al trabajo con 1,4 millones en el bolsillo del segundo premio.

Los 160 millones que han caído del segundo premio en Almansa multiplican por ocho su presupuesto municipal.

La lluvia de millones que cada año se reparten con el Sorteo Extraordinario de Navidad, se complementa con la de los millones de abrazos y afectos que se dan este día. Como el que le ha dado tras cantar el Gordo Aya a su compañera Carla, para que pudiera repetir entre sollozos el 03.347.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios