Domingo, 05.04.2020 - 14:48 h
Sin ofertas significativas

Las telecos tiran de la portabilidad 'en diferido' para no frenar toda la actividad

Los cambios de operador quedaron en suspenso con el estado de alarma. Las firmas permiten iniciar el trámite pero no se completa hasta que se levante.

El Gobierno decretó la suspensión de todos los cambios de operador de telecomunicaciones con el estado de alarma. Pero las compañías del sector no han frenado en seco su actividad comercial. Las principales marcas de los cuatro grandes grupos se aferran a una portabilidad en diferido. Es decir, no las han bloqueado por completo sino que inician todo el proceso y las dejan en suspenso hasta que se levante la prohibición para, posteriormente, finalizar la tramitación. Es decir, la captación de clientes en sus webs continúa, también con descuentos en algunos casos, aunque menos agresivos que en meses anteriores.

La medida de suspender todas las portabilidades durante el estado de alarma se incluyó en el decreto de medidas económicas aprobado el martes 17 de marzo. El objetivo era claro: reducir al máximo los traslados de técnicos para llevar a cabo todos los trabajos de cambio de línea y de clientes a las tiendas físicas. Y desde las operadoras están cumpliendo a rajatabla esa obligación, aunque con una salvedad que le permitirá rascar unos miles de clientes nuevos.

Las principales marcas de los cuatro grandes operadores tienen plenamente operativas sus webs, con la posibilidad de contratar los paquetes y diferentes productos proviniendo de otro operador. ¿Y cómo lo hacen para no incumplir la ley? Básicamente, se hace el primer trámite, aunque todo el cambio de red y la finalización del proceso se pospone hasta que se levante la prohibición. Se trata, por tanto, de una captación de clientes 'en diferido'.

"Si continúas con el proceso y en cuanto finalice la situación excepcional actual, nos pondremos en contacto contigo, por teléfono, para finalizar la solicitud", aseguran desde Movistar cuando se inicia todo el proceso en su web. Por su parte, Yoigo asevera algo similar: "Si quieres, puedes continuar con tu compra; las portabilidades se realizarán en cuanto superemos esta situación entre todos". Vodafone asegura que "todo operador está obligado a cesar toda la actividad que implique portabilidad fija o móvil por el momento" y ofrece una línea 900 para ampliar información.

Además de este cambio 'en diferido' de operador, cada uno de los grupos mantiene algunos descuentos en sus webs, aunque menos agresivos que en los últimos meses. Rebajas de entre el 30% y el 50% durante periodos de hasta tres meses siguen publicitándose en Movistar o Yoigo. En el caso de Orange, tienen publicado un comunicado dirigido a sus clientes en el que insisten en que las campañas comerciales asociadas a las portabilidades también están suspendidas. "Las promociones que habíamos comunicado en nuestra web o en cualquier otra comunicación comercial, que podían ser contratadas hasta el 31 de marzo, dejarán de estar disponibles para su contratación a partir del 23 de marzo", apuntan.

Lo que sí siguen activas son las altas nuevas, que no están incluidas dentro del decreto aprobado por el Gobierno. De esta forma, las compañías se aseguran cierta actividad comercial, aunque esta sea reportada oficialmente a efectos estadísticos de cara al próximo mes, cuando está previsto que se levante el estado de alarma. Este movimiento será muy inferior al que habría en condiciones normales. Hay que tener en cuenta que durante el pasado mes de octubre se alcanzó el récord histórico de cambios de operador móvil al superar la barrera psicológica de los 700.000 cambios.

Esa prohibición de las campañas publicitarias hacen que el telemarketing, muy utilizado por este sector, esté bajo mínimos. En las tiendas, no se hacen ningún tipo de promoción, pues sólo están abiertas para servicios mínimos, vinculados a interrupciones de servicio o averías técnicas. Todas las operadoras han reducido de manera drástica esos puntos de venta. Vodafone mantenía sólo tres en Madrid; 2 en Barcelona y Sevilla y una en Valencia. Según confirmaba UGT, Telefónica ha abierto 142 puntos en toda España.

Los más afectados

La suspensión de la portabilidad fue respaldada por los tres principales grupos del sector. Pero fue criticada por Másmóvil y también los operadores más pequeños. El consejero delegado de la primera, Meinrad Spenger, lamentó recientemente que en el fondo "se está eliminadoo el derecho de los consumidores a elegir el operador que más les convenga". Tanto este grupo como otras operadoras móviles como la rumana Digi habían vivido durante los últimos trimestres un verdadero 'rally' de ganancia de clientes netos robados a otras compañías.

Al que también le puede afectar de manera significativa este parón es a Euskaltel. El operador vasco anunció recientemente un ambicioso plan de expansión por todo el territorio nacional con la marca Virgin. Este primer año de la hoja de ruta debería crecer entre un 15% y un 18% los clientes de banda ancha fija y de móvil. Su intención era iniciar la ofensiva comercial en el segundo trimestre, por lo que si no hay grandes retrasos en el levantamiento del estado de alarma el daño no será especialmente significativo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING