Cierra plano -0,06%

El Ibex 35 cierra plano tras el 10-N pero cumple la tradición bajista poselectoral

La bolsa española cotizó en negativo durante la mayor parte de la sesión por la fragmentación política, o el ascenso de Vox y nacionalismos.

El Ibex 35 se mantiene sobre los 9.400 puntos
El Ibex 35 se mantiene a las puertas de los 9.400 puntos / Efe

Más incertidumbre, más paralisis y mayor confusión. El Ibex 35, la referencia bursátil española, se rehizo al cierre de las dudas sobre el futuro político y terminó plano en 9.388,5 puntos, un 0,06% menos que al cierre del viernes. De este modo, el índice cumple pero por poco con la tradición bajista que se produce al día siguiente de las elecciones generales en España y que solo se rompió el pasado 28 de abril.

Los resultados de las elecciones generales del 10 de noviembre abren la puerta a un nuevo periodo de incertidumbre sobre la formación de gobierno ante la ausencia de mayorías claras. Por su parte, la prima de riesgo española se situaba en 67 puntos básicos con el interés exigido al bono a diez años al alza en el 0,42%. El 'bund' alemán llegó al final de la sesión en el -0,24%, mientras que Francia salió del club de la deuda en negativo y la prima de riesgo de Italia supera a la de Grecia.

La caída bursátil en España fue menor que en otros mercados de acciones. Wall Street, que abandona los máximos históricos marcados la semana pasada, cotizaba con descensos del 0,3% tras la apertura, mientras que el resto de bolsas europeas cotizó con signo mixto: leves subidas del 0,1% en París y caídas del 0,2% en Fráncfort.

La repetición electoral, lejos de facilitar la formación de un nuevo gobierno estable, pone en dificultades la continuidad del actual Ejecutivo de Pedro Sánchez. El ascenso de los extremos con Vox y de las formaciones nacionalistas dibujan un parlamento todavía más fragmentado con hasta 16 partidos representados frente a los 13 del pasado mes de abril. La victoria del PSOE con 120 escaños se queda corta a la hora de dibujar el escenario de pactos para la investidura.

“Con la mayoría de los principales índices bursátiles europeos en máximos anuales y con los estadounidenses en máximos históricos, las bolsas occidentales inician una semana en la que el factor político va a tener una importancia muy relevante”, apuntan en su informe diario los analistas de Link Securities. Desde la gestora francesa Axa IM apuntan a "casi parálisis" de la política española y ven un escenario "frágil".

No obstante, los expertos dan mayor peso a la evolución del conflicto comercial entre EEUU y China que a lo que suceda en el escenario político en España a corto plazo. Entre los temas en agenda de este fin de semana, los mercados estarán pendientes de la salida a bolsa de Aramco, la mayor OPV de la historia, que ha comenzado a andar este fin de semana.

Caídas en la banca

Por otro lado, el precio del barril de petróleo de calidad Brent, referencia para el Viejo Continente, se situaba en un precio de 61 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 56 dólares. Por último, la cotización del euro frente al dólar se colocaba en 1,1021 'billetes verdes'.

Al cierre, Banco Santander se situó a la cabeza de las pérdidas (-0,6%) entre los grandes valores después de conocerse el dato peor de lo previsto de la economía británica, cuyo PIB creció un 0,3% en el tercer trimestre, una décima menos de lo estimado. El gigante bancario tiene en Reino Unido uno de sus tres pilares de negocio junto a España y Brasil. 

También cotizaba en positivo Inditex (0,29%), el mayor valor de la bolsa española, que apenas se resiente de la incertidumbre política. Telefónica, otro de los pesos pesados, subió un 0,7% después de la mejora de la recomendación de Credit Suisse de 'neutral' a 'sobreponderar'.

En el terreno de los ascensos se colocaron Indra (+1,76%), Meliá (+1,27%) y Siemens Gamesa (+1,2%). Entre los bancos, Bankinter y Sabadell registraron subidas del 0,6%, mientras que Bankia y BBVA cayeron entre el 0,1% y 0,29%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING