Miércoles, 08.04.2020 - 20:19 h
Sigue el consejo de Tezanos

Sánchez dispara sus viajes para el 26-M porque su marca 'vende' más que el PSOE

El presidente del Gobierno en funciones se volcará en una campaña en la que el PSOE va a gastar hasta 655.000 euros en desplazamientos. 

Pedro Sánchez
Sánchez dispara el gasto en viajes: sigue el consejo de Tezanos y sale de 'tournée' / LI

Pedro Sánchez se volverá a ir de 'tournée' electoral en estas dos semanas que restan hasta las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo. El Comite Electoral del PSOE va a disparar en estos comicios el gasto en viajes del presidente del Gobierno en funciones en una gira que le llevará a recorrer todas las Comunidades y principales ciudades donde dentro de dos domingos hay cita con las urnas. Ferraz ha concluido, siguiendo el consejo de José Félix Tezanos, que la 'marca Pedro Sánchez' es ahora un diamante en bruto que hay que explotar.

El presidente del CIS se ha convertido en una especie de asesor aúlico del PSOE. Sus consejos son tenidos en cuenta como lo eran los que daba Pedro Arriola a Mariano Rajoy en su día. El 'caché' de Tezanos es más cotizado incluso desde el 28-A por acercarse al resultado final en su último macrobarómetro. Por eso los socialistas han tenido muy en cuenta las recomendaciones del sociólogo a la hora de decidir hasta dónde tiene que implicarse Sánchez en una campaña del 26-M donde él no se juega su futuro.

Para Tezanos, "Pedro Sánchez está ahora mismo varios puntos por encima de la marca PSOE y eso que el partido ya suma". Conclusión: tener al presidente en funciones en actos electorales es un activo, de ahí que se vaya a implicar especialmente. Es una situación muy diferente a la de cuatro años atrás, cuando Sánchez no era el que es hoy desde el punto de vista electoral, recuerdan en su equipo. "Ahora nadie discute su aportación", concluyen

Pedro Sánchez estará en las principales ciudades del país. Barcelona, Las Palmas, Tenerife, Logroño, Zaragoza... Eran solo los primeros destinos de la caravana sanchista en una campaña que ha quedado marcada por la pérdida de Alfredo Pérez Rubalcaba. "Podría quedarse sentado en La Moncloa porque estas elecciones no son las suyas, pero se va a mojar y mucho", apuntan desde su equipo de colaboradores.

El PSOE ha presupuesto en esta campaña un total de 655.038 euros en viajes y desplazamientos, lo que supone una notable diferencia con los 375.000 que pudo gastar en las generales. Así se encuentra reflejado en el documento titulado "techo de gasto financiable" elaborado por Ferraz. El partido no especifica, eso sí, qué porcentaje de esos 655.058 euros se destina a viajes de su principal dirigente ni qué medios de transporte prevé utilizar.

Los aviones alquilados por el PSOE

El presidente en funciones está recurriendo al avión alquilado para estos desplazamientos en campaña. No puede utilizar el Falcon 900 oficial al tratarse de vuelos de partido, por lo que Ferraz ha echado mano del arrendamiento de aeronaves. Lo hace por rapidez y seguridad, explican las fuentes consultadas.

Hasta ahora desde Ferraz ha echado mano de la compañía española Gestair, el grupo empresarial-gestionado por Nazca Capital-, que se dedica a gestionar las horas inactivas de los aviones de Inditex, Santander, BBVA, Telefónica, ACS, Iberdrola o Mercadona, entre otras grandes compañías, de los cuales también se ocupa del mantenimiento. Estos jets ejecutivos parten de un hangar en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas de 8.500 metros cuadrados, único en el sur de Europa, porque desde mayo de 2013 no hay aviones privados en la base militar de Torrejón de Ardoz. 

El PSOE empezó alquilando aviones modelo Cessna. En concreto, el Cessna Citation Excel (modelo 560XL) y el Cessna Sovereign. Cada uno de ellos tiene capacidad para nueve y doce pasajeros, respectivamente, y su precio no supera los 4.000 euros la hora. Se trata, por tanto, de aviones más pequeños que el Falcon 900 y, además, no tan preparados como la nave oficial que utiliza el presidente para sus desplazamientos de corta y media distancia. Pero, por comodidad y por seguridad, Ferraz ha alquilado aviones de mejores características, como el de Florentino Pérez y el del dueño de cervezas Damm.

En la carta de deseos de Sánchez siempre han estado los los Global Express XRS o el Gulfstream G550 que oscilan entre 5.000 y 8.000 euros la hora, más grandes y más cómodos. Lo que no queda claro es si este aumento de partida presupuestaria del PSOE conlleva inclinarse más por los aviones XL frente a los Cessna más económicos o simplemente es porque se aumenta el número de desplazamientos en todo tipo de transportes. La gran desventaja de los aviones con más capacidad es que no pueden aterrizar en fincas privadas, lo cual sería un hándicap para los actos electorales en localidades pequeñas.

Nada más terminar las elecciones del 26 de mayo, Pedro Sánchez se enfrenta a una etapa de cambios en el sólido Grupo 45 de la Fuerza Aérea Española. En junio se estrena el coronel Juan Sánchez, el nuevo jefe para dirigir los dos Airbus A310 y los cinco Falcon 900B. Los primeros, que se emplean en los viajes más largos y concurridos, fueron adquiridos en 2002 de segunda mano a Air France por 172 millones de euros. Los otros cinco llegaron por partes. El Gobierno se hizo con dos en 1988 y en 2003 compró a las Fuerzas Armadas australianas el resto, también de segunda mano, por 76 millones de euros.

Los siete aviones tienen más de 30 años de antigüedad y están necesitados de renovación. Un tema que ningún presidente del Gobierno se ha atrevido a tocar por la desorbitada cuenta que supone renovar la flota. Rajoy lo estudió, pero descarto cumplir el deseo de los militares que piden con fuerza nuevas aeronaves.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING