Sábado, 21.09.2019 - 20:25 h
Ferraz prescinde de los bancos

El PSOE 'se come' a Podemos y capta casi el doble en microcréditos: 4,4 millones

El 'efecto Sánchez' lleva a los socialistas a multiplicar por seis los ingresos que consiguió Vox a través de donaciones particulares. 

PSOE MICROCRÉDITOS
 

El PSOE de Pedro Sánchez ha logrado captar en esta megacarrera electoral más de 4,4 millones de euros en aportaciones de particulares. La novedosa campaña de financiación a base de microcréditos que lanzó para estas elecciones generales, europeas, autonómicas y municipales le ha servido no solo para marcar distancias con los bancos, sino también para exhibir músculo frente a otras formaciones que se han servido de sistemas similares desde sus inicios, como es el caso de Podemos, que ha conseguido por esta vía poco más de la mitad que los socialistas, unos 2,4 millones de euros, según ha podido saber La Información. 

Sánchez ha conseguido el 'triplete': logró 123 escaños en las elecciones generales, se hizo con una holgada victoria en las europeas y tiñó el mapa de rojo socialista en los comicios autonómicos y municipales. Dos citas con las urnas en apenas un mes que se afrontaron previo rediseño de la estrategia financiera del partido: básicamente, desaparecieron los créditos de los bancos y se apostó por la captación de aportaciones de afiliados y militantes al estilo de Podemos... y de Vox.

Los socialistas optaron por un sistema de microcréditos en el que el interesado colabora con entre 200 y 10.000 euros y el partido se los devuelve cuando cobre la subvención estatal, en un plazo aproximado de un año, con un 2% de interés. ¿El resultado? Un total de 4.413.221 euros recaudados desde el pasado 8 de abril, divididos en 2.658.220 euros para las elecciones generales, 666.701 euros para las europeas, 464.700 euros para las municipales y 623.600 euros para las autonómicas, con el grueso en la Comunidad de Madrid, donde se han alcanzado nada menos que 356.500 euros y, de paso, la primera victoria del PSOE desde el año 1995 (aunque no le haya servido para cambiar de Ejecutivo).

Con estos más de 4,4 millones de euros, el PSOE 'se ha comido' a Podemos. Pioneros en este tipo de financiación para "no depender de los bancos ni de los poderes económicos", los de Pablo Iglesias activaron su campaña de microcréditos para las recientes convocatorias electorales el pasado 6 de marzo. La formación ha recibido aportaciones de entre 50 y 10.000 euros para sufragar sus gastos electorales –desde los mítines hasta los bolígrafos de los interventores a pie de urna– y ha recaudado 2.455.000 euros, a razón de 1.725.000 euros para el 28-A y 730.000 euros para el 26-M, según revelan fuentes del partido a este medio.

Las mismas fuentes indican que este año "se han batido récords" en los ingresos por esta vía para las elecciones generales, si bien las cifras que aporta Podemos en su web de transparencia arrojan campañas mucho más exitosas, como la del 20-D, cuando se recaudaron 2.874.000 euros. Después, las aportaciones de las bases se desplomaron hasta menos de la mitad, unos 1.233.900 euros para las generales del 26 de junio de 2016. Ahora parecen haberse recuperado, pero no han podido evitar la estrepitosa caída de Unidas Podemos en las urnas.

PODEMOS MICROCRÉDITOS
 

Los socialistas también se han llevado por delante, de largo, a Vox. A pesar de contar con su propio ejército de financiadores –han pedido dinero para todo, desde el alquiler de equipos de sonido para mítines electorales hasta para pagar la fianza que les impuso el juez para continuar en el juicio del 'procés'– los de Santiago Abascal se han quedado cortos, en base a sus aspiraciones. El partido de extrema derecha que ha irrumpido en el panorama político español y europeo se marcó el objetivo de un millón de euros y se ha quedado en 773.945, cantidad seis veces inferior a la que ha conseguido el PSOE de Pedro Sánchez. 

No obstante, hay que tener en cuenta que, en el caso de Vox, no se fija un mínimo para las aportaciones ni se trata de créditos, sino de donativos no reembolsables. En su página web, el propio Abascal firmó una especie de ruego en el que pidió donativos para "llegar al Congreso y desterrar de cualquier gobierno al golpismo separatista y al comunismo chavista". "Sé que te estoy pidiendo demasiado. Y casi me da vergüenza tener que pedirte este esfuerzo", dejó por escrito el líder de Vox, que pidió "20€, 50€, 100€ o la cantidad que más se ajuste a tus posibilidades". 

De cualquier manera, entre los tres partidos suman casi ocho millones de euros. Todo obtenido de aportaciones de particulares. La estrategia es clara: no depender de los bancos. Podemos y Vox han tirado de  'crowdfunding' desde su nacimiento. Para el PSOE, sin embargo, ha sido una experiencia nueva que ha ayudado, en parte, a recortar su deuda millonaria con las entidades bancarias. En 2015 ascendía a 75 millones de euros y en el presupuesto elaborado por los socialistas para 2019 se prevé dejar esa cifra en 35 millones, es decir, en apenas cinco años el PSOE habrá reducido a más de la mitad la deuda financiera que ha ido acumulando en los años de la crisis, cuando ha perdido subvenciones, cuotas de afiliados y aportaciones de los cargos públicos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios