Martes, 16.10.2018 - 23:29 h
Convocadas por los CDR y la ANC

Unas 10.000 personas se manifiestan en Barcelona contra los encarcelamientos

ERC ha llamado a la movilización pacífica de la sociedad catalana en contra de la "persecución" que, a su juicio, sufre el independentismo .

Los Mossos d´Esquadra impiden el paso de manifestantes en las inmediaciones de la Delegación del Gobierno en Barcelona.EFE/ Enric Fontcuberta.
Los Mossos d´Esquadra impiden el paso de manifestantes en las inmediaciones de la Delegación del Gobierno en Barcelona.EFE/ Enric Fontcuberta.

La llama de la protesta ha prendido de nuevo entre los partidarios de la independencia de Cataluña, después de que el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que instruye la causa por el 'procés', haya decretado el ingreso en prisión del candidato a la Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, los exconsejeros Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa y la expresidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell.

Rápidamente, los Comités en defensa de la república (CDR), en los que tiene influencia la izquierda independentista vinculada a la CUP, han convocado protestas en varias ciudades, siendo la concentración más significativa la de Barcelona. Miles de personas se han movilizado esta noche en diferentes puntos de Cataluña, convocadas por diversas entidades soberanistas, para protestar por los encarcelamientos.

Además, miles de personas se concentraron la tarde del viernes ante las sedes de las subdelegaciones del Gobierno de Girona, Lleida y Tarragona.

La ANC, Òmnium Cultural, la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y la Asociación Catalana de Municipios (ACM) han organizado concentraciones frente a las sedes de los ayuntamientos catalanes para denunciar la "persecución" de cargos soberanistas..

En Barcelona, la convocatoria de los CDR se anticipó a la manifestación organizada por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) desde la plaza Catalunya, que tenía previsto avanzar hacia la sede de la Delegación del Gobierno en Barcelona. Al final, unas 10.000 personas se concentraron en la plaza Catalunya, si bien se dividieron en dos concentraciones diferentes.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) atendió a cinco personas por heridas de carácter leve producidas durante los incidentes ocurridos en la concentración. Algunos de los heridos tenían hematomas en las piernas como efecto de golpes de porra y uno presentaba un corte en el rostro, según ha podido comprobar Efe.

Los Mossos d'Esquadra usaron sus porras para mantener el perímetro de seguridad en los alrededores de la Delegación del Gobierno, donde centenares de manifestantes trataban de rebasar el cordón policial, con tensión y empujones.

Algunos grupos de independentistas han intentado rebasar la línea policial, como por ejemplo en la confluencia de las calles Mallorca y Bruc, por lo que algunos agentes de la policía autonómica han utilizado sus porras para mantener el perímetro de seguridad, que en ocasiones ha sido superado puntualmente.

En medio de escenas de tensión, los concentrados, algunos de los cuales han quemado fotografías del Rey, coreaban consignas como "libertad presos políticos" y "fuera las fuerzas de ocupación".

En un mensaje en las redes sociales, los Mossos d'Esquadra pidieron a los participantes en la protesta seguir las instrucciones policiales y no tratar de traspasar las líneas policiales del dispositivo de seguridad establecidas entre las calles Mallorca, Roger de Llúria, Pau Claris y Valencia.

Algunos de los concentrados por los CDR portaban carteles en los que se leían lemas como "Basta 155" u "Obedecer un mandato político no es ningún delito" y se pintaban lazos amarillos en el suelo con espray.

Los CDR habían convocado una manifestación en los Jardinets de Gràcia bajo el lema 'Rompamos las cadenas de la represión' para dar apoyo a los políticos "encarcelados, procesados y exiliados".

"Esto es un ataque a todo un pueblo y dejaremos claro que estamos preparadas ante sus golpes represivos", han asegurado en un apunte en su cuenta de Twitter.

El pasado miércoles, los CDR comenzaron a llamar a la desobediencia civil en el caso de que hubiera nuevos encarcelamientos, como al fin ha sucedido.

"¡Hola, Mariano Rajoy! Que sepas que si el viernes encarceláis a alguien más, haremos de Catalunya vuestro infierno", avisaban en Twitter los comités populares, en un mensaje que era compartido entonces por las agrupaciones de Sants, el Clot, Sabadell y Tarragona.

Jordi Turull, Raül Romeva y Josep Rull fueron trasladados este viernes a la cárcel de Estremera, donde ya pasaron un mes y dos días en prisión preventiva, en tanto que Carme Forcadell y Dolors Bassa fueron conducidas a la de Alcalá Meco.

ERC se suma a la protesta

ERC ha llamado a la movilización pacífica de la sociedad catalana en contra de la "persecución" que, a su juicio, sufre el independentismo y sus representantes electos por parte de un Estado que "vulnera y ataca" los derechos y las libertades políticas de "todos los demócratas".

La ejecutiva de ERC ha dado a conocer esta tarde, en una solemne comparecencia en su sede nacional, una declaración que ha sido leída por el secretario de Economía y adjunto a la presidencia de Esquerra, Pere Aragonès.

Los republicanos lamentan los nuevos encarcelamientos decididos por el Tribunal Supremo, así como "el exilio forzado" de su secretaria general, Marta Rovira, y lo hacen con un texto titulado "No nos rendiremos, no nos dan miedo, lo han intentado siempre y no han podido nunca".

La ejecutiva de ERC, que ya ha aprobado una reestructuración de sus órganos directivos para afrontar la circunstancia de que sus principales líderes han sido encarcelados o residen fuera del país, afirma que Oriol Junqueras y Marta Rovira "son y serán nuestro presidente y nuestra secretaria general".

El PDeCAT pide calma y tranquilidad

Por su parte, desde el PDeCAT, su portavoz María Senserrich ha señalado que este es un día de "injusticia brutal" y ha pedido a los catalanes que salgan a la calle pero con calma y tranquilidad.

En declaraciones a los medios, Senserrich ha subrayado que es triste que personas que "sólo han apelado al diálogo y a la suma, hoy no pueden volver a casa".

Ha recordado que ese mensaje de diálogo fue el que Jordi Turull trasladó en su discurso de investidura en el Parlament, "una llamada a la negociación política".

En opinión de Senserrich, "en lugar de políticos que hacen política nos encontramos con políticos que traen a los tribunales a personas que no han hecho nada, que no han hecho violencia".

Senserrich ha reiterado que el PDeCAT quería reafirmar que es un movimiento pacífico pero sobre todo que la gente entienda "que aunque estén enfadados hay que mantener la tranquilidad y la calma".

Ha incidido en que el movimiento independentista es "de suma, de construcción y de no violencia".

La portavoz se ha solidarizado "con las familias, con los compañeros en el exilio y con ERC", y ha añadido que esta "injusticia tan grande" se resume en que, en definitiva, "no hay democracia".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios