Sábado, 23.02.2019 - 10:45 h
El paro aumenta en 34.900 personas en el último trimestre

El paro se reduce en 471.100 personas en 2017, la menor bajada en cuatro años

El último año cerró con 18.998.400 ocupados en nuestro país y con 3.766.700 parados, el 16,55% de la población activa

Encuesta Población Activa cuarto trimestre 2017

El fin de las vacaciones y la extinción de los contratos precarios que se generan siempre en el último trimestre del año provocaron un aumento del desempleo en 34.000 personas entre septiembre y diciembre, dejando la reducción anual del paro en 471.100 personas en 2017, la menor bajada en los últimos cuatro años, lo que trunca en parte la tendencia que veníamos manteniendo desde que España inició el proceso de recuperación en 2014. 

Esos 471.100 parados menos (una reducción del 11% anual) suponen una reducción inferior a las de 2016, 2015 y 2014, cuando el desempleo registró retrocesos de 541.700, 678.200 y 477.900 personas, respectivamente.

La tasa de desempleo se situó al finalizar 2017 en el 16,55%, casi 2,1 puntos menos que en 2016 (18,6%) y su nivel más bajo desde finales de 2008, cuando España ya percibía con fuerza los primeros efectos de la crisis económica. Este nivel es seis décimas inferior a lo que había previsto el Gobierno en la última actualización de su cuadro macroeconómico, que dio a conocer en pleno desafío independentista. 

El empleo creció en 2017 en 490.300 personas, un 2,6% respecto a 2016, logrando su cuarto aumento anual consecutivo. Este incremento de la ocupación es superior a los registrados en 2016 y 2014, cuando se crearon 413.900 y 433.900 puestos de trabajo, respectivamente, pero inferior al de 2015 (525.100 empleos), según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, 2017 cerró con 18.998.400 ocupados y con 3.766.700 parados. Aunque a lo largo de 2017 se lograron registrar picos más altos de ocupación (se llegaron a superar los 19 millones en el tercer trimestre), la cifra de ocupados con la que termina 2017 es la más alta en un cierre de año también desde 2008.

Sucede lo mismo en el caso del desempleo. La cifra al concluir el ejercicio es la más baja desde 2008, aunque hubo algún dato mejor a lo largo del año. La razón es que el paro aumentó en el cuarto trimestre en 34.900 personas (+0,94%) y la ocupación disminuyó en 50.900 personas (-0,2%).

Con el descenso del paro logrado en 2017, se encadenan cinco años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos. En 2015, el paro registró la mayor caída de la serie histórica, con 678.200 desempleados menos.

En 2017, España creó empleo por cuarto año consecutivo tras seis años destruyéndolo. Se generaron 490.300 puestos de trabajo, con un ritmo de crecimiento anual del 2,6%, superior al de un año antes (2,3%).

La mayor parte de los empleos creados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 401.600 nuevos puestos de trabajo (+2,6%), frente a 88.600 empleos que se generaron en el sector público (+2,9%).

Más hogares con todos sus miembros en paro

Otra de las sombras que deja la última EPA afecta al número de hogares con todos sus miembros en paro. Aumentaron en 16.700 en el último trimestre de 2017, hasta un total de 1.210.500. El ejercicio se saldó con más familias con todos sus miembros en paro y también con menos en las que todos sus activos estuvieran ocupados.

Estas últimas se redujeron en 20.300, hasta las 10.215.000. Bien es cierto que en el último trimestre del año se produjo un incremento en el número total de hogares en 14.400 hasta los 18.529.700.

Menos paro de larga duración y en servicios

El año pasado el desempleo disminuyó en todos los sectores, empezando por los servicios (64.200 desempleados menos), la construcción (23.600) y la agricultura (18.600), mientras que la industria se mantuvo casi plana (200 más).

No obstante, el principal descenso del desempleo se dio entre los parados de larga duración, es decir, entre quienes perdieron su puesto de trabajo hace más de un año (334.400), al tiempo que también se redujo el de aquellos que buscaban su primera oportunidad laboral (30.500).

En función del sexo, el descenso del paro fue mayor entre los hombres (274.400 menos) que entre las mujeres (196.700 menos), lo que dejó un mayor número de féminas desempleadas (126.000 más), acorde con su mayor tasa de paro (18,35%), casi cuatro puntos superior a la masculina.

Andalucía y Cataluña, donde más desciende el desempleo

Por edad, el desempleo se redujo el año pasado en todos los tramos, pero principalmente entre las personas de 25 a 54 años (con 374.100 menos), mientras que por nacionalidad disminuyó en mayor medida entre los españoles (469.100) que entre los extranjeros (2.000).

Por regiones, los mayores descensos del número de parados durante 2017 se dieron en Andalucía (159.700 personas menos), Cataluña (79.200 menos) y Comunidad Valenciana (57.400 menos), mientras que sólo registraron un ligero incremento Cantabria (1.400 más) y La Rioja (1.000 más). Navarra contabilizó la tasa de paro más baja (9,63 %) y Extremadura, la más alta (25,12 %).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios