Sábado, 22.09.2018 - 03:55 h
"Entente cordiale" en la patronal

Garamendi se perfila sucesor de Rosell en CEOE 'a la búlgara' y con Lázaro a su lado

La relación entre los presidentes de Cepyme y Ceim es "excelente" y formarán tándem en la nueva etapa que abrirán los empresarios desde diciembre.

Juan Rosell y Antonio Garamendi.
Juan Rosell y Antonio Garamendi. / EFE

La CEOE ultima los meses para unas elecciones en las que las posturas van quedan claras. Se pondrá fin a la etapa de Juan Rosell, con o sin acuerdo para mejorar los salarios, y se inaugurará una nueva era con un presidente con quien el Gobierno espera tener una mejor relación. Las elecciones son en diciembre y todos esperan que sean unos comicios 'a la búlgara'. Es decir, en base a un acuerdo entre los presentes para evitar discusiones y nuevo fuego cruzado. Los empresarios buscan estabilidad y unidad de acción en el seno de una organización en la que quieren implantar un modelo más consensuado a la hora de tomar decisiones.

Rosell saldrá de la CEOE a finales de año y de momento no tiene destino. Pero en la patronal ya se están preparando para poner en marcha un nuevo esquema de organización. Fuentes internas aseguran que se quiere pasar página a una etapa en las que algunas juntas han sido movidas. Internamente se achaca al excesivo personalismo del presidente, que a veces sorprendía en las reuniones generales con decisiones que no habían sido previamente consensuadas con su equipo. Tampoco han gustado algunas de sus declaraciones, como aquellas en las que afirmó, en referencia al referéndum independentista de Cataluña, que "entre la sumisión y la secesión hay muchos espacios", unas palabras que también enfadaron a Moncloa.

Por eso la gran mayoría de los actores están de acuerdo en que Antonio Garamendi tome el relevo y se haga con las riendas de la CEOE, según las fuentes consultadas, aunque él de momento no ha anunciado públicamente sus intenciones. Vaticinan que su nombramiento será por aclamación, elecciones mediante, y sin oposición interna. Juan Pablo Lázaro, líder de la poderosa Ceim, la patronal madrileña, se perfila como su número dos, añaden las mismas fuentes, ya que no va a aspirar a la presidencia. Garamendi y Lázaro, en definitiva, formarán tándem para capitenaer una nueva etapa en la CEOE.

Los dos "se llevan de miedo", aseguran desde sus entornos. Coincidieron en su etapa en Jóvenes Empresarios (CEAJE) y, de hecho, en sus teléfonos móviles hay registradas conversaciones diarias, incluso en algunas jornadas más de una. Garamendi será, en conclusión, un presidente profesional de la CEOE, con un sueldo completo para dedicarse 'full time' a la patronal. Sobre la forma de proceder del empresario vizcaíno internamente se destaca que "Antonio no impone, consensúa". 

Garamendi también goza de una buena relación con el actual poder político. El presidente del Gobierno apoyó de forma explícita al actual número dos de la CEOE durante la entrega de los IV Premios CEPYME, que se celebró el pasado 4 de diciembre en el auditorio del Museo Reina Sofía. Fue la segunda vez consecutiva que Rajoy acude al acto de la Pymes.

Mientras tanto, el futuro de Juan Rosell se vislumbra lejos de la CEOE a partir de diciembre. En círculos financieros circula la teoría -ya contada en estas páginas- de que su intención es regresar a una eléctrica, como directivo de una gran compañía del sector. Le avala su pasado en Enher (Empresa Naciona Hidroeléctica del Ribagorzana) y en FECSA (Fuerzas Eléctricas de Cataluña). Su salida precipitada del consejo de CaixaBank también parece anticipar un cambio radical en la trayectoria profesional del presidente de los empresarios.

​La intención de Rosell es marcharse de la CEOE con un acuerdo salarial cerrado, según explican fuentes internas. El presidente de la patronal está volcado en intentar firmar un documento con los sindicatos, un hecho que, a día de hoy, no se presenta nada fácil. La última reunión fue el pasado día 8 y acabó en caos. La situación es de tensión entre los actores que tienen que ponerse de acuerdo y que, a día de hoy, se encuentran en las antípodas. La próxima cita es el día 21, pero cada vez hay menos tiempo ya que no quieren llegar a septiembre sin haber avanzado en el pacto. Desde la CEOE su presidente ya ha afirmado que "no puede ser que en España haya unos salarios tan bajos".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios