Miércoles, 11.12.2019 - 09:33 h
'Roadshow' en Latam

El plan estratégico de Abertis se queda en el aire con Atlantia enfocada en Alitalia

La participada por ACS y la firma de Giovanni Castelluci no tiene obligación de lanzar hoja de ruta al no ser cotizada... aunque anunció que lo haría.

Giovanni Castellucci y Florentino Pérez, socios en Abertis.
Giovanni Castellucci y Florentino Pérez, socios en Abertis. / EFE

Nueva etapa y nuevo plan estratégico. Este es la hoja de ruta que había anunciado el consejero delegado de Abertis, José Aljaro, para su compañía después de que ACS y Atlantia finalizasen la toma de poder tras la adquisión de la concesionaria. Era uno de los primeros pasos que llevaría a cabo el equipo y los nuevos accionistas, según el 'primer espada' de la compañía, pero hasta ahora el proceso se ha ralentizado, según confirman fuentes de toda solvencia a La Información

Según las mismas fuentes, los problemas en Italia de Atlantia, una de las partes de la ecuación accionarial de Abertis, tras el derrumbe del Puente Morandi en 2018 habrían hecho que se decidiese pisar el freno en las inversiones hasta conocer las consecuencias que podría acarrear. Como resultado de las idas y venidas del Ejectivo de Giuseppe Conte sobre la posibilidad de arrebatarle las concesiones a Atlantia tras el accidente de Génova, la redacción de esta hoja de ruta también se ha retrasado. 

Pero los últimos acontecimientos y, sobre todo, la entrada de la compañía italiana en el capital de Alitalia, han hecho que el todo el proceso vuelva a frenarse de nuevo cuando parecía que volvía a avanzar. La empresa pública italiana de trenes Ferrovie dello Stato anunciaba a mediados de julio que aceptaba la oferta presentada por Atlantia para intentar salvar la aerolínea. Ahora, los accionistas de Alitalia -FS, la propia concesionaria de Giovanni Castelucci, el Estado Italiano y Delta- deben ponerse de acuerdo para trazar un plan de negocio que está demorándose más de lo previsto con un 'dead line' que se acerca cada vez más

Pero, según señala Il Sole 24 Ore, los accionistas habrían pedido un aumento del plazo para presentar el plan que terminaba este mismo 15 de septiembre. La hoja de ruta de la aerolínea italiana se basaría en el negocio de conectar el país con Estados Unidos, pero aún está sin concretar. Por ello, se habría solicitado aumentar el plazo hasta finales de octubre, pese a que el Ejecutivo italiano aún no ha respondido a este requerimiento. 

Sea como fuere, lo cierto es que Abertis, al tratarse de una compañía que ya no cotiza en bolsa, no tiene la obligación de establecer un plan estratégico, por lo que su decisión de hacerlo es únicamente de los accionistas, que han sido precisamente quienes lo han retrasado en los últimos meses. Además, tras la finalización del anterior plan, que iba desde 2015 a 2017, aún con los anteriores propietarios de la firma, apenas se han llevado a cabo grandes movimientos en una compañía que perderá una parte de su 'joya de la corona' en España, la AP-7, a finales de este año tras el vencimiento de la concesión. 

La semana pasada Abertis anunciaba un viaje oficial de su CEO, José Aljaro, a Chile y Brasil, dos mercados donde el negocio concesional está en auge. Allí han identificado "nuevos proyectos de inversión que se concretarán en los próximos meses", señala la compañía. Este es el primer gran paso desde la toma de control de la firma por parte del tándem Florentino Pérez - Giovanni Castelucci. 

El anuncio del plan estratégico

Abertis anunciaba a finales de 2018 que lanzaría un nuevo plan estratégico que sería la hoja de ruta de la compañía tras la entrada de los nuevos propietarios. Entonces se afirmaba que la estrategia de Abertis pasaría por incorporar nuevas infraestructuras a la cartera de autopistas, concurriendo a licitaciones de nuevos proyectos, pero sin dejar de lado las adquisiciones en los que considera sus "mercados potenciales".

"El objetivo es conformar una plataforma global con la que acceder a nuevos mercados", decía entonces Castellucci. El que iba a ser un plan a tres años sigue por ahora estancado y habrá que esperar hasta que se solucione el embrollo en Italia para ver si la concesionaria española comienza a hacerse con una parte mayor del pastel, sobre todo fuera de nuestras fronteras, y crecer como esperan sus gestores. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING