Viernes, 06.12.2019 - 11:42 h
Por blanqueo de 90 millones de euros

El juez acorrala a ICBC y estrecha el cerco a las mafias de Snake, Emperador y Gao

Las periciales demuestran cómo burlaron los controles del Sepblac y enviaron "ingentes sumas de dinero" a China procedente de la economía sumergida.

El juez imputa al banco chino ICBC por el blanqueo de fondos de al menos tres grupos criminales
El magistrado imputó en 2017 al banco chino por blanqueo de capitales. / Archivo.

El avance de la investigación que se sigue en la Audiencia Nacional contra el banco ICBC por blanqueo de capitales ha permitido estrechar el cerco en torno al gigante chino y acreditar que transfirió al menos 90 millones de euros de dinero en efectivo procedente de mafias dedicadas al blanqueo de dinero. Todas ellas ya estuvieron bajo el foco de los investigadores en los bautizados como caso Emperador, Snake, Gao Ping o Juguetes. 

Así lo acredita el magistrado al frente de estas pesquisas, Ismael Moreno, en un auto al que ha tenido acceso este diario y en el que da por zanjada la investigación que se seguía contra tres exdirectivos de sucursales del banco chino. El avance del procedimiento que aterrizó en la Audiencia Nacional en 2016 procedente de un juzgado de Parla evidencia que los que fueran responsables del departamento tecnológico y banca corporativa así como la exdirectora general adjunta de la entidad (Xiuzhen Wang) no participaron en la ocultación del dinero remitido a China ni tampoco auxilaron a los "grupos criminales" que operaron en la entidad. 

El archivo de las actuaciones, que se produce a petición de la Fiscalía Anticorrupción, no exime de responsabilidad penal al banco, el cual fue imputado en el procedimiento por estos hechos en el año 2017. Es más, el auto del titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 ratifica las investigaciones realizadas por la Policía Judicial y determina que los directivos que siguen investigados por delito de blanqueo de capitales maniobraron para ocultar la verdadera naturaleza del dinero que se envió a China a través del banco cuya sucursal se ubica en el madrileño paseo de Recoletos. 

Desde el principio su modelo de negocio bancario se dirigió a captar efectivo de sus nacionales que acudían físicamente a la sede portando en "mochilas, bolsas y cajas" las remesas de efectivo que abonaban en las cuentas de sus sociedades para transferirlas a Asia. La estructura de blanqueo, que operó entre los años 2011 y 2014, se daba por consumada con la llegada de estas remesas a China. De hecho, durante este tiempo se transfirieron 90 millones de euros procedentes de las actividades de las mafias arriba mencionadas y que también han sido investigadas en la Audiencia Nacional. 

Las periciales practicadas durante todo este tiempo de instrucción, así como los análisis aduaneros y las diligencias policiales, han revelado, según explica el magistrado, que estas organizaciones introdujeron contenedores casi a pérdidas en la Unión Europea con los que generaron una cadena de ventas opacas importante logrando, consecuentemente, "ingentes sumas de dinero en efectivo procedentes todo ello de la economía sumergida".

Burlaron los controles de SEPBLAC

Para ocultar este envío de dinero trocearon las cantidades en importes inferiores a los 50.000 euros o directamente encubrieron el movimiento de fondos dividiendo todos los importes amasados entre sociedades que guardan relación directa con las mafias investigadas en 'Snake' y 'Emperador'. Todo ello era de sobra conocido por el banco, el cual también estaba al corriente de que existía una investigación judicial y policial por este asunto, según afirma el magistrado instructor el cual precisa que, para ello, pusieron en marcha "maniobras de ocultación de las transacciones y transferencias". 

En concreto no realizaron ni una comunicación al Sepblac sobre los cerca de 80 clientes miembros de las mafias implicadas en el caso eludiendo de esta forma lo estipulado en la Ley de prevención de blanqueo de capitales. Igualmente, la identificación de los clientes fue "mínima" llegando incluso a ocultar si actuaron testaferros de por medio y cuando entregaron facturas sobre estas operaciones ofrecieron recibos "antedatados", es decir, anteriores al inicio de las operaciones de las cuentas de referencia. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING