Jueves, 02.04.2020 - 15:44 h
Habla de quiebra de la confianza

Villarejo rechaza la cercanía de Iglesias al CNI: "Dramática brecha de seguridad"

Asegura desde prisión que fue el PSOE el que le facilitó el ‘pendrive’ con la información que contenía el móvil sustraído a la colaboradora Iglesias.

El comisario José Manuel Villarejo
Asegura que el pendrive de la colaboradora de Iglesias se lo hizo llegar el PSOE. 

El comisario jubilado José Manuel Villarejo también se ha pronunciado sobre el acceso del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, a la Comisión del Congreso que ejerce control político sobre el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). En un comunicado difundido a la prensa desde prisión, el agente encubierto ha asegurado que el asiento del líder de Podemos en esta comisión "abre una dramática brecha de seguridad para los españoles" en tanto considera que se perderá la confianza de los servicios de inteligencia de países homólogos. 

De acuerdo con el comunicado, el hecho de que Iglesias acceda a información secreta del Estado supone una quiebra de confianza en la comunidad internacional por "sus lazos con el pasado", "sus vínculos con potencias dictatoriales con Irán o Venezuela" y "regímenes como los de Bolivia o Ecuador", según explica. El comisario jubilado, en prisión desde noviembre de 2017 por su acusación en el procedimiento penal Tándem, arremete también contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por dar acceso al líder de Podemos en la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia.

"El delirante y muy dañino aterrizaje 'de iure' del vicepresidente de Asuntos Sociales en 'La Casa' es una buena noticia para nuestros enemigos, para quienes pretenden causar daño material y humano a España y los españoles", dice Villarejo en su comunicado apuntando además, que este movimiento podría implicar que altos mandos de la Policía Nacional y la Guardia Civil que comparten información secreta con el CNI presenten en adelante reticencias para hacerlo. Respecto a Sánchez, asegura que "de manera por completo indolente, ignora o, peor, desprecia que los servicios de inteligencia a lo largo del mundo usan las alianzas con sus homólogos extranjeros".

El pendrive de Dina

El policía jubilado asegura que se está ocultando a la opinión pública que fue apartado de una presunta investigación abierta para "demostrar los vínculos de Podemos con ETA" y que ello está quedando acreditado en las diligencias penales que sigue la Audiencia Nacional. En concreto, se refiere a la pieza décima del caso, bautizada como Dina, y que investiga el presunto robo del teléfono de la asesora de Iglesias, Dina Bousselham, en el año 2015. La Fiscalía Anticorrupción y el magistrado Manuel García Castellón tratan de esclarecer quien estaría detrás de la sustracción del móvil cuyo contenido interno (incluido algunos documentos importantes de Podemos) acabaron en manos de Villarejo.

Sobre este asunto Villarejo declaró el pasado mes de marzo que efectivamente existió una operación policial para recabar información personal sobre Iglesias (coincidiendo con la campaña electoral de 2016) pero se desvinculó de cualquier intento de robo. Es más, apuntó que la difusión de la información que contenía el mismo pudo deberse a despecho de su entonces colaboradora. Con todo, en este comunicado va más allá y afirma que el famoso pendrive que le llegó fue por obra del partido socialista. "El PSOE entonces en la oposición me facilitó material, entre otros el pendrive de marras", dice. 

La versión de Podemos

Además del PSOE, el agente encubierto manda un 'recado' al PP asegurando que la formación, "con mal criterio", obstruyó la investigación relativa a Podemos pensando que así podía perjudicar al partido socialista. Sea como fuere, el avance de la investigación en esta pieza concreta llevó al magistrado instructor a ofrecer a Iglesias la personación en las diligencias en calidad de perjudicado. En su declaración en sede judicial Iglesias se mostró especialmente duro con este asunto y dijo que en realidad se trató de una campaña orquestada desde Interior con empresarios y policías para deslegitimar a la formación morada. 

El partido, que está personado en otras piezas de la macrocausa de espionaje, ha pedido en reiteradas ocasiones que se investigue en esta parte concreta del procedimiento lo relativo al famoso informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima), sobre financiación irregular de Podemos. Sobre este asunto se han pronunciado otros acusados del caso como el exjefe de la UCAO Enrique García Castaño (alias 'El Gordo') el cual atribuyó la redacción de este documento al comisario Andrés Gómez Gordo, exasesor de María Dolores de Cospedal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING