Informe sobre la situación económica de la zona euro

El FMI acusa a España de hacer "poco o nada" por reducir sus desequilibrios

El organismo lamenta que no se aproveche el crecimiento y el contexto de bajos tipos de interés para eliminar el déficit y reducir la deuda

Fotografía Jefa Misión FMI en España, Andrea Schaechter
La Misión del FMI para España, coordinada por Andrea Schaechter, volverá en septiembre para evaluar las primeras políticas del Gobierno de Sánchez / EFE

El protagonismo de España en los informes del FMI sobre la Zona Euro sigue tristemente vinculado más a las tareas pendientes que a los logros obtenidos. El último balance del staff técnico del Fondo Monetario sobre las economías del euro, hecho público este jueves, sitúa a España, junto a otros países como Italia y Portugal, en el saco de las economías que están haciendo "poco o nada en absoluto" por reducir sus desequilibrios fiscales, a pesar de que el contexto económico les está proporcionando un margen extra para poder hacerlo.

El FMI está lejos de poner paños calientes a la situación. "Lamentablemente, los planes presupuestarios de los países del euro - entre los que incluye el de España - están haciendo demasiado poco o están avanzando en la dirección equivocada", recalcan los funcionarios del organismo, que sitúan a España y Portugal como los países con una política presupuestaria más relajada respecto a sus necesidades reales de consolidación fiscal o, al menos, las que el FMI consideraría razonables.

El organismo lamenta que países con elevados niveles de deuda como España no aprovechen la fortaleza del crecimiento y el favorable contexto de bajos tipos de interés para acelerar su consolidación fiscal, en la que apenas espera avances ni este año ni el que viene. 

Críticas a las políticas específicas hacia las grandes empresas

El Fondo Monetario Internacional (FMI), al igual que la OCDE, decidió en junio aplazar su visita de evaluación a España a después del verano para así poder chequear las primeras decisiones políticas del Gobierno de Sánchez, pero ello no ha impedido que haya lanzado una serie de recomendaciones específicas al Gobierno en el informe publicado hoy.

Una de las más llamativas, por actual, es el llamamiento del organismo a retirar del marco regulatorio español las normas asociadas al tamaño de las empresas, que establecen requisitos reforzados de reporte de información, auditoría y obligaciones laborales a las compañías de mayor tamaño, y que en su opinión inhiben el aumento de tamaño de las empresas y perjudican la productividad.

El asunto pone indirectamente en el disparadero la reforma de la fiscalidad empresarial en la que trabaja el Gobierno y que pretende concentrar sus efectos en los grandes grupos empresariales, entendidos como aquellos que facturan más de ocho millones de euros

Otra de las recomendaciones hace referencia a mejorar los canales de financiación para los nuevos proyectos empresariales y las 'start-up' para lo que aconseja un uso "más juicioso' de la financiación directa y las garantías que se prestan desde el ICO, cerca de 24.000 millones de euros que según el FMI no aprovechan todo su potencial.

Atacar la dualidad del mercado laboral, favoreciendo la firma de contratos indefinidos; eliminar los obstáculos legales que incrementan los costes de contratación; impulsar la Ley de Unidad de Mercado; o reforzar la capacidad innovadora de la economía incrementando la eficiencia del sistema público y privado de I+D son otras recomendaciones que el FMI realiza a España.

El FMI acusa a España de hacer "poco o nada" por reducir sus desequilibrios

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios