Lunes, 14.10.2019 - 23:40 h
Global Gender Gap Report 2018

A este ritmo las mujeres ganarán lo mismo que los hombres en 202 años

Sí es verdad que la brecha salarial ha mejorado, pero como atestigua el último informe del Foro Económico Mundial la igualdad va muy despacio

La desigualdad sigue siendo abismal. / Pexels
La desigualdad sigue siendo abismal. / Pexels

El Foro Económico Mundial lo deja bien claro: aunque han habido algunas mejoras globales, acabar con la brecha salarial de género nos llevará muchísimos años.

Sí es verdad que la brecha salarial entre hombres y mujeres ha mejorado, la cosa es que ha sido una mejora muy ligera. Y hay que hablar del concepto de igualdad más extensivo como un estancamiento, con algún caso de retroceso.

Ayer EFE publicaba que a nivel global, este 2018 había supuesto un estancamiento debido a la reducción del aumento de la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo, a lo que se suma que se redujo “su representación en la política y se experimentaron retrocesos en su acceso a la salud y la educación”.

Todo esto viene reflejado en el informe anual sobre la brecha de género que presenta cada año el Foro Económico Mundial en Ginebra. Y este año anota una decepción más: hasta dentro de 202 años no se superará esta brecha salarial. Krystal Chia, en un artículo para 'Bloomberg', analiza este informe que nos ha dejado a todos con el aire cortado.

Las cifras por una paridad de genero

En el informe se habla de una ligera mejora con respecto el ejercicio anterior, pero las cifras hablan por si solas. La disparidad general de género en la política, el trabajo, la salud y la educación mejoró en menos del 0’1 por ciento, lo que significa que se necesitarán 108 años para alcanzar la paridad absoluta. Al menos no hemos bajado como ocurrió el año pasado, en el que la brecha creció como no lo había hecho en una década.

“Lo que estamos viendo a nivel mundial es que no tenemos ningún país que haya alcanzado la igualdad de género, independientemente del nivel de desarrollo, la región o el tipo de economía. La desigualdad de género es una realidad en todo el mundo, y lo estamos viendo en todos los aspectos de la vida de las mujeres”, dijo Anna-Karin Jatfors, directora regional de ONU Mujeres. Y añadió que “202 años es una espera demasiado larga para la equidad económica entre hombres y mujeres”.

La conciliación sigue siendo difícil de acometer. / Pexels
La conciliación sigue siendo difícil de acometer. / Pexels

Islandia ha sido el mejor parado de la lista de países con menor brecha salarial, y este sería el décimo año consecutivo. “También siguió siendo el número 1 para el empoderamiento político de las mujeres, aunque bajó en la representación femenina entre legisladores, altos funcionarios y gerentes. En octubre, la primera ministra Katrin Jakobsdottir estuvo entre las decenas de mujeres islandesas que abandonaron sus lugares de trabajo para protestar contra la desigualdad salarial y el acoso sexual”, dice Chia en su artículo.

Ha habido otras naciones con líderes femeninas. Uno de los factores más importantes a tener en cuenta en este informe. Como son el caso de Nueva Zelanda y el Reino Unido, que terminaron séptima y decimoquinta consecutivamente.

Los sectores y factores que más afectan

El empoderamiento político es donde la brecha de género sigue siendo la más amplia, según los resultados. El progreso del empoderamiento político de la mujer en occidente se ha reducido a marchas forzadas. Y en el informe se refleja una brecha del 41% en los parlamentos de 22 países del mundo. Aunque en el resto las mejoras sean evidentes.

Uno de los verdaderos protagonistas de esta brecha es el nuevo sector de la inteligencia artificial. Su brecha es “tres veces mayor que en otras industrias, según un análisis realizado por WEF y LinkedIn. Las mujeres con habilidades en inteligencia artificial son más propensas a ser empleadas como analistas de datos y administradores de información, mientras que los hombres tienden a ocupar cargos más lucrativos y de alto nivel, como jefes de ingeniería y directores ejecutivos”, asegura Chia.

A lo que hay que sumar que lo de la automatización del trabajo, acaba afectando a puestos de trabajo que suelen cubrir las mujeres.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios