Jueves, 27.06.2019 - 06:34 h
La ley más importante para el Ejecutivo

Sánchez presiona a Iglesias: aprobará sus Presupuestos si hay investidura exprés

Moncloa y Hacienda insisten en que hay margen para sacar adelante las cuentas de 2019 si logran formar Gobierno en la primera quincena de julio.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la firma del acuerdo de octubre de 2018.
Sánchez presiona a Podemos con aprobar sus PGE si cede y hay investidura exprés. / EFE

Moncloa juega a varias bandas para lograr la investidura y una de ellas pasa por conseguir el 'sí' de los 42 diputados de Unidas Podemos. Las negociaciones aún no han arrancado, pero la opción de que la formación morada pueda investir al candidato de los socialistas sin conformar un Gobierno de coalición es una de las posibilidades que ya maneja el PSOE. Para ello, eso sí, hay que ofrecer un 'caramelo' a Pablo Iglesias y es en ese escenario donde entran en juego los antiguos Presupuestos malogrados de 2019

El Gobierno en funciones mantiene esos Presupuestos de 2019 en 'stand by'. No se ha olvidado de ellos en ningún momento e, incluso, considera que podrían ser decisivos a la hora de lograr la investidura. De hecho, el Ejecutivo considera que si Sánchez consigue convertirse en presidente durante la primera o segunda semana de julio "habría tiempo" para aprobar esas cuentas públicas antes de que finalice el año. "El trabajo está hecho", añaden desde el gabinete sanchista.

Ese trabajo se hizo, efectivamente, junto a Unidas Podemos. Así, los socialistas llegaron a un acuerdo presupuestario el pasado mes de octubre con la misma formación que ahora está condicionando la investidura a entrar en el Gobierno. Y cedieron, por ejemplo, subiendo el SMI a 900 euros para plantear "los Presupuestos más sociales de la democracia". Ahora ese proyecto de ley está empezando a ser orientado por el PSOE como 'moneda de cambio' de cara a la investidura. Si no consiguen los 42 'síes' morados no se comprometen a seguir caminando juntos en materia presupuestaria.

Logrando ser investido en julio los socialistas tendrían tiempo para plantear "la ley más importante", indican fuentes de Moncloa. Es el proyecto en el que se pasa "de la literatura a las matemáticas". Reconocen en el equipo socialista que será una de las primeras leyes que planteen porque no hacerlo sería "autolesionarnos". Admiten también que el procedimiento podría acelerarse con el Senado controlado por mayoría absoluta por el PSOE.

¿Hay tiempo para aprobar los PGE de 2019?

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, insiste en público en que todavía hay margen para sacar adelante las cuentas que diseñó con Pablo Echenique para 2019. Sin embargo, en su departamento también son conscientes de que las posibilidades de que ese proyecto vea la luz este año son remotas y dependerán de las negociaciones para despejar la investidura de Sánchez. Si se bloquean será imposible. 

Pero Hacienda también tiene un 'plan B'. Fuentes del Ministerio confirman que, en todo caso, ya ha comenzado a trabajar en los Presupuestos Generales de 2020, un proyecto de ley que será "similar" al de 2019. Es decir, los PGE de este año serán la columna vertebral de los próximos, que contarán con las subidas fiscales (por ejemplo la del diésel) que se contemplaban para este ejercicio, como ya se informó a Bruselas en el Programa de Estabilidad remitido el pasado mes de abril.

Precisamente, la Comisión Europea acaba de levantar a España el expediente por déficit excesivo que arrastraba desde hace diez años, no sin advertir al Gobierno en funciones de Pedro Sánchez de que debe acometer ajustes inmediatos por más de 15.000 millones entre este año y el próximo. Un tirón de orejas que también dificulta, y mucho, las negociaciones con la formación de Pablo Iglesias, pues sus exigencias de incremento del gasto social van en la dirección contraria a la consolidación fiscal que exige la UE ante la ausencia de nuevas fuentes de ingresos. "Hay que garantizar que el crecimiento del gasto público primario neto no exceda del 0,9% en 2020, como corresponde a un ajuste estructural anual del 0,65% (7.800 millones) del PIB", establece la Comisión. 

De cualquier manera, el departamento de María Jesús Montero trabaja (en funciones) con los dos planes descritos. La ministra lo ha dejado claro: "Estamos preparados para los dos escenarios". En el caso de lograr la carambola de que los PGE de 2019 entren en vigor en la recta final del año, eso sí, el Ejecutivo tendría que ajustar sus previsiones de ingresos ante la disminución de recaudación derivada de la ausencia de nuevas figuras fiscales.

No hay que olvidar que con la disolución de las Cortes con motivo de la convocatoria electoral decayeron todas las leyes que se encontraban en tramitación, entre ellas las nuevas figuras impositivas como la 'tasa Tobin' (a las transacciones financieras) o la 'Google' (a determinados servicios digitales) con las que se pretendían recaudar unos 2.000 millones de euros adicionales. Fueron devueltos al Gobierno y en los próximos meses, una vez esté conformado en nuevo Ejecutivo, tendrá que volver a aprobar los proyectos de ley y someterlos a consideración del Congreso para lograr su aprobación definitiva.

El dato

Sánchez saldría investido... gracias a JxCAT

Si Sánchez logra doblar el brazo a Iglesias y contar con el 'sí de los 42 diputados de Unidas Podemos en la investidura estaría en condiciones de convertirse en presidente del Gobierno durante los primeros días de julio. Los números sería los siguientes: 123 votos del PSOE, 42 de UP, 6 del PNV, 2 de Navarra Suma, 1 de Compromís y 1 del PRC. En total, 175 votos positivos.

En contra tendría los 66 votos del PP, los 57 de Ciudadanos, los 24 de Vox, los 15 de ERC (siempre y cuando Junqueras renuncie a su acta y prefiera ser eurodiputado), los 4 de JxCAT (Borràs ha confirmado de Rull, Turull y Sànchez no renunciarán a su acta) y los 2 de Coalición Canaria. En total, suman 168 parlamentarios. EH Bildu todavía no ha decidido cuál será el sentido de su voto, pero el PSOE ha dejado clara que no pactará con ellos.

Sánchez, por tanto, podría ser investido incluso prescindiendo de los 2 votos afirmativos de Navarra Suma, lo que abriría la puerta a que el PSN pudiera negociar un gobierno foral alternativo sin romper con Ferraz.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios