Domingo, 09.12.2018 - 23:25 h
Deja claro que hará caso omiso a la mesa

PDeCAT insiste en investir a Puigdemont y ERC pide realismo para poner fin al 155

Cree que "la función de los letrados del Parlament es necesaria y respetable, pero sus informes no son vinculantes".

Carles Puigdemont y Marta Rovira juntos en una manifestación independentista en Bruselas.
Puigdemont y Rovira juntos en Bruselas.

Cada uno en lo suyo. Desde PDeCAT siguen empeñados en la investidura de Puigdemont desde la distancia aunque sea saltándose la opinión de la Mesa del Parlament (ya han dicho que sus informes no son vinculantes), mientras que ERC pide realismo para evitar que siga imperando el 155. Los Comunes exigen no hablar de nombres de nombres pero antes de nada tachan dos: el de Puigdemont y el de Arrimadas. Y el PP no da crédito a que los independentistas vayan a apostar por Puigmodent al final. Sea como fuere, amenazan con aplicar de nuevo el 155 si el nuevo Govern se salta (otra vez) las líneas rojas.

El bucle declarativo no cesa. La presidenta en funciones del PDeCAT, Neus Munté, ha afirmado hoy que "es factible" la investidura a distancia de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat "porque hay una mayoría parlamentaria" que así lo quiere y porque "ahora estamos gobernados desde Madrid".

En una entrevista en la emisora RAC-1, Munté ha descartado que Puigdemont pueda dar "un paso al lado" para evitar nuevas elecciones y ha señalado que el retorno de Puigdemont desde Bruselas "ha sido un eje importante de la campaña, y está sobre la mesa, pero hay una falta de garantías personales para el presidente y los consellers que están en Bruselas". Munté ha recordado que "la función de los letrados del Parlament es necesaria y respetable, pero sus informes no son vinculantes. Hay margen para interpretar el reglamento".

No a nuevas elecciones

Munté, que ha reconocido que hace unos días que no habla con el expresidente catalán, ha asegurado que "Puigdemont no contempla unas nuevas elecciones" y ha afirmado que ella no tiene previsto "en absoluto" regresar al gobierno de la Generalitat, de la que fue consellera y portavoz. Preguntada sobre si el PDECat renuncia a la unilateralidad, Munté ha contestado: "el programa electoral de Junts per Catalunya no habla de ello". Sobre su posible candidatura a las próximas elecciones municipales para competir por la Alcaldía de Barcelona, Munté ha declarado: "Ya dije que me haría ilusión ser alcaldesa de Barcelona. No me he movido".

Respecto a la sentencia del caso Palau que se hará pública el próximo lunes, la presidenta en funciones del PDeCAT ha defendido que "Convergencia ya ha recibido acusaciones de todo tipo, muchas de las cuales nunca han podido demostrar. Con esto no quiero quitar importancia a lo que diga la sentencia. Requerirá explicaciones de quien corresponda. El PDECat acredita una gestión absolutamente transparente".

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, ha respondido que la principal prioridad es la recuperación "urgente" de las instituciones catalanas para empezar a gobernar en Cataluña y ha pedido "realismo" para afrontar las dificultades que se dibujan en el actual escenario político. Ante el Consell Nacional de su partido, convocado de manera extraordinaria, la número dos de ERC ha subrayado que "no recuperar las instituciones es perpetuar el artículo 155 y consolidar el gobierno del PP, que sólo ha sacado cuatro diputados y ha quedado derrotado claramente en las urnas".

"Es urgente volver a poner las instituciones en las manos de los ciudadanos que han decidido cómo se tiene que gobernar y legislar, con los objetivos de crear un país más próspero, justo y limpio", ha aseverado Marta Rovira. En un momento de alta tensión entre ERC y JxCat por la vía de investidura de Carles Puigdemont, que se encuentra huido en Bruselas, Rovira ha pedido "realismo" para "afrontar las dificultades", y se ha mostrado favorable a "explorar alianzas" para "seguir creciendo y ser cada vez más fuertes".

Los comunes: no a Puigdemont y no a Arrimadas

Por su parte, la portavoz de los 'comunes', Elisenda Alamany, ha instado a que cualquier decisión en Cataluña se haga pensando "en el país" y el desbloqueo de la situación política y no "en un nombre determinado", y se ha mostrado así nuevamente contraria una posible investidura telemática de Puigdemont, que solo provocaría la posterior "intervención" del Tribunal Constitucional.

Este escenario "nos va a alejar de la prioridad, que es acabar con la suspensión del autogobierno", ha asegurado la diputada electa, que ha reiterado que facilitar una investidura de este tipo sería "una reinterpretación del reglamento muy creativa". Ha pedido a JxCAT y ERC que "vehiculen una propuesta que pueda gobernar Cataluña desde Cataluña y no desde Bruselas" porque "no hay personas imprescindibles" sino que "por delante está el país, que merece un Govern que gobierne. No podemos comenzar una legislatura de nuevo con excepcionalidad democrática", ha señalado, pues los catalanes "no merecen más legislaturas exprés ni excepcionales".

Sobre las negociaciones para la composición de la Mesa del Parlament, ha dicho que éstas "siguen abiertas", aunque ha considerado que la misma debería ser "lo más plural posible". Alamany ha rechazado la decisión del Supremo de declarar la incapacidad de Oriol Junqueras, Joaquim Forn y Jordi Sánchez para participar en persona en las votaciones del Parlament, por lo que deberán delegar su voto en otros diputados, porque en su opinión "es de base democrática que los diputados electos puedan ejercer su cargo". Ha repetido que su formación no se plantea "ni por fantasía numérica ni por posicionamiento ideológico" investir a Arrimadas como presidenta de la Generalitat.

Dastis pide acabar con la 'fantasía Puigdemont'

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, califica de "fantasía" por parte del expresidente catalán Carles Puigdemont pensar que se puede gobernar "a distancia" y advierte que, de regresar a España, ingresará en prisión y deberá afrontar un proceso por los delitos cometidos. "Es una fantasía del señor Puigdemont creer que se puede gobernar, aunque sólo sea una región, a distancia. No me parece muy realista", afirma Dastis en una entrevista publicada hoy por el diario alemán "Die Welt".

El titular de Exteriores recuerda que los separatistas no tienen la mayoría en voto popular y que las fuerzas no independentistas alcanzaron el 52 %. Argumenta, asimismo, que el artículo 155 quedará automáticamente desactivado cuando se forme un gobierno en Cataluña y que el Gobierno español estará dispuesto a colaborar con un ejecutivo separatista si éste se atiene a la ley y no pretende declarar de nuevo su independencia, ya que en ese caso deberá intervenir otra vez.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios