Caída del 18%

Temblores en ACS tras el 'crash' en bolsa de su filial Cimic por sus débiles cuentas

La compañía australiana presenta unas cuentas mucho más débiles de lo previsto y arrastra en bolsa  a su matriz española.

Cimic (ACS) refinancia 2.200 millones de euros de deuda corporativa
Marcelino Fernández, consejero delegado de ACS. / EP

Vuelve la pesadilla. El grupo australiano Cimic, controlado por la alemana Hochtief y, a su vez, parte del grupo español ACS, se derrumbó un 18% este jueves en la bolsa australiana después de presentar unas cuentas trimestrales el miércoles peores de lo previsto por los analistas. El desplome golpea también la cotización de ACS en España, que bajó un 4,2%, hasta 36,56 euros, y a Hochtief, que cedió un 9% en Fráncfort. Los tres gigantes constructores se mueven al unísono a la baja debido al cruce de participaciones accionariales que les une: ACS controla el 50% de Hochtief, mientras que esta posee el 70% de Cimic.

Según informa Efe, Cimic anunció este miércoles que su beneficio neto aumentó un 1,1% hasta los 367 millones de dólares australianos (229 millones de euros) en los primeros seis meses de este año, mejores que los del año pasado pero por debajo de las expectativas de los analistas. Los ingresos se mantuvieron estables en torno a los 7.000 millones de dólares australianos (4.380, de euros) y su cash-flow operativo. “En el punto medio de 2019, el Grupo CIMIC se mantiene en una sólida posición financiera. Nuestro efectivo neto y nuestro trabajo en mano aumentaron constantemente y tenemos una base sólida para el crecimiento rentable", dijo Fernández Verdes. Sin embargo, algunos analistas de Goldman Sachs o UBS enfatizaron su opinión negativa sobre las cuentas del grupo.

"En el ecuador de 2019, el Grupo CIMIC mantiene una fuerte posición financiera. Nuestra liquidez neta y nuestros encargos aumentaron constantemente y tenemos unas bases sólidas para un crecimiento rentable", dijo Marcelino Fernández Verdes, presidente ejecutivo de Cimic y consejero delegado del grupo ACS.

El crash bursátil que ha sufrido Cimic llega dos meses después de que la compañía australiana, antigua Leighton, sufriese las dudas temporales del mercado después de que una firma de análisis independiente acusase a la empresa de inflar sus cuentas. "Cimic ha informado un sólido crecimiento de las ganancias en los últimos años ... Sin embargo, este crecimiento es una ilusión por el el agresivo reconocimiento de ingresos”, señaló un informe de GMT que mantenía inversiones en corto o bajistas sobre la empresa australiana. Y parece haber acertado.

Recompra de acciones

El desplome bursátil de Cimic está siendo aprovechado por la propia empresa para reactivar su programa de recompra de acciones.  Según una notificación al regulador la bolsa australiana, el 14 de diciembre de 2018, el Consejo del Grupo CIMIC aprobó una propuesta para realizar una recompra adicional de acciones de mercado de hasta el 10% de las acciones ordinarias por un período de 12 meses. "Cimic ha presentado hoy un formulario de "Aviso de intención de realizar una recompra de acciones" que le permite recomenzar la recompra de acciones después de un período de espera de 14 días", asegura el grupo constructor.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios