En plena guerra comercial

Apple, Amazon, Google... las compañías chinas no logran asaltar su hegemonía

El crecimiento económico del país asiático comienza a ralentizarse y sus grandes tecnológicas no evitan los fuertes desplomes en el parqué.  

Evolución en bolsa de las grandes compañías de EEUU y China

La 'guerra comercial' de Donald Trump contra China está teniendo su impacto no solo en los mercados sino en la economía de ambos países, sobre todo en la del continente asiático. Hace días se conocía lo que era un secreto a voces, el freno del crecimiento económico de su 'rival'. Las ventas minoristas del país asiático solo avanzaban un 8,1% en noviembre, su peor dato desde 2001, mientras que la producción industrial aumentaba un 5,4%, mínimos de los últimos tres años. 

Esta 'guerra comercial' también ha tenido su impacto en las bolsas a nivel mundial al añadir un nuevo foco de incertidumbre de gran magnitud. De hecho, los parqués bursátiles de Estados Unidos disiparon las subidas que acumulaban durante este año (cotizan planos o con tímidos rebotes) tras su estallido mientras que en China el desplome está próximo al 25%. 

Con este escenario, las compañías chinas que optaban a disputar la hegemonía de las FAANG estadounidenses (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google) no solo no han logrado reducir distancias sino que la diferencia se ha incrementado, incluso con la grave crisis que ha tenido que afrontar este año la empresa fundada por Mark Zuckerberg. De hecho, Tencent no logra 'batirle' ya que el grupo empresarial chino acumula una caída en bolsa diez puntos porcentuales superior a su 'homóloga' estadounidense. 

La batalla del comercio electrónico la libran Amazon y Alibaba. La empresa fundada por Jeff Bezos ha subido en torno a un 42% en Wall Street, hasta los 810.900 millones de dólares, y amenaza con desafiar el primer puesto de empresa más valiosa de Estados Unidos. Por su parte, Alibabam que cuenta con la plataforma online Aliexpress, sufre un castigo del 12% y vale en el parqué prácticamente la mitad que su gran rival de Estados Unidos. 

Ambos comportamientos bursátiles han provocado fuertes movimientos en la fortuna de sus millonarios fundadores. Jeff Bezos es el hombre más rico del planeta (137.000 millones de dólares) y el que más ha aumentado su patrimonio este año (38.300 millones). Por el contrario, el de Pony Ma se ha reducido en 8.120 millones, el sexto mayor castigo, y es de 32.900 millones. 

Por su parte, la batalla de los smartphones y dispositivos tecnológicos tiene un claro vencedor: Apple. La compañía fundada por Steve Jobs no atraviesa por su mejor momento en el parqué ya que ssobrevuela la posibilidad de unas malas ventas de su nuevo iPhone (varios proveedores han recortado sus previsiones), a lo que se une que podría no vender sus dispositivos más antiguos en China tras perder un juicio con Qualcomm. Con todo ello, su comportamiento este año es prácticamente plano tras las correcciones de las últimas semanas mientras que Xiaomi, que debutaba este año en la bolsa de China, no ha seducido a los inversores y sufre un castigo del 20% desde que saltara a los mercados bursátiles. 

Las plataformas de vídeos en streaming, tan de moda actualmente, logran un buen comportamiento este año. De hecho, Netflix mantiene su 'trono' aunque iQiyi amenazó con destronarla. La compañía china, que debuta en Wal Street en el primer trimestre de este año llegó a doblar su precio de cotización en solo tres meses, pero las fuertes caídas de los últimos meses han provocado que su comportamiento no sea tan especular como hacia presagiar en su debut. 

Google (Alpabhet) es junto con Apple los dos gigantes a los que nadie logra hacer sombra. El famoso buscador acumulaba una trayectoria bursátil envidiable hasta que se produjo en el parqué estadounidense la fuerte corrección de las 'tech'. No obstante, podría cerrar el año con subidas mientras que su mayor rival, Baidu, ha sufrido un desplome del 25%, por lo que la brecha de capitalización entre ambas se ha disparado aún más. 

La 'guerra comercial' que libra Donald Trump contra China sirve también para poner de manifiesto que Estados Unidos es la gran potencia económica a nivel mundial, con el país asiático ocupando el segundo lugar. La nación oriental, a pesar de su posible ralentización, se prevé que crezca por encima del 6% este año, recortando las diferencias con el país norteamericano, con unas perspectivas de crecimiento por debajo del 3%, según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI). 

En este comportamiento juega una baza muy importante el tamaño de ambos países. Mientras Estados Unidos tiene una población en torno a 325 millones de personas, China logra cuadruplicar dicha cifra al contar con más de 1.390 millones viviendo en su territorio, lo que hace que el ritmo de crecimiento, junto a otras variantes, sea mucho mayor. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios