Sábado, 20.10.2018 - 11:22 h
Pacto presupuestario entre Sánchez e Iglesias

Montero avisa de que no todo lo que se ha pactado se recogerá en los Presupuestos

El Gobierno asegura que el acuerdo presupuestario con Podemos le dará un margen extra de 3.500 millones de euros para reducir el déficit público.

María Jesús Montero e Isabel Celaá / EFE
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la ministra portavoz, Isabel Celaá, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros / EFE

El proyecto de Presupuestos para 2019 no incluirá todas las medidas recogidas en el acuerdo político-presupuestario rubricado a primera hora de este viernes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha matizado, en su comparecencia posterior a la reunión del Consejo de Ministros para explicar la visión del Gobierno sobre el acuerdo alcanzado, que bien porque algunas tiene una dimensión básicamente política, bien porque su ejecución corresponde a otros niveles territoriales o bien porque "no se puede corregir en un año los daños causados por siete años de crisis" el proyecto presupuestario no reflejará libra por libra la relación de medidas que figuran en las 50 páginas del acuerdo Gobierno-Podemos.

En conjunto, y según el relato trasladado a la opinión pública por el Gobierno a través de su ministra de Hacienda, el acuerdo con Podemos implicará un incremento del gasto presupuestario de 2.082 millones de euros - del que restó por motivos difíciles de comprender el gasto extra asociado a asuntos de la Seguridad Social: la subida de las pensiones con el IPC, el subsidio a desempleados mayores de 52 años (antes 55 años) o la equiparación de la prestación de paternidad con la de maternidad - y un incremento de los ingresos de 5.678 millones de euros. Los datos no coinciden con los proporcionados desde Podemos, que hablaba de que el acuerdo suponía 7.000 millones de euros extra de gasto y 5.000 millones de euros en nuevos ingresos, claro que igual desde el bloque de izquierdas se incorporaba todo: las medidas que corresponde aplicar a las Administraciones Territoriales o las que no se van a aplicar en 2019.

Sobre este premisa el acuerdo permitiría al Estado una reducción de hasta 3.500 millones de euros en el déficit estatal, a la espera de constatar qué ocurrirá con las cuentas de la Seguridad Social, en las que Montero evitó entrar. Y no es irrelevante lo que ocurra en las cuentas de la Seguridad Social porque el Gobierno se ha comprometido a incluir en los Presupuestos de 2019, entre otras cosas, la revalorización de las pensiones con el IPC (700 millones de euros), la subida de las pensiones mínimas y asistenciales (más de 300 millones), la reinstauración de la cotización de los cuidadores informales de personas dependientes (otros 315 millones) o la instauración del permiso de paternidad de cuatro semanas (otros 300 millones). En el horizonte, solo se adivina como ingreso extra para la Seguridad Social, la modificación del sistema de cotización de autónomos, que según UPTA podría aportar 300 millones de euros extra en ingresos

El acuerdo obliga a modificar el techo de gasto

Con todo, la ministra de Hacienda aseguró que el plan presupuestario que se enviará el próximo lunes a Bruselas entrará dentro de los parámetros pactados por la ministra de Economía, Nadia Calviño, con la Comisión el pasado mes de julio...aunque no terminó de aclarar si con el objetivo de déficit establecido en su día por el PP (1,3%) o con el propuesto por Calviño (1,8%). Lo que sí sugirió la ministra es que el acuerdo con Podemos - como exigía la formación morada- obligará a modificar el techo de gasto. Lo dijo a su manera. Preguntada sobre el particular se resistió a afirmar que el acuerdo no afectaría al techo de gasto se limitó a decir que "prácticamente no va a suponer ningún cambio". El lunes, cuando se detalle el plan presupuestario enviado a Bruselas, la respuesta.

Guiño a ERC y PdCat

Con el voto favorable de los 67 diputados del grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea en el bolsillo, el Gobierno no ha esperado en lanzar un guiño a las formaciones con las que le tocará lidiar para ganar la fuerza parlamentaria suficiente para sacar adelante los Presupuestos, empezando por los nacionalistas catalanes.

La ministra portavoz, Isabel Celaá, hizo un llamamiento a los partidos catalanes - ERC y PdCAt-  para que apoyen el acuerdo de Presupuestos Generales del Estado alcanzado con Podemos, que ha calificado de "muy beneficioso para el conjunto de la sociedad, también la catalana".

"Estamos avanzando seriamente en conceptos importantes para Cataluña y ha llegado el momento de dotar esos avances del soporte económico que necesitan", remachó la portavoz del Ejecutivo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios