Martes, 22.01.2019 - 10:20 h
Declaración en la Audiencia Nacional

Marjaliza dice que Granados recurrió a Villarejo para ocultar una cuenta en Suiza

También explica ante el juez que le vendió una casa en Valdemoro a Sergio Ríos cuando éste era chófer de Granados, antes de serlo de Bárcenas.

David Marjaliza
David Marjaliza estaba citado este lunes en el marco de la causa Púnica / EFE

El cerebro de la trama Púnica, David Marjaliza, ha explicado ante el juez este lunes que Francisco Granados recurrió al comisario jubilado José Manuel Villarejo para intentar ocultar una cuenta opaca en Suiza. De hecho, ha reconocido que el propio Granados se lo presentó y que mantuvieron más de una reunión a tres bandas en el año 2013, coincidiendo en el tiempo con la operación 'Kitchen' de espionaje desde Interior al extesorero del PP Luis Bárcenas.

"Utilizó a Villarejo para intentar paralizar la Fiscalía de Suiza. A mi me lo presentó y estuvimos en varias reuniones con él; luego nos introdujo a un abogado", ha dicho, en referencia a Ernesto Díaz-Bastién. Precisamente éste último ha sido el letrado defensor del comisario jubilado en la operación 'Tándem' que se investiga en la Audiencia Nacional. 

El constructor confeso también ha explicado a las puerta de la Audiencia Nacional, hasta donde ha acudido para declarar en el marco de la causa Púnica, que  vendió una vivienda en Valdemoro (ciudad epicentro de la trama) con un descuento de 3.000 euros a Sergio Ríos Esgueva cuando éste era chófer de Francisco Granados. Se da la circunstancia que después de ejercer como conductor del expolítico popular, comenzó a trabajar para Bárcenas. De hecho, fue este mismo el que, por encargo de Interior, le sustrajo agendas y anotaciones con información relevante del Partido Popular.

Al respecto, ha dicho que su conductor era amigo de Ríos Esgueva y que, como querían interceptar una determinada documentación, le pidieron que hiciera de intermediario para poder acceder a Ríos Esgueva. Dicho material estaría relacionado con el que llevaba Rosalía Iglesias a su marido Luis Bárcenas mientras éste estuvo en prisión provisional en Soto del Real por su implicación en el caso Gürtel. 

El constructor, que colabora con la Justicia desde junio de 2015, ha quitado hierro al hecho de que todavía no hubiera hecho referencia alguna a Villarejo en estos más de cuatro años de instrucción de la causa. "Habrá muchas más cosas que cuando me las pregunten las contaré pero si no me las han preguntado no digo nada", ha dicho al respecto. 

Marjaliza también ha sido interrogado por toda la documental que ha aportado recientemente a la causa, entre la que se encuentra facturas y recibos de pagos (algunos de sus sociedades con empresas de la trama y otros a nombre de Francisco Granados). Al respecto ha reiterado que todo lo entregado al juzgado hasta el momento es real y verídico y que seguirá colaborando con la Justicia. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios