Tienen 5.361 millones esperando caídas

Las dudas en la bolsa abren paso a los bajistas frente al Ibex... y contra Inditex

La firma de Amancio Ortega acapara prácticamente uno de cada cinco euros que los 'cortos' tienen invertidos a la espera de un varapalo bursátil.

Pablo Isla
Pablo Isla, presidente de Inditex, durante la presentación de resultados de la compañía.. 

Los bajistas quieren hacer su agosto y tras un buen arranque de año para la bolsa española, tienen motivos para sacar pecho. El Ibex 35 ha perdido fuelle a medida que avanzaba el año y las subidas se han disipado, cayendo en la actualidad en torno a un 5%. Descensos que celebran los 'cortos' al obtener rentabilidades positivas en este nuevo escenario. 

Los bajistas no solo festejan la caída del principal selectivo español sino todos los riesgos que aparecen en el mercado y que pueden presionar a la baja los precios. El mayor proteccionismo (o guerra comercial) de Donald Trump, la inestabilidad política en España, Italia y Alemania o la delicada situación que vive Turquía, han sido factores que han dado alas y resultados positivos a los bajistas. 

Las posiciones cortas del Ibex 35 ascienden hasta los 5.361,4 millones de euros. Es decir, los bajistas han invertido ese montante esperando fuertes caídas en la mayoría de valores del selectivo puesto que solo siete compañías pueden decir que no tienen ni una décima de capital en manos de estos inversores: Aena, ArcelorMittal, Endesa, IAG, Iberdrola, Mapfre y Repsol. En el lado opuesto está Inditex, con 960 millones de euros en posiciones cortas, un 1,1% del total de acciones. 

Malos augurios para Inditex

La empresa fundada por Amancio Ortega, desde que debutara en el parqué, no había sufrido caídas ningún año hasta el pasado ejercicio y este parece que podría correr la misma suerte. Inditex cae en torno a un 5% en 2018, dando pocas alegrías a los bajistas, pero la cadena textil ha perdido el beneplácito de los bancos de inversión que mantienen en sus recomendaciones la opción de 'mantener'. 

Pablo Isla, presidente de Inditex, destacaba en los resultados del pasado ejercicio que las cuentas solo habían sido "satisfactorias", lo que evidencia el frenazo en su ritmo de crecimiento. Aun así, el directivo sabe que el futuro pasa por internet por lo que el desafío es mejorar su facturación a través del canal online, donde logra 10 de cada 100 euros de ingresos por el momento y espera mejorar.

La compañía antes de su presentación de resultados, el pasado 23 de febrero, sufría un fuerte varapalo bursátil (caía un 7%) y las casas de análisis acogieron el fuerte descenso con un recorte masivo de estimaciones, sufriendo Inditex su mayor castigo en casi una década. 

Los gestores de fondos también creen que el elixir de las eternas subidas está agotado. Las caídas de este segundo trimestre han provocado que muchos expertos hayan decidido vender parte de su participación e incluso dejar a cero su peso en las carteras. De hecho, la textil está en 247 de estos vehículos de inversión al final del segundo trimestre frente a los 259 en los que figuraba a cierre del trimestre anterior, es decir, 12 gestores optaban por liquidar sus posiciones. 

La cifra, aunque reducida, muestra un claro cambio de tendencia. En los trimestres precedentes siempre lograba atraer a más expertos de la inversión, pero los hay que habrán pensado que su crecimiento se ha frenado y han optado por bajarse del barco. Por ejemplo, el año pasado (cierre del segundo trimestre) eran 197 los fondos presentes en su capital mientras que el siguiente fueron 208 y el posterior a ese 226. 

La firma, acostumbrada a sorprender siempre con sus cuentas, no logra hacerlo últimamente. De hecho, los resultados del primer trimestre del año (los últimos presentados), "han incumplido las previsiones en ingresos pero las han superado en el resto de magnitudes", según señalaba Iván San Félix, analista financiero de Renta 4. 

La fortaleza del euro está jugando una mala pasada a la cadena textil. Por ejemplo, las ventas excluyendo el efecto divisa escalaron un 7% y "calculamos un impacto de la divisa de -5,5 puntos porcentuales, que llevó a los ingresos a crecer tan sólo un 1,5% frente al primer trimestre de 2017, la tasa más baja que recordamos", destacaba el experto de Renta 4. 

Credit Suisse, por su parte, señalaba a raíz de las cuentas presentadas, que el primer trimestre les dejaba "menos claro de lo esperado en muchas áreas clave". Según su análisis, "la causa del crecimiento del margen bruto (70 puntos básicos) fue la más obvia, junto al pobre dato de ventas comparables (+1,6%) después de un inicio razonable del trimestre, la falta de publicación de ventas online y su alto inventario (113 días)". Dudas que pueden penalizar su cotización a la baja. 

Las dudas en la bolsa abren paso a los bajistas frente al Ibex... y contra Inditex

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios