Miércoles, 18.09.2019 - 07:18 h
Competencia ha redactado 14 circulares

Contrarreloj de la CNMC en el Consejo de Estado para validar recortes energéticos

Los cambios y rebajas en el gas y la electricidad tienen que aprobarse antes de enero; lo apretado de los plazos dificulta el examen de alegaciones.

José María Marín Quemada
José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. / EP

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha revolucionado el sector energético con la redacción de 14 circulares que cambian el paso en el sector y recortan la retribución de las redes eléctricas y gasistas. Todas, salvo la circular que fija nuevas condiciones en el acceso y conexión a las redes de electricidad, tienen que ser aprobadas antes del 31 de diciembre. El regulador trabaja contrarreloj para enviar las circulares al Consejo de Estado, como es preceptivo, antes de aprobar definitivamente las normas. Los plazos son tan apurados que, según fuentes de la Comisión, hacen muy difícil tener en cuenta todas las alegaciones presentadas por las empresas, especialmente las gasistas, que se juegan 6.000 millones en el envite.

La CNMC está "empaquetando" las circulares ya redactadas para enviarlas progresivamente al Consejo de Estado. Si todo va bien, explican fuentes del organismo, todas estarán en el Consejo a mediados de octubre. Las circulares más polémicas, que afectan a la retribución de las redes de gas y de electricidad, se enviarán las últimas. Eso supone que el Consejo de Estado tendrá que analizarlas y tramitarlas por la vía de urgencia, en un máximo de dos semanas. Es presión sobre presión.

La CNMC inició entre mayo y julio las consultas públicas para elaborar el marco retributivo y normativo en el que se tienen que mover las grandes compañías energéticas en los nuevos periodos regulatorios 2020-2025 (eléctricas) y 2021-2026 (gasistas). Los cambios que propone, en especial para el sector del gas, han generado una gran polémica y han provocado fuertes movimientos en Bolsa.

Propuesta y observaciones

El Consejo de Estado tiene que informar sobre las circulares y, si lo estima conveniente, puede proponer observaciones. Estas pueden ser de dos clases: esenciales o de detalle. Recibido el informe, la CNMC tiene camino libre para aprobar las normas, pero siempre explicando si se ajustan o no a lo indicado por el Consejo de Estado. En el primer caso se emplea la expresión "de acuerdo con el Consejo de Estado", en el segundo "oído el Consejo de Estado".

Es algo más que un trámite porque si la CNMC se aparta de las recomendaciones del Consejo de Estado, la decisión se convierte en argumento y abono ante posibles recursos. Las empresas temen que lo ajustado de los plazos impida que Competencia suavice su postura pese a las manifestaciones públicas que hizo su presidente, José María Marín Quemada. Los nervios están a flor de piel. Las grandes compañías, como Narturgy o Enagás, se juegan mucho en el envite. Pero también las pequeñas que han entrado en el negocio como Engie, Alpiq, Shell o Bizkaia Energía. Algunas, como es el caso de Madrileña de Gas o Gas de Extremadura, se han sumado a la moratoria de inversiones que anunció Naturgy.

Las empresas están muy dolidas con la CNMC. Por la propuesta de recortes -de entre el 18,8% y el 21,8%- y por la forma en que Competencia ha llevado el proceso. Las empresas sostienen que la CNMC ha actuado sin consultar, de forma acelerada, sorpresiva y sin necesidad. Porque el próximo periodo regulatorio del gas, a diferencia del eléctrico (2020-2025) no se inicia hasta dentro de dos años (2021-2026). Se duelen porque, según explican, la CNMC ha tocado el nervio del negocio al cambiar un modelo de retribución que tenía en cuenta la demanda a otro en el que lo que considera es la vida útil de los activos

La polémica del acceso a la red

Con el sector energético muy agitado, la circular más polémica es la que se refiere a las condiciones de acceso y conexión a las redes. Fuentes al tanto de los trabajos de la CNMC consideran probable que la circular no esté aprobada para enero. Marín justifica la norma redactada en la necesidad de ordenar el procedimiento y desinflar la especulación en el sector renovable. Pero la historia es más compleja y ha provocado un enfrentamiento abierto con el Ministerio de Transición Ecológica. Mientras la CNMC es partidaria de subastar los derechos de enganche a la red en las centrales que se cierren -caso de las nucleares-, el Ministerio no ve con malos ojos que las eléctricas cambien cromos y enganchen a la red proyectos renovables donde antes mantenían instalaciones contaminantes.

Esa diferencia de criterios puede retrasar más allá de enero la aprobación de la circular de acceso. CNMC y Gobierno van a debatir la propuesta de la CNMC en la Comisión de Cooperación prevista en el decreto que devolvió competencias a la CNMC en enero. En la Comisión participan los primeros espadas de Competencia y de Energía, el presidente de la CNMC Marín Quemada y el secretario de Estado de Energía, José Domínguez. En todo caso no será de forma inmediata. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios