Sábado, 18.11.2017 - 15:24 h
Lanza un órdago a Atlantia

Florentino hace un guiño al Gobierno con un precio de locos por tomar Abertis

La opa lanzada por ACS, a través de su filial germana Hochtief, llevará la sede de la concesionaria a Alemania, donde también cotizará.

Florentino Pérez: "Hay que destacar el grado de compromiso de Mourinho y su defensa del madridismo"
Florentino Pérez, presidente de ACS.

Un órdago. Florentino Pérez movió ayer ficha con Abertis casi cuatro meses después de desvelar que tenía interés por hacerse con ella. Y lo hizo con un precio que dejó por el suelo las expectativas de los inversores y de las propias compañías implicadas. A través de la filial de ACS, Hochtief, ofrece 18,76 euros por acción, cuando casi nadie apostaba por una contraopa por encima de 18 euros el título. Pero detrás de este movimiento no está sólo el precio, también la baza de mantener en España la dirección de la compañía, aunque la sede social de la nueva filial ‘vuele’ a Alemania.

El consejero delegado de Hochtief, Marcelino Fernández Verdes, aseguró en la presentación a los medios de la opa que en ésta no han influido decisiones políticas. Sin embargo, en este movimiento empresarial (como en la oferta por Abertis de la italiana Atlantia) sobrevuelan cuestiones políticas desde el primer momento.

Por un lado, porque Abertis es un grupo concesionario y sus adjudicaciones dependen de decisiones políticas. Por otro, porque controla Hispasat, un activo estratégico (de ella dependen los satélites de Defensa) y tanto Atlantia como Hochtief se han comprometido a ceder su control. De hecho, en su primera propuesta la empresa italiana no decía expresamente Hispasat y las presiones políticas le llevaron a hacerlo. Por Hispasat está interesada Red Eléctrica, que tiene el 20% de su accionariado en manos del Estado, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Con ACS como principal accionista de la nueva Abertis (baraja su fusión con Hochtief si sale adelante la oferta), el día a día y la hoja de ruta de la concesionaria se decidirían desde Madrid. Según Fernández Verdes, que estará al frente, ACS seguirá manteniendo el control accionarial de la filial (tendrá, previsiblemente, algo menos del 50% del capital de Hochtief después de que concluya su ampliación de capital). Eso sí, la sede social de la nueva Abertis/Hochtief estará en Alemania, en Essen, y la nueva compañía cotizará en Fráncfort.

Opas espejo

Las ofertas de Hochtief (ACS) y Atlantia son muy similares, aunque difieran en la valoración. Ambas proponen un canje en efectivo y en acciones (incluido un porcentaje mínimo de aceptación en títulos) y prometen a los futuros accionistas un alto dividendo. En la opa inicial, Atlantia propuso 16,5 euros por acción o su intercambio por 0,697 acciones especiales de Atlantia (al menos el 10,1% del capital de Abertis tiene que decantarse por la segunda opción). Estos títulos no son líquidos y no se podrán vender hasta febrero de 2019. Además, promete que entregará vía dividendo el 80% de su beneficio anual.

Hochtief propone 18,76 euros por acción o títulos propios de nueva emisión (con una ampliación de capital de 3.600 millones de euros), que no tendrán restricciones de compraventa. En su caso, el porcentaje de dividendo prometido a los accionistas alcanza el 90%.

Y en ambos casos, se habla de negocios compatibles. "Hochtief y Abertis son empresas muy complementarias, no se solapan en nada", aseguró Fernández Verdes. La nueva empresa sumaría un volumen de ingresos de 24.800 millones de euros y un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 4.300 millones, según los datos anuales al cierre de 2016. Sólo tendrá el 20% del negocio en Europa (Alemania, España y Francia). En el caso de Atlantia, el 14% del negocio de la sociedad tras la compra de Abertis correspondería al mercado español.

Habrá que esperar al menos un par de meses para saber el desenlace. La CNMV tiene un mínimo de 20 días naturales para analizar la oferta de Hochtief y, cuando la apruebe, ambas opas convivirán durante el plazo de un mes, para que los accionistas decidan en igualdad de condiciones. Entre ellos, Criteria (La Caixa), que tiene más del 22% de Abertis y ha visto cómo el valor de su participación se ha disparado gracias a la contraopa de ACS. Durante este tiempo, Atlantia y Hochtief pueden mejorar sus precios o, también, retirar sus ofertas.

Hasta ahora el Gobierno no ha opinado públicamente sobre la opa de Atlantia, argumentando que son decisiones empresariales. Con la llegada oficial de Florentino Pérez al tablero de juego las piezas han cambiado. La política y la economía, aunque no se mezclen, tampoco están separadas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios