En MyInvestor, Bankia o ING

Pagar menos por la hipoteca: ahorra hasta 40.000 € al cambiar de banco

Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com explican las tres claves para salir ganando con el cambio.

Ahorrar en la hipoteca
Pagar menos por la hipoteca: ahorra hasta 40.000 € al cambiar de banco 
Canva

Llega junio y la oferta hipotecaria de los bancos no parece sufrir los efectos alcistas previstos para la nueva normalidad. De hecho, los precios de los préstamos a tipo fijo y a tipo variable siguen siendo los más baratos de la última década con unos tipos de interés desde el 1,50% y desde euríbor más 0,89%, respectivamente. Ante estas condiciones tan atractivas, son muchos los clientes que empiezan a pensar en cambiar su hipoteca de banco y reducir así la cuota mensual. 

Pero ¿en qué hay que fijarse para ahorrar el máximo posible con la subrogación? Los expertos del comparador financiero HelpMyCash.com explican las tres claves para salir ganando con el cambio.

1. Calcula si te sale a cuenta la subrogación

Según una encuesta realizada por HelpMyCash, los clientes que firmaron una hipoteca con un interés de hasta el 4% podrían ahorrar hasta 40.000 euros al cambiarse de banco. Sin embargo, este cálculo no es extensible a todos y cada uno de los hipotecados y lo recomendable sería que cada consumidor conociera sus posibilidades antes de mover ficha.

Para ponérselo fácil, los expertos del comparador financiero han diseñado una calculadora de subrogación muy intuitiva. Para conseguir un resultado personalizado tan solo hay que introducir el tipo de interés de la hipoteca actual, el capital pendiente y el plazo restante para terminar de saldar la deuda. Con esta herramienta totalmente gratuita, los usuarios pueden descubrir en menos de un minuto cuánto podrían dejar de pagar si apuestan por el cambio.

Eso sí, no hay que olvidar que la subrogación tiene un coste que oscila entre el 0,50% y el 1% del saldo pendiente de la hipoteca. Por eso, para tener una visión más exacta sobre el importe que dejaremos de pagar con la subrogación, lo ideal sería restarle este gasto. En la práctica, para un préstamo hipotecario de 150.000 euros, los gastos de cambiar de banco rondarían los 1.500 euros.

2. Compara las ofertas de varios bancos

Con los números favorables al cambio de entidad, el siguiente paso será conseguir la mejor oferta. Para ello, es esencial comparar varias hipotecas para tener una visión más amplia de lo que ofrece el mercado y para saber hasta qué punto es posible negociar las nuevas condiciones. En esta confrontación, es tan importante fijarse en el tipo de interés como en la vinculación y en las posibles comisiones, ya que el precio final de la financiación será la suma del conjunto.

De entre las mejores ofertas para subrogar: 

  1. La Hipoteca Sin Mochila Variable de MyInvestor ocupa la primera posición en el ranking realizado por el comparador. Con un interés de euríbor más 0,89% y sin ningún producto vinculado, esta es la opción más barata del momento.
  2. La medalla de plata es para la Hipoteca Variable de Bankia, con un interés desde euríbor más 0,99% y con la única condición de domiciliar la nómina.
  3. Este top 3 lo cierra la Hipoteca Naranja de ING, un producto que ofrece el mismo interés que Bankia, pero con la condición extra de contratar un seguro de hogar y otro de vida.

3. Aprovecha para eliminar las cláusulas abusivas

Se calcula que más de 500.000 hipotecados tienen todavía hoy referenciados sus préstamos al IRPH y que cerca de 3.500.000 clientes sufren o han sufrido las consecuencias de la cláusula suelo. En ese sentido, la subrogación podría ser un buen momento para eliminar todos los condicionantes que encarecen las cuotas mes tras mes y empezar de cero con una información lo más transparente posible.

Por último, desde HelpMycash recuerdan que, con la aprobación de la nueva ley hipotecaria, los consumidores que firmen ahora un crédito pueden estar más tranquilos que hace unos años, ya que la legislación los protege más que nunca. De todas formas, es imprescindible leer atentamente el nuevo contrato hipotecario antes de firmarlo y comprenderlo al completo.

Mostrar comentarios