Sería una subida del 37,5%

¡Mantenga la calma! El Ibex ha subido de los 8.000 a los 11.000 en cinco ocasiones

El crecimiento económico es sólido pero los grandes focos de incertidumbre han teñido de rojo los mercados, con el selectivo español cayendo un 10%. 

Evolución del Ibex 35 en las últimas décadas

El Ibex 35 no atraviesa por su mejor momento, al igual que el resto de plazas mundiales, y los numerosos focos de incertidumbre se han impuesto a un crecimiento económico mundial que sigue siendo sólido, a pesar de la ralentización. Sucesos como la 'guerra comercial' de Donald Trump, el Brexit, el órdago del Gobierno de Italia a la Comisión Europea, la crisis de los emergentes o la inestabilidad política en numerosos países europeos han teñido de rojo los mercados y han dado al traste con las buenas perspectivas de los expertos para este curso. 

El Ibex 35, que este año cae en torno a un 10%, conquistaba los 11.000 puntos en abril de 2017 y desde entonces se ha desplomado hasta la zona de los 9.000 puntos. Es decir, acumula un descenso superior al 18% y algún experto, algo más pesimista que el consenso de mercado, coincide en que podría caer hasta los 8.000 puntos

Eduardo Faus, responsable del departamento de Análisis Técnico de Renta 4, ha señalado que "con sus rebotes de poco calado, se mantiene la tendencia bajista desde los máximos de mediados de 2017" y podría frenar caídas en los 8.000 puntos ya que "en base a otras caídas similares, y con independencia de pequeños rebotes, un suelo importante se vería en ese nivel". 

Si el Ibex 35 cayera hasta los 8.000 puntos, un retroceso adicional del 11%, más de un inversor entraría en modo pánico pero esta situación es algo que ya se ha producido en el pasado. De hecho, el selectivo español ha caído desde los 11.000 hasta dicho nivel en cinco ocasiones y, en todas ellas, ha recuperado dicho cota. Es decir, si asistiéramos a una sexta ocasión nos anotaríamos una subida del 37,5% en caso de tomar posiciones. 

Cronología y crisis sufridas

La primera vez que asistimos a dicho castigo fue en 1997. Ese ejercicio se produce la crisis financiera asiática, también llamada crisis del FMI, que hizo saltar las alarmas en Asia ante el temor de un desastre económico a escala mundial por riesgo de contagio. Tres años después, en el 2000, se produce la crisis de las puntocom, algo que recordarán los inversores ya que las empresas tecnológicas y de internet pincharon tras enormes escaladas de precios, viviendo en España el caso de Terra. 

La siguiente vez que el Ibex 35 caía desde los 11.000 hasta los 8.000 puntos fue a finales de 2008 y hay una fecha que muchos inversores recordarán: el 15 de septiembre. Ese día se produce la quiebra de Lehman Brothers, con los trabajadores abandonando el banco estadounidense con sus objetos personales en cajas y con más de 25.000 trabajadores repartidos por todo el mundo. Un terremoto que provocaba fuertes caídas en los parqués a un lado y otro del Atlántico. 

El 2011 es el año en que se pone de moda un término: la prima de riesgo. El temor a una nueva recesión mundial y la grave crisis financiera e institucional en la que estaba inmersa la zona euro provocaba una fuerte caída del Ibex que se agravó hasta finales de 2012, cuando el índice cotizaba en los 6.000 puntos. 

La última ocasión, y más recordada por todos los inversores al ser la más reciente, fue en 2015 cuando asistimos a las dudas sobre la viabilidad de la banca, incertidumbres de tipo económico y un fuerte desplome de los parqués de China. 

Albert Parés, gestor de Annualcycles, ha señalado que está bastante tranquilo con la situación actual ya que "las compañías europeas están comportándose bastante bien y creo que más pronto que tarde recuperará su valor". Además, destaca que para salir de este rango lateral "ayudaría un mercado más dinámico, por ejemplo incorporar Loterías del Estado (que se encuentra en el top 10 de empresas por beneficios en España), Mercadona o Puig". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios