Derechos laborales

Las preguntas ilegales en una entrevista de trabajo que se pueden denunciar

Durante un proceso de selección, hay ciertas cuestiones personales que no solo son inapropiadas, sino que el entrevistador no puede plantearte.

Dos personas en una entrevista de trabajo
Las preguntas ilegales en una entrevista de trabajo que se pueden denunciar
Canva

¿Naciste en España? ¿Piensas quedarte embarazada en los próximos meses? ¿A qué partido votaste en las últimas elecciones? Existen innumerables preguntas incómodas y totalmente fuera de contexto que a veces se hacen a los candidatos durante una entrevista de trabajo, con la excusa de que son para relajar el ambiente normalmente tenso que puede rodear a un proceso de selección. Pero es que, además, las tres cuestiones planteadas al inicio de este texto son ilegales, por distintos motivos. En este sentido, ¿qué preguntas son denunciables si te las hacen durante una entrevista de trabajo?

Empecemos por el principio. Como recuerda Antonio Martínez del Hoyo Clemente, abogado Of Counsel del área de Laboral de AGM Abogados, "una entrevista de trabajo debe estar presidida por el principio de igualdad en el acceso al empleo, no pudiendo establecerse discriminación alguna, directa o indirecta, basada en motivos de origen, racial o étnico, sexo, edad, estado civil, religión o convicciones, opinión política, orientación sexual, afiliación sindical, condición social, lengua dentro del Estado, salud y discapacidad, siempre que los trabajadores se hallen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate".

Se trata de un principio básico que se remonta más allá del derecho laboral, tal y como señala Martínez del Hoyo: "El artículo 14 de la Constitución Española establece que los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social". En este sentido, "la información que se solicita en un proceso de selección de trabajo ha de centrarse en una información de tipo profesional para conocer la idoneidad del candidato, referida a la descripción del puesto de trabajo", pero nunca en cuestiones que puedan inducir a una discriminación.

"El acceso al empleo, del cual el proceso de selección es una fase previa, ha de estar presidido por un principio de igualdad de trato y de oportunidades. Por ello, se han de evitar las preguntas en una entrevista de trabajo referidas al género en cuanto vayan en contra a la igualdad y contra la intimidad, también las que se refieran a la situación familiar u orientación sexual, ya que las respuestas no estarían justificadas en el análisis de las capacidades del entrevistado para el desempeño del puesto de trabajo que se está seleccionando. Existen algunas excepciones como la solicitud previa a la contratación del certificado de delitos de naturaleza sexual a aquellos trabajadores que ejerzan profesiones, oficios y actividades que impliquen contacto habitual con menores", explica Martínez del Hoyo, en referencia al artículo 13.5 de la Ley Orgánica 1/1996.

Además, añade que "las preguntas sobre nacionalidad, origen o etnia pueden llegar a ser constitutivas de discriminación, así como las preguntas sobre la edad, si la exigencia de la misma no es un elemento determinante de la función a realizar. Otro tanto cabe decir de las creencias religiosas, sindicales o políticas en cuanto que no son útiles para determinar la idoneidad del trabajador para el puesto. Tampoco los aspectos relativos a la salud o situación de discapacidad pueden formar parte de las preguntas del proceso de selección, sin perjuicio de que el candidato escogido haya de pasar posteriormente por el correspondiente examen de salud para ser contratado".

Es algo que también se aplica a las preguntas sobre coronavirus al candidato, precisamente por tratarse de información sanitaria. "Hay que recordar que la práctica de solicitar a los candidatos a un puesto de trabajo información de si han pasado la Covid-19 y desarrollado anticuerpos como requisito para acceder al puesto de trabajo ofertado ha sido considerado por la Agencia Española de Protección de Datos conforme constituyen una vulneración de la normativa de protección de datos", apunta Martínez del Hoyo, que 

"En general, ha de evitarse cualquier pregunta sobre cuestiones personales que no afecten al desempeño en el puesto de trabajo en la medida que puedan ser discriminatorias, dado que las preguntas formuladas en una entrevista de trabajo han de estar justificadas en la valoración de los candidatos para el puesto de trabajo que se pretende cubrir", concluye, citando el Estatuto de los Trabajadores y la Ley del Empleo de 2015 (Real Decreto Legislativo 3/2015) como las legislaciones vigentes que velan por el cumplimiento de esta máxima de no discriminación en el acceso al empleo.

Mostrar comentarios