Jueves, 24.01.2019 - 14:47 h
Problemas en la gran industria

Los trabajadores de Alcoa en A Coruña no ceden y vuelven a la protesta en las calles

Los afectados por la factoría gallega de la empresa americana presionan a la Xunta para que se implique ante el tramo final.

Los trabajadores de Alcoa queman neumáticos horas antes de iniciar la huelga
Los trabajadores de Alcoa en A Coruña no ceden y vuelven a la protesta en las calles. / L.I.

Los trabajadores de la fábrica de aluminios de Alcoa de A Coruña no se van a quedar de brazos cruzados por mucho que sean fiestas de Navidad en todo el mundo. Por ello, han anunciado que se concentrarán este jueves, entre las 10,30 y las 12,00 horas, frente a las consellerías de la Xunta de Galicia en San Caetano. Con este nuevo capítulo, el personal pretende presionar al Gobierno gallego y conseguir su "implicación" para evitar el cierre de la fábrica de A Coruña.

Además, representantes del Comité de empresa de Alcoa en A Coruña han detallado que han solicitado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y al conselleiro de Economía, Francisco Conde, que les reciban para abordar la situación.

Por otra parte, el presidente del comité, Juan Carlos López Corbacho, ha contestado a la carta que el presidente de Alcoa, Roy Harvey, hizo llegar a todos los trabajadores de la empresa el pasado 20 de diciembre. En ese envío, Harvey agradecía "el esfuerzo" de los trabajadores y hablaba de "numerosas mejoras" que se habían llevado a cabo "para posicionar la empresa de cara al futuro".

En la respuesta, Corbacho afirma que "es un insulto de carta" y "una falta de respeto" al personal al que afectan los cierres, y acusa a Harvey de "no molestarse en leerla ni en preocuparse de a quién se la va a enviar". Hacia el final de la respuesta, el presidente del comité insiste en que "es un despropósito de carta" en la que "no hay nada aprovechable", e insta a Harvey a "tener la dignidad y honorabilidad suficientes para pedir disculpas a los trabajadores de A Coruña y Avilés".

Por último, solicita que dejen de hacer "tanto daño" y que retiren el expediente de extinción de empleo, informa Ep. La carta concluye con la petición de que "abandonen España, devolviendo las empresas al Gobierno", y denuncia que, desde 1998, las han "explotado sin hacer una sola inversión y llevándose los beneficios a otros países".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios