Sin catalizadores positivos

La antesala de resultados de los bancos: los litigios y el BCE añadirán más presión

La presión por aumentar los niveles de capital y la resolución judicial del índice de referencia de préstamos hipotecarios amenazan sus cuentas.

Imagen de los presidentes de los grandes bancos.
La antesala de resultados de los bancos: la regulación y el BCE añadirán presión. / L.I.

Bankinter abrirá el telón de la temporada de resultados de los bancos del Ibex. La entidad presidida por María Dolores Dancausa rinde cuentas este jueves y durante la próxima semana lo harán el resto. La siguiente será Bankia, que hará la presentación el 28 de enero, mientras que dos días más tarde, el 30 de enero, será el turno para Santander. No obstante, el plato fuerte (en cuanto a número de compañías) será el viernes 1 de febrero con las cifras de BBVA, CaixaBank y Sabadell. 

El telón de la campaña de resultados de la banca se abre en un momento poco idóneo para los bancos. ¿El motivo? UBS realizaba un análisis de la banca española y ninguno se libraba del 'tijeretazo', lo que añade mayor presión y pone la lupa en sus cuentas. No obstante, la firma suiza no era la única que asestaba su golpe en este arranque de año, ya que también lo hacían tanto Deutsche Bank como Credit Suisse. 

Los bancos de inversión disipaban parte del optimismo que tenía el mercado en que los bancos del Ibex 35 se recuperaran de las fuertes caídas vividas durante el pasado curso, sobre todo ante la posibilidad de que el BCE subiera los tipos de interés durante este año, algo que parecen no tener del todo claro los analistas.

Los expertos del Santander, ante este panorama, se han situado en línea con el resto de bancos de inversión. La firma presidida por Ana Botín ha destacado que "hemos revisado considerablemente nuestros modelos de estimación de beneficios para los bancos españoles que cubrimos en la antesala de la publicación de resultados y hemos rebajado nuestras estimaciones de beneficios un 2% en promedio para 2018, un 10% para 2019 y un 11% para 2020". 

Esta rebaja de las previsiones hace más fácil que los bancos puedan sorprender con sus cuentas. No obstante, este recorte es trasladable al resto de compañías europeas. Los expertos de Renta 4 prevén que los beneficios del EuroStoxx 50 para 2018 sean un 4,2% inferiores a los previstos hace un año, mientras que al otro lado del Atlántico su pronostico se dispara un 10,6% para las ganancias del S&P 500. 

Entre los motivos para este ajuste están los ingresos y, en particular, el margen financiero neto, ya que "ahora incorporamos un menor avance del préstamo, un ritmo más lento de aumento de los tipos de interés y un entorno menos favorable en financiación mayorista." 

La mayoría de expertos coincide en recomendar cautela a la hora de invertir en el sector financiero, pese a que las valoraciones son atractivas al cotizar bastante por debajo de su valor en libros. Numerosos bancos y gestoras señalan que las entidades españolas apenas cuentan con catalizadores positivos, aunque siempre hay alguna firma discordante, como Bestinver. La gestora de Acciona ha irrumpido en el Santander tras hacerse con un paquete de acciones en el último trimestre de 2018. 

El escenario de mercado no es positivo para los bancos y se les une otro gran desafío: la presión regulatoria y los riesgos de litigios, que no han desaparecido. Los reguladores nacionales coinciden en señalar que persiste la presión para aumentar los niveles de capital y el IRPH (índice de referencia de préstamos hipotecarios) deberá resolverse este año.

Con todo este 'coctel', los expertos de Santander señalan que "2019 será un año complicado para el crecimiento de los beneficios. Anteriormente, para los bancos nacionales manejábamos previsiones de expansión de los ingresos del 3% y del 30% en el caso del beneficio neto mientras que ahora los ingresos podrían caer un 2% y las ganancias aumentar solo un 17%". 

Por tanto, la temporada de resultados del último trimestre del 2018 es poco probable que sea alentadora o actúe como un catalizador positivo. Entre los motivos esgrimidos por los expertos de la empresa presidida por Ana Botín estarían la "persistencia de la debilidad de los ingresos de la mayoría de los bancos y niveles de generación de capital aún bajos". 

La lupa del mercado estará puesta en Santander, primer gran banco español, que rendirá cuentas el 30 de enero y que cuenta con numerosos focos de incertidumbre. Nuria Álvarez, analista de Renta 4, ha destacado que "habrá que estar atentos a lo que puedan decir sobre el Brexit y posibles implicaciones sobre lo que podamos esperar de cara a 2019 en Reino Unido. Asimismo, será importante ver si mantienen una visión positiva sobre Brasil tras el cambio de Gobierno". Además, si no quiere decepcionar al mercado, debería presentar un beneficio (al menos) "cercano a los 7.900 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 9%". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios