Martes, 23.10.2018 - 10:24 h
Estudiar en el British Council cuesta 1.400 al mes

Asesinato a sangre fría en la puerta del colegio del hijo de Rajoy: tensión y SMS

El hijo pequeño de Rajoy, nietos de la familia Koplowitz, el menor de Alberto Cortina... Los padres llamaron preocupados al prestigioso centro.

Mensaje del British Council tras el tiroteo en la puerta del centro.
Mensaje del British Council tras el tiroteo en el centro. 

Pasaban unos minutos de las 9 de la mañana en la puerta del prestigioso colegio British Council de Pozuelo de Alarcón. Cientos de familias acababan de dejar a los niños en el centro cuando dos hombres aparecieron en una moto y descerrajaron doce tiros al conductor de un Volkswagen Golf gris que falleció en el acto. Se trataba de un ciudadano de 43 años de nacionalidad colombiana que vivía en la prestigiosa urbanización La Finca a apenas unos metros de Cristiano Ronaldo y que perteneció en su día a la banda de los Miami, por lo que la investigación apunta a un ajuste de cuentas. El tiroteo provocó alarma tanto en parte de los escolares como entre los padres y familiares del centro educativo.

El British Council es uno de los centros ubicados a las afueras de Madrid donde políticos, empresarios o artistas llevan a sus hijos. Cuesta unos 1.400 euros mensuales por alumno y fue el primer colegio británico en España que recibió la matrícula de honor en todas las áreas que otorga el Ministerio de Educación de Reino Unido. Allí están recibiendo una educación bilingüe y bicultural el hijo del empresario Alberto Cortina, los nietos de la familia Koplowitz, los nietos de la Duquesa de Alba, los hijos de Lydia Bosch... y también Juan, el hijo menor de Mariano Rajoy y Elvira Fernández. De hecho, a escasos treinta metros del lugar del tiroteo suele situarse una parte del servicio de escolta del presidente del Gobierno todos los días, según explican fuentes del colegio británico.

El trágico suceso provocó escenas de nerviosismo entre los familiares de un centro educativo acostumbrado a la tranquilidad. La mayoría de los padres se enteraron por la prensa digital o por la radio de lo sucedido: "Asesinado a tiros un hombre en Pozuelo de Alarcón", podían leer en sus teléfonos móviles. Inmediatamente decenas de ellos llamaron a la secretaría del British Council para conocer qué había pasado en la misma puerta del colegio y si sus hijos se encontraban bien. Se mostraban preocupados porque las noticias eran confusas y porque en la puerta del centro siempre hay un servicio policial durante casi doce horas al día. 

Dos mensajes para tranquilizar a los padres

La dirección del colegio tomó la decisión a media mañana de que había que informar a los familiares de lo que había ocurrido. Enviaron un mensaje de móvil a todos los padres o representantes con un texto para tranquilizarles y confirmar que no había ningún menor herido. La familia Rajoy Fernández también recibió este SMS:

"Como probablemente ya sepan, esta mañana se ha producido un incidente con una víctima mortal en las cercanías del colegio. En este momento lo más importante para todos nosotros es confirmarles que todos nuestros alumnos están bien y la actividad del centro continúa con normalidad. La policía está al frente de la situación y no existe ningún riesgo para los niños de nuestro colegio. En caso de que hubiese algún cambio en la situación les informaremos por email. Reciban un cordial saludo", se podía leer en el mensaje firmado por Norman Roddom, director adjunto del British Council.

Fue un día totalmente atípico para un centro que es considerado como uno de los mejores colegios de Madrid. Por eso la dirección del British Council realizó un esfuerzo especial por explicar a los familiares de los niños qué es lo que había pasado y cómo recomendaban actuar ante un suceso traumático como el vivido este lunes. Horas más tarde enviaron este segundo mensaje a todos ellos:

"Estimados padres. Como seguramente conocerán por la prensa y por otros medios de comunicación, esta mañana en las cercanías de nuestro colegio se ha producido un grave incidente en el que ha resultado muerto violentamente una persona. Ninguno de nuestros alumnos y profesores han sufrido daño alguno y nuestras actividades escolares se han realizado hoy con toda normalidad", se podía leer. El centro recomendaba colaborar con las Fuerzas de Seguridad de la siguiente forma: "Es importante resaltar que lo ocurrido ha sido un hecho ajeno al Colegio, por lo cual y atendiendo al ruego de las autoridades policiales y locales les agradeceríamos que no contribuyan en la difusión de mensajes o rumores que no ayudan en las investigaciones y solo pueden entorpecer dichas investigaciones".

Incluso el British Council recomendó a los padres cómo abordar con los menores la conversación sobre el tiroteo de la mañana. En el mismo mensaje de la dirección del centro se advertía: "Siguiendo las recomendaciones de nuestro equipo de Protección de la Infancia y, ante la solicitud de algunos de ustedes, les sugerimos unas pautas para poder abordar con sus hijos el incidente ocurrido esta mañana". En primer lugar se recordaba que "siempre recomendamos que, tras la jornada escolar, los padres ofrezcan un espacio abierto al diálogo a sus hijos, donde escuchar lo que ha ocurrido durante el día". Y proseguía: "Especialmente en un día como hoy en el que ha ocurrido algo fuera de lo habitual, debemos procurar ofrecer dicho espacio para que nuestros hijos puedan plantearnos dudas e inquietudes".

El colegio también llamaba la atención sobre que "es importante entender que según las características y edades de cada niño podemos encontrarnos con mayor o menor respuesta por parte de los mismos". Y añadía: "No debemos forzarles a hablar del tema si no quieren hacerlo, ya que quizás opten por hacerlo más adelante y siempre debemos mostrar respeto por el dolor de los afectados". Por último recomendaba que "es muy importante hacerles hincapié en que se trata de un incidente aislado y sobre todo que el Colegio sigue siendo y será un lugar seguro".

Servicios sanitarios y Policía en el lugar de los hechos

El British Council School pone a disposición de sus alumnos una Key Stage Manager, un Family Leader y también a la orientadora de cada ciclo para prestar "la ayuda que necesiten", concluye el mensaje de Norman Roddom, el número dos del colegio.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios