Miércoles, 18.09.2019 - 01:40 h
Guerra de opas

La pelea Gobierno-CNMV amenaza con retrasar dos meses más la opa de Abertis

El supervisor bursátil tiene tres días para decidir si obliga a modificar la opa del grupo italiano por no contar con el visto bueno del Ejecutivo.

Imagen de la AP7, gestionada por Abertis.
Autopista AP-7 gestionada por Abertis.

El futuro de Abertis está encallado en el terreno político, hasta el punto de que Gobierno y CNMV pueden ahondar sus diferencias de criterios y acabar en los tribunales. El problema: el supervisor aprobó la oferta de Atlantia por el gestor de autopistas sin que esta contara con el visto bueno de los ministerios de Fomento y Energía. Un choque de opiniones que tiene que resolverse, en primer asalto, como muy tarde, este lunes. Si no hay resolución o la CNMV no rectifica, el embrollo administrativo puede prolongar la resolución de la opa dos meses más. 

La CNMV debe decidir en los próximos tres días si da marcha atrás y se desdice en su visto bueno al folleto de la opa de Atlantia, que ofrece 16.500 millones por la compañía dueña de Hispasat; frente a los 18.580 que propone ACS a través de su filial alemana Hochtief. Si da marcha atrás, en teoría, endulzará sus relaciones con el Ejecutivo.

Se le acaba el tiempo, porque Fomento y Energía enviaron el 7 de diciembre sendos requerimientos a la CNMV para que revocase su autorización a la opa, con el plazo tope de un mes. El problema, a juicio del Gobierno, es que Abertis controla activos estratégicos como las autopistas e Hispasat, que dependen de decisiones administrativas. Por eso, recriminó a la CNMV su actuación, al dar el sí a la opa sin contar con el visto bueno de Moncloa. Un permiso que, en cambio, ACS sí pidió y logró el pasado viernes, en el último Consejo de Ministros de 2017.

Atlantia ya ha dado su brazo a torcer y ha abierto el camino a la CNMV a una rectificación. Justo antes de Navidad, aceptó pedir permiso al Gobierno. El grupo italiano confió en una "evaluación neutral, eficiente y objetiva". En un escenario donde el supervisor dé marcha atrás, tendrá que esperar a que el Gobierno autorice la oferta de Atlantia y, después, volver a tramitar el folleto de opa del grupo italiano, según indican fuentes próximas al proceso.

De ser así, los dos folletos se colocarían en la mesa de análisis del organismo presidido por Sebastián Albella, que también tiene pendiente aprobar el folleto de la oferta de Hochtief, que propone 18,76 euros por cada acción de Abertis, frente a los 16,5 de Atlantia.

El escenario B

La hipótesis que vuelve a prolongar los plazos y podría acabar en conflicto institucional pasa por una CNMV manteniendo su 'sí' a la oferta inicial de Atlantia, que contempló pedir permiso a las autoridades de Competencia de la Unión Europea y de los países latinoamericanos donde opera Abertis, pero no a las españolas, al entender que en este mercado no existen conflictos de intereses. Si no anula su autorización, el Gobierno podría presentar un recurso contencioso-administrativo, lo que podría prorrogarse otros dos meses.

No es el único paso administrativo del que están pendientes las dos opas por Abertis. La Comisión Europea registró el pasado 22 de diciembre el procedimiento de autorización de la opa de Hochtief y tendrá para decidir hasta el 6 de febrero. Atlantia ya tiene el ok de Bruselas.

A la espera de estas autorizaciones la acción de Abertis también está aprovechando el despegue de la bolsa española en estos primeros días de enero. Vuelve a acercarse al precio que propone Hochtief y cada título roza en parqué madrileño los 18,7 euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios