Martes, 15.10.2019 - 14:13 h
Confesiones de Santiago Abascal

Recetas económicas de Vox para el 28-A: rebaja fiscal al estilo Trump y la 'flat tax'

El líder de la formación afirma que España es un "infierno fiscal". Preparan una simulación para explicar cómo aplicarían sus planes sobre impuestos.

Recetas económicas de Vox para el 28-A: rebaja fiscal al estilo Trump y la 'flat tax'
Recetas económicas de Vox para el 28-A: rebaja fiscal al estilo Trump y la 'flat tax' / Vox

Vox ultima la presentación de su programa económico de cara al 28-A. Las recetas 'verdes' se basarán en las "100 medidas para la España viva" que plantearon para las elecciones andaluzas del 2-D, pero con algunas novedades. Es el caso de la 'flat tax', una tarifa plana fiscal que la formación liderada por Santiago Abascal quiere plantear. Y es que el partido se ha fijado en las medidas que funcionan en países como Estados Unidos, con Donald Trump, y en Hungría, con Viktor Orbán, y ahora pretenden proponerlas para que se apliquen en España.

Vox ya tiene lema de campaña ("Por España"), director (el propio Abascal) y ahora va a dar a conocer con cuentagotas su proyecto económico. Iván Espinosa de los Monteros, Rubén Manso y Abascal están trabajando en un programa que contendrá algunas medidas llamativas. Una de ellas es esa tasa fiscal única que se aplicaría igualmente al Impuesto sobre Sociedades (empresas), como al IRPF (personas físicas), como al consumo, limitando así las deducciones fiscales. Fuentes de Vox aseguran a La Información que todavía no tienen claro dónde fijar esa tasa unificada y que en los próximos días presentarán una simulación para explicar cómo afectaría esta propuesta a los ingresos y gastos del Estado.

Se trataría de una reforma histórica en nuestro país, aunque no original. Está 'inspirada' en decisiones que se tomaron en otros Estados. Lo explica el propio Abascal en el libro 'España vertebrada' (editorial Planeta) que se presenta este miércoles en Madrid: "La tarifa plana la aplicaron Trump y Orban y siempre se tradujo su aplicación en oleadas de prosperidad para los países implicados [...] Lo que funciona funciona, y ya está, hágalo quien lo haga. Si es Trump, pues Trump; y si Orbán, pues Orbán; y si nadie, pues nosotros. Cuando me preguntan por mi modelo digo que es Isabel la Católica". El presidente de Vox reconoce también que esa tarifa plana se aplicaría manteniendo la progresividad fiscal.

Otra propuesta pasa por la exención del IRPF en las pensiones contributivas, una medida ya planteada en los comicios andaluces. Habla Abascal: "¿No crees que el Estado debe asumir una misión distributiva y niveladora? Eso, en su justa medida, favorece a la clase media. El problema es que lo han llevado al extremo de la confiscación y ahora, en realidad, la están destruyendo".

Para Abascal España es un "infierno fiscal". Su solución es clara: "Lo que proponemos es que nuestro país, en lo relativo a la fiscalidad, sea un paraíso para quienes trabajan y producen, y ven cómo las ganancias de su actividad se transforman en humo". Es una promesa similar a la que hizo Trump en las presidenciales que ganó, cuando prometió convertir Estados Unidos en ese paraíso fiscal.

Se trata, en definitiva, de "suprimir y rebajar todos los impuestos, todos, digo, menos aquellos cuya directa eliminación propondríamos: los de patrimonio, sucesiones, donaciones, pensiones...", añade Santiago Abascal. Convertir España, por tanto, en dicho paraíso fiscal para que las fortunas no se vayan a Hong Kong, Singapur o Andorra y se queden aquí.

"Euroexigentes", el euro y la corrupción en Gibraltar

En el mismo libro Abascal también habla de cómo ve la Unión Europea que, según él, debe "entrometerse menos en los asuntos de los países que la componen". "La UE tiene que respetar la soberanía de sus miembros", defiende. ¿Y dónde se tomarían las decisiones relativas a ella? "En los parlamentos nacionales; los jefes de Gobierno de cada país se reunirían periódicamente con sus homólogos, tantearían el terreno, verían hasta dónde cabe llegar y tomarían decisiones colegiadas".

Abascal no se define como "euroescéptico" sino como "euroexigente": "Entendemos que la UE debe existir, pero puesta al servicio de las naciones; entre todos cabe llegar a acuerdos que redunden en beneficio del continente. Pero no cuestionemos el euro", deja claro.

Y sobre Gibraltar también expresa su opinión. Abascal afirma que "todo el Campo de Gibraltar está arruinado, sin industrias, sin tejido productivo; lo que hay en él es dinero ruso y mafioso a espuertas; la corrupción de la Costa del Sol empieza en el Peñón; aquello es un pozo negro".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios