Previsión para el futuro

En paro cerca de los 65: ¿cuánto tendré de pensión con la jubilación anticipada?

Fotografía de un trabajador mayor que se queda en paro antes de los 65.
Fotografía de un trabajador mayor que se queda en paro antes de los 65.
Canva.

Los trabajadores de mayor edad en situación de desempleo se encuentran en la encrucijada de decidir entre optar por la jubilación anticipada, cuando cumplan los requisitos para ello, o aguantar en paro, buscando empleo, hasta la edad ordinaria para el retiro profesional. ¿Qué opción es mejor? Para decidir entre ambas alternativas el trabajador deberá tener en cuenta la pensión a la que tendrá acceso de manera anticipada, con los coeficientes reductores aplicadas, frente a la pensión ordinaria, teniendo en cuenta que cuanto mayor sea el período cotizado mayor será la pensión.

En 2020, la edad legal para jubilarse son 65 años y 10 meses, en caso de tener menos de 37 años cotizados, pero se exige un mínimo de 15 años trabajados y cotizados para tener acceso a una pensión contributiva. Precisamente el período cotizado determina el porcentaje de la pensión a la que se tiene acceso. Cualquiera que cumpla con los años de cotización mínima tiene derecho al 50% de la base reguladora, pero solo se acercará al 100% cuantos más años se coticen. No obstante, hay que tener en cuenta que la Seguridad Social establece una pensión máxima, así como una mínima, que en 2020 es de 2.683,34 euros. 

Frente a esta opción, el trabajador también puede optar por la jubilación anticipada, que permite acceder a la pensión de jubilación hasta dos años antes de la edad establecida legalmente con una penalización de hasta el 8% cada año. Esta 'sanción' se aplica a través de los coeficientes reductores sobre la base reguladora porque se disfrutará durante más años de la pensión.

Los coeficientes reductores van desde el 2% por trimestre, para un período de cotización inferior a 38 años y seis meses, siguiendo por un 1,875% (para una cotización igual o superior a 38 años y seis meses e inferior a 41 años y seis meses), un 1,750% (para una cotización igual o superior a 41 años y seis meses e inferior a 44 años y seis meses), y terminando en un 1,625% (cotización igual o superior a 44 años y seis meses).

Así, los trabajadores que se retiren antes de la edad legal no podrán obtener en ningún caso el 100% de la pensión y esto se producirá durante toda la jubilación, no únicamente durante los años anteriores a la edad legal. No obstante, existen dos factores que pueden reducir el impacto del coeficiente reductor: el número de años cotizados y la edad de jubilación. Así, cuanto mayor sea el período de años cotizados menor será la reducción, al igual que ocurre cuanto más cercana sea la edad de retiro a la edad legal de jubilación.

De esta manera, los trabajadores que acumulen un mayor número de años trabajados tendrán un menor impacto en su pensión si se retiran antes de tiempo. En caso contrario, cuanto menor sea el período cotizado mayor será el impacto, y menor la pensión a la que se tendrá acceso. La clave está, por tanto, en ver cuál es la pensión a la que se tiene derecho y analizar si vale la pena perder una parte por acceder a ella antes de tiempo. Igualmente, hay que tener en cuenta que, en caso de esperar a la edad ordinaria, es importante seguir cotizando para acumular un mayor período.

Subsidio para mayores de 52 años

Los desempleados mayores de 52 años cuentan con prestaciones especiales dada su mayor dificultad para encontrar empleo durante sus últimos años de actividad profesional. En concreto, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) contempla un subsidio para estos desempleados que permite cotizar para la jubilación con una base reguladora del 125% del tope mínimo de cotización vigente en cada momento.

Para acceder a esta ayuda se deben cumplir ciertos requisitos. Principalmente carecer de rentas propias superiores a 712 euros al mes (el 75% del salario mínimo interprofesional) y haber cotizado por jubilación 15 años y por desempleo un mínimo de 6 años. En caso de cumplir las condiciones estipuladas, el demandante de empleo, ya que debe estar inscrito como tal, podrá acceder a una ayuda igual al 80% del IPREM, 430 euros mensuales.

Este subsidio se extingue cuando el titular "alcance la edad ordinaria que se le exija para tener derecho a la pensión contributiva de jubilación en el sistema de la Seguridad Social". Esto implica que el trabajador puede mantener la ayuda hasta los 65 años y 10 meses, edad ordinaria para la jubilación en 2020. En ese momento, accederá a la pensión a la que tenga derecho según el período cotizado.

¿Sabes cuánto tendrás de pensión cuando te jubiles?:

Mostrar comentarios