Lunes, 16.09.2019 - 05:06 h
Tras reunirse con Batet 

Felipe VI descarta una nueva ronda de contactos y da tiempo para la negociación

El objetivo es que "las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes". 

Felipe VI y Meritxell Batet
Felipe VI descarta una nueva ronda de contactos y da tiempo para la negociación. / E.P. 

Felipe VI ha decidido no convocar por el momento una nueva ronda de consultas con los candidatos a la Presidencia del Gobierno, "de manera que las formaciones políticas puedan llevar a cabo las actuaciones que consideren convenientes" con vistas a la elección de un candidato a la investidura.

Así consta en un comunicado difundido por la Casa del Rey. El jefe de Estado ha comunicado su decisión a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que este viernes ha acudido a Zarzuela a trasladarle el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez.

En todo caso, el Rey sí tiene intención de convocar una nueva ronda, en todo caso, antes de que finalice el plazo constitucional de dos meses desde la primera votación de investidura, con la finalidad de constatar si puede encargar la formación de gobierno a algún candidato o debe disolver las Cortes para que se celebren elecciones.

"¡Qué poca vergüenza!"

"¡Qué poca vergüenza!". La frase, que resume a la perfección lo ocurrido entre este lunes y jueves en el Congreso, fue mascullada por Pablo Iglesias desde su escaño mientras escuchaba cómo Adriana Lastra, la portavoz socialista, le decía que "quieren conducir un coche sin saber dónde está el volante". El candidato Sánchez ha fracasado y la única coalición posible, la del PSOE con Unidas Podemos, ha quedado herida de gravedad tras un cruce de acusaciones mutuas, tanto en público como en privado. Esta es la historia de una nueva investidura fallida, la tercera en algo más de tres años y la segunda de un mismo candidato.

La negociación real entre PSOE y Unidas Podemos apenas duró 6 horas, las que transcurrieron entre las 8 y las 14 horas de este miércoles. El resto, según reconocen fuentes de ambos partidos, fueron fuegos de artificio. Esa mañana se sentaron por primera vez con papeles Carmen Calvo y María Jesús Montero, por parte de los socialistas, y Pablo Echenique, por UP. Es ahí donde Podemos comunicó al PSOE sus peticiones: "Competencias en Hacienda, Trabajo, Transición Ecológica e Igualdad". Órdago a la grande. La respuesta vino a las 19 horas en forma de llamada telefónica: Sánchez le decía 'no es no' a su interlocutor.

Luego vinieron las filtraciones de documentos, las acusaciones mutuas y la no-entrevista en Telecinco, todo ello rematado con un 'minidebate' con motivo de la segunda votación que ha dejado claro que Sánchez no va a incorporar a su equipo a dirigentes de Podemos que "no han gestionado jamás un presupuesto". Y de guinda la oferta a la desesperada de renunciar al Ministerio de Trabajo para hacerse con las Políticas Activas de Empleo. En la bancada socialista no daban crédito a lo que estaban escuchando. De esta segunda sesión, por cierto, llamó la atención que Pablo Iglesias no hablara de derogar la reforma laboral, sino únicamente de revertir los aspectos más lesivos de la norma 'estrella' en materia de empleo que dejó Fátima Báñez. Son unas declaraciones inéditas en él que han quedado plasmadas en el diario de sesiones.

"Debemos retomar el camino de la responsabilidad"

"Todos debemos retomar el camino de la responsabilidad, también el PP y Ciudadanos, que tienen que permitir que haya gobierno", ha insistido el presidente en funciones. Preguntado sobre si esta dispuesto a llegar a un acuerdo antes del 23 de septiembre, fecha límite para formar Gobierno, Sánchez asegura que debe “sentarse a hablar tanto con el PP como con Ciudadanos” y otras formaciones.

En sus declaraciones, candidato socialista ha insistido en que trabajará para que haya un Gobierno en España cuanto antes, y ha lamentado que Iglesias haya llevado a Unidas Podemos a "un callejón sin salida", a pesar de una oferta socialista que ha calificado de "responsable, respetuosa y generosa". Sánchez ha insistido en que, "desde ya", trabajará con los cuatro grupos principales para que se desbloquee la situación política no desemboque en unas nuevas elecciones generales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios