Lunes, 22.07.2019 - 03:57 h
Pone en duda su apoyo al Govern

La CUP presiona a Quim Torra porque ve en ERC y JxCat un giro autonomista

El diputado de la CUP, Carles Riera, ha reiterado su petición al Gobierno catalán a que vuelva a la "unilateralidad" y a "la ruptura con el Estado".

La CUP se lo piensa
La CUP no está contenta con el giro de ERC y JXCat./EFE

La ofensiva de los independentistas ha comenzado, pero no solo contra el Gobierno sino también con sus aliados. La debilidad del Gobierno va a convertir en una tortura lo que queda de legislatura. Ya en las primeras 24 horas del Gobierno de Sánchez la oposición ha criticado al Gobierno por levantar el control de las cuentas de la Generalitat al considerarlo un primer pago de los 'pactos secretos' de Sánchez para alcanzar el poder, aunque esta iniciativa era un paso obligado tras derogar el 155.  

El diputado de la CUP, Carles Riera, ha reiterado su petición al Gobierno catalán a que vuelva a la "unilateralidad" y a "la ruptura con el Estado".

En una entrevista en Catalunya Ràdio, Riera ha admitido que "el independentismo se encuentra en una encrucijada de caminos: venimos de un ciclo claramente rupturista, de desobediencia al Estado, de unilateralidad y ahora parece que las fuerzas mayoritarias, JxCat y ERC, optan por recuperar la autonomía como objetivo principal". A juicio de Riera, esta encrucijada sitúa a Cataluña "en sentido contrario al 1 de octubre".

Observando su "práctica y gestos reales", el dirigente de la CUP ha confesado que tiene "poca confianza" en que el presidente catalán Quim Torra pueda hacer avanzar la República, pues considera que el relato independentista e incluso la lucha por los símbolos "oculta una práctica autonomista" por lo que ha puesto en duda aprobar los presupuestos.

Admite Riera que, aunque el 1-O se consiguió una "enorme victoria a nivel democrático, a nivel republicano, a nivel independentista", desde entonces se ha producido un proceso de "retroceso" que ha llevado al independentismo a "volver a una lógica autonomista, obviamente por una gran influencia de la represión".

Bildu exige el derecho a decidir

No ha callado tampoco Bildu, otro de los apoyos del Gobierno. El parlamentario de EH Bildu, Iker Casanova ha instado al Gobierno a que "acepte lo que democráticamente el pueblo vasco determine en el proceso de nuevo estatus que ya está en marcha" y, además, ha advertido de que "no podemos limitarnos a que el Gobierno de Madrid nos conceda cosas", sino que "el futuro reside en la capacidad de articular grandes consensos y dinámicas sociopolíticas de defensa de esos consensos".

En declaraciones a Radio Euskadi, el parlamentario abertzale ha opinado que el Gobierno de Pedro Sánchez "lo tiene muy fácil para mejorar la imagen y las sensaciones" del Ejecutivo anterior, si bien "habrá que ver" las políticas que ponen en marcha. Según ha indicado, "la capacidad histórica del PSOE para ilusionar no es muy alta" y, por ello, no tiene "ninguna" expectativa.

Casanova ha censurado que Sánchez ha dejado "recaditos" con el nombramiento de ministros como Josep Borrell, Fernando Grande-Marlaska, Nadia Calviño y María Jesús Montero, metiendo "el dedo en el ojo" a los partidos que apoyaron la moción de censura contra Mariano Rajoy y que han permitido que "este gobierno exista". En este sentido, ha advertido de que "luego hay que gobernar".

El parlamentario de EH Bildu ha señalado que el nuevo Ejecutivo tiene como "piedra de toque" en materia de autogobierno el cumplimiento del Estatuto, "algo que ya es legal y aprobado hace 40 años" y que, por tanto, "no se tendría que dilatar ni un minuto más".

Asimismo, ha instado a que "responda positivamente a las demandas de reconocimiento de la identidad nacional, del derecho a decidir y

acepte lo que democráticamente el pueblo vasco determine en el proceso de nuevo estatus que ya está en marcha".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios