Sábado, 20.10.2018 - 11:21 h
Arranca el curso político

Sánchez irá a por la reforma laboral pese a no tener los apoyos para su derogación

El presidente del Gobierno sí cree que puede avanzar en rebajar la subcontratación y anuncia un plan de de choque contra el paro juvenil.

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acompañado por la portavoz en el Congreso, Adriana Lastra. / Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene identificada a la reforma laboral aprobada por el anterior Ejecutivo del Partido Popular como uno de los grandes males de la economía española. También sabe que no tiene los apoyos parlamentarios suficientes como para derogarla de arriba a abajo como sería su deseo. Por lo tanto, tendrá que conformarse con aprobar medidas concretas que vayan revirtiendo alguna de las decisiones. 

Por ejemplo, quiere empezar con la parte de la reforma que ha permitido, en su opinión, la existencia de una elevada subcontratación en España. "Hay mucha gente que quiere que hagamos todo en menos de dos años pero no hay mayoría suficiente para derogar la reforma laboral", ha admitido este mediodía durante su intervención en un acto organizado por el Partido Socialista en Oviedo que ha servido como punto de partida del curso político además de fiesta para celebrar los primeros 100 días de Gobierno.

En ese mismo acto, y al estar en una comunidad de tradición sindicalista como es la asturiana, Sánchez ha volcado su discurso en las medidas de carácter laboral. De este modo, ha prometido que se pondrá en marcha de manera inminente un plan de choque contra el desempleo juvenil por el que "los jóvenes sepan que este Gobierno está comprometido con su futuro" y que se tomarán más medidas, como corresponde a "un Gobierno feminista como el nuestro", que reduzcan la brecha salarial entre hombres y mujeres .

Es más que posible avanzar en "estas decisiones de justicia social" porque, según ha apuntado, "este Gobierno sabe que el crecimiento económico va a ser robusto y se va a crear empleo", de modo que se pueda  reducir la actual tasa de paro del 15% y, sobre todo, se incida no solo en jóvenes y mujeres sino en parados de larga duración. 

Es tal la confianza en la marcha de la economía por parte de Pedro Sánchez que también se ve con fuerzas para mejorar los recursos de las comunidades autónomas y ha anunciado que, "pese a no tener el apoyo de todas" para implementar un nuevo sistema de financiación, "no nos vamos a quedar parados y nos comprometemos a mejorar la financiación de todas las autonomías y también de los ayuntamientos".

No en vano, dos de los grandes ejes de la "gran transformación" que pretende llevar a cabo el Partido Socialista son la mejora de la educación y de la sanidad, ambos ramos de plena competencia autonómica. Junto a ellas, una transición energética justa y respetuosa con el pacto generacional, unas políticas laborales "dignas" y unas "pensiones garantizadas". Este es el plan de Pedro Sánchez de aquí a 2030. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios