Martes, 19.11.2019 - 14:21 h
Relevo en la presidencia de la compañía

Enel afronta la junta de Endesa más dura en décadas en pleno cambio de cúpula

Los sindicatos convocan una huelga de 24 horas, manifestaciones en las grandes capitales y una protesta ante el hotel donde se celebrará la junta.

Las protestas de empleados de Endesa se suceden desde hace más de un año.
Las protestas de empleados de Endesa se suceden desde hace más de un año. / UGT

Los sindicatos de la eléctrica Endesa -propiedad de la italiana Enel- y la dirección de la compañía van a librar esta semana un pulso inédito en los últimos 20 años. Las organizaciones sindicales han convocado una huelga de 24 horas en todos los centros de trabajo para el próximo viernes, el día en que la junta de accionistas abordará, entre otros puntos, el relevo en la presidencia de la compañía de Borja Prado por el catedrático Juan Sánchez-Calero. UGT, CC OO, SIE y CIG negocian sin éxito un nuevo convenio en la empresa desde hace más de un año. Endesa cuenta con 8.800 empleados y 27.000 jubilados.

Ante la falta de avances, preparan una gran movilización ante el hotel Madrid Marriot Auditorium, donde esta previsto que se celebre la junta. En Barcelona, habrá manifestación ante el Palau de la Generalitat y cortes de calles, según fuentes de los convocantes. Desde la conformación del Grupo Endesa,  en el año 1999, no se había convocado una huelga general en solitario simultánea en todos los centros de trabajo.

El desacuerdo es total. Fuentes de la compañía aseguran que en las últimas semanas, la situación ha empeorado. Los sindicatos llevaron a la Audiencia Nacional el plan de Enel-Endesa para recortar los beneficios sociales de los jubilados de la empresa -27.000-. La Audiencia Nacional dió la razón a la compañía, asesorada por el despacho de abogados Sagardoy. Y se han desatado las hostilidades. Tanto UGT como CC OO han anunciado que recurrirán la sentencia de la Audiencia Nacional porque consideran los beneficios sociales de los jubilados -luz gratis- como parte del salario, retribuido en especie.

Aplazada la negociación

La mesa de negociación se ha aplazado hasta el 24 de abril, una vez celebrada la junta más caliente de los últimos años. Enel quiere recortar el coste de la factura eléctrica de los jubilados y de la plantilla-500 millones, según sus cálculos- y diseñar un nuevo esquema de relaciones laborales. El problema, sostienen fuentes del sindicato CC OO, es que en España no contempla compensaciones, como sí ha hecho en Italia.

Pero está en juego algo más que un nuevo convenio. Los sindicatos han mantenido encuentros con todos los partidos políticos para exponer la situación de enfrentamiento que vive la compañía. Manuel Jaramillo (UGT) sostiene que los que han solicitado a las fuerzas políticas es que faciliten "poner orden" en una compañía que está en manos del Gobierno italiano, que ha antepuesto la obtención del beneficio inmediato vía dividendos a garantizar un plan de futuro.

En la actualización del plan estratégico, que llega hasta 2021, Endesa prevé repartir 5.940 millones de euros en dividendos en el periodo 2018-2021, con un recorte del habitual 'pay out' del 100% al 80% para el último ejercicio del periodo. Jaramillo critica que Enel haya obtenido de Endesa en los últimos años "23.000 millones de euros" en lugar de invertir en la mejora de la red de distribución.

Con las espadas en alto, y a la espera del test de fuerza que va a suponer la huelga, los avances a los que se había llegado desde enero entre la dirección y los representantes sindicales son papel mojado. Entre los puntos que ya estaban esbozados figuraba un plan voluntario de salidas en la compañía que afectaría al personal a partir de 55 años y de forma excepcional a trabajadores a partir de 50 años. Además, se había perfilado un acuerdo de garantías para blindar a los empleados ante posibles cambios en la empresa (reordenaciones, compras...). Ahora, todo está en el aire.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING