Hasta el 31 de mayo

El plan B de la banca para Dia si se cae la opa de Fridman: canjear deuda y diluirlo

Los bancos acreedores dan un mes de plazo a Letterone para que promueva su ampliación de capital aún sin éxito en la opa y sin refinanciación pactada.

Fotografía protestas por el ERE en DIA / EP
Dia afronta el momento más difícil de su historia./ EP

La hora de la verdad. La cadena de distribución Dia entra en las horas más decisivas para su futuro y la propia supervivencia de la empresa. La opa de Letterone, el mayor accionista de la empresa con el 29% del capital, concluirá el próximo 6 de mayo tras la segunda prórroga solicitada por el fondo de Mijaíl Fridman este viernes. El bajo nivel de aceptaciones que había logrado hasta la fecha -apenas un 7% del capital de Dia contando a su banco asesor Goldman Sachs- ha obligado al primer accionista de la compañía a replantear las condiciones de su oferta de compra. Primero, extendiendo el plazo del 30 de abril al 6 de mayo; segundo, Fridman abre la puerta a rebajar el nivel de aceptación mínima del 35% al 21% de las acciones de Dia, nivel que le llevaría a superar al menos el 50% contando el 29% que ya tiene, según comunicó al mercado el viernes.

Si fracasa la opa, no habrá ni ampliación de capital ni pacto con la banca para aliviar la deuda de 900 millones de euros que pesa sobre la compañía a corto plazo. Y de ser así, la compañía incurrirá en situación de concurso de acreedores (suspensión de pagos) para afrontar una reestructuración de su deuda. Pero no solo Fridman ha movido ficha, sino que la banca ha extendido del 30 de abril al 31 de mayo el plazo para la devolución del préstamo sindicado que la compañía firmó a finales de 2018. De este modo, ambos bandos se dan más tiempo tanto para alcanzar un acuerdo como para llevar adelante la ampliación de capital que Fridman sacó adelante en la pasada Junta de Accionistas.

El plan B de la banca

Si finalmente, el plan de rescate de Dia fracasa, los bancos acreedores manejan un nuevo escenario para tomar las riendas de la compañía que pasaría por forzar el concurso de acreedores y plantear ante los administradores concursales un canje de la deuda por acciones como ha ocurrido en otras compañías en problemas. La deuda que arrastra Dia se extiende hasta los 1.800 millones de euros, la mitad en bonos y la otra mitad correspondiente a la deuda bancaria cuya devolución acaba de ser aplazada. De este modo, los bancos diluirían a Fridman en el accionariado de la cadena de supermercados.

Sobre el papel, la sola posibilidad del concurso coloca a Letterone en una situación difícil ya que, teóricamente, el fondo L1R que ha lanzado la opa arrastra 689 millones de euros en minusvalías tras haber invertido cerca de 800 millones de euros en hacerse con el 29% del capital. Eso es lo que ha dicho Letterone, aunque hay un matiz: se desconoce el coste de adquisición del comprador de las acciones fue LTS Investments Sarl, otro fondo del holding de Fridman, que traspasó los títulos al L1R valorándolas al precio más bajo posible: los 0,46 euros en que llegó a cotizar a finales de diciembre de 2018.

Fridman teme la intervención de CNMV

En su comunicado a la CNMV, Letterone abre la puerta a rebajar los niveles de aceptación de su actual opa -del 35% al 21% del capital de Dia- siempre que el supervisor confirme que su actual opa voluntaria no se convertirá en obligatoria, según lo dispuesto en el artículo 8 del Real Decreto sobre opas 1066/2007. El matiz es importante y requiere que la CNMV ratifique el precio actual de 0,67 euros por acción es “precio equitativo” debido a las dificultades financieras que atraviesa la compañía. De lo contrario, el precio oferta deberá elevarse a los 3,64 euros por acción que es el último precio de adquisición de Fridman.

Letterone pone de relieve el deterioro financiero de la compañía en los últimos meses. “En particular, Dia ha confirmado la tendencia negativa y el progresivo deterioro de sus ventas comparables (Like-for-Like) en el primer trimestre de 2019, con -7,9% de ventas Like-for-Like en marzo de 2019, y manifiesta que su Deuda Financiera Neta aumentó en 250,4 millones en el primer trimestre de 2019”, apunta en su comunicado. Dia prevé un Resultado Operativo (EBIT) de entre -115 y -125 millones de euros solo entre enero y marzo, amén de unas pérdidas netas que podrían alcanzar los 150 millones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios