Sábado, 28.03.2020 - 22:27 h
SIX debe superar un duro trámite regulatorio

Euronext pedirá una 'due diligence' a BME antes de lanzar una contraoferta

El rector de las bolsas de París, Ámsterdam, Bruselas, Lisboa, Dublín y Oslo quiere tener acceso a los libros de BME antes de presentar una oferta.

Euronext
Euronext pedirá una 'due dilligence' a BME antes de lanzar una contraoferta. / Euronext

Euronext quiere tener acceso a información detallada sobre Bolsas y Mercados Españoles (BME) antes de lanzarse a la ofensiva. Por lo tanto, el dueño de las bolsas de París, Ámsterdam, Bruselas, Lisboa, Dublín y Oslo solicitará un proceso de 'due diligence' a la compañía que dirige Javier Hernani antes de realizar una oferta superior a la ya presentada por SIX Group (el operador de las infraestructuras financieras de Suiza) a principios de la semana pasada, según fuentes cercanas al proceso de negociaciones consultadas por La Información.

El conglomerado paneuropeo de plazas bursátiles ha confirmado públicamente su interés en adquirir BME y en la actualidad se encuentra analizando detenidamente la propuesta realizada por el grupo helvético. Lo hace de la mano de sus asesores en la operación: Rothschild, que lidera el proceso, como adelantó 'Cinco Días', y Société Générale, cuyo cometido es coordinar el conglomerado de bancos, entre los que también se encuentran BNP-Paribas, Crédit Agricole y Natixis, que prestarán la financiación necesaria para que Euronext presente su oferta.

En cualquier caso, no se espera que esta última compañía mueva ficha con carácter inminente. Los gestores de Euronext estaban preparando una posible opa (oferta pública de adquisición) en base a información pública, pero ahora, para poder superar la 'generosa' oferta que ya presentó SIX (cuyo interés en BME se publicó este verano para solventar las restricciones de la Unión Europea [UE]) quieren acceso a más datos con los que analizar el valor de la compañía de un modo más detallado.

El grupo helvético planteó pagar 34 euros en efectivo por cada acción de BME, precio que supone pagar una prima del 44% sobre su cotización media en los tres meses inmediatamente anteriores. La legislación sobre opas exige que las nuevas propuestas superen a las ya presentadas y, en este sentido, en el mercado se considera que SIX ha puesto el listón muy alto. Y es que su oferta -de carácter "amistoso" y que ha sido recibida de buen grado por parte de los actuales gestores de la bolsa española- valora la compañía en un total de 2.843 millones de euros.

Dificultades regulatorias

No obstante, antes de llegar a puerto, la proposición de SIX aún tiene que pasar un largo recorrido de autorizaciones regulatorias que puede extenderse de cuatro a seis meses, aproximadamente. La primera de ellas la tiene que dar la CNMV admitiendo a trámite la oferta. Después será turno del Gobierno, que se deberá pronunciar al respecto a propuesta del Ministerio de Economía. Si prospera adecuadamente, el asunto volvería a la CNMV para recibir el visto bueno definitivo, pero en el entretanto es  previsible que la UE tenga algo que decir al respecto.

Es más, las negociaciones entre Bruselas y Berna para extender el 'pasaporte europeo' que permitía al rector de la bolsa de Zurich operar con normalidad en los países del bloque comunitario encallaron el pasado verano. Como resultado, las empresas cuya acción principal está en Suiza, sede de compañías de la talla de Nestlé, Credit Suisse, Adecco o Novartis no se pueden negociar con normalidad en los parqués de la UE, sino que tienen que adquirirlas a través de brokers y bancos. Por tanto, la compra de BME por parte de SIX se interpreta como la respuesta de la compañía a las quejas de los propios inversores e intermediarios para solventar la situación.

Sea como fuere, parece que Euronext -que es posible que también tenga que enfrentarse a otro gigante como es la Deutsche Boerse, que ha reconocido su interés en BME- es partidario de esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y comprobar si la opa de SIX recibe luz verde por parte de las diferentes autoridades implicadas. Si no se presentan más ofertas y prosperan las aprobaciones regulatorias, los plazos de la operación apuntan a que el cierre se podría producir el próximo mes de junio, aunque si el resto de contendientes decide plantar cara, el proceso podría extenderse durante más de un año.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING