Lunes, 16.09.2019 - 15:16 h
Dice que nunca inspeccionó el contenido

El letrado del PP, sobre los ordenadores de Bárcenas: "No había ni un dato"

Alberto Durán declara ante el tribunal que los PCs no tenían ni contraseña. La gerente del partido niega órdenes para que los destruyeran.

juicio ordenadores bárcenas
El magistrado interroga a los acusados en la segunda sesión de juicio. / EFE.

El responsable de los servicios jurídicos del PP, Alberto Durán, ha ratificado en el juicio de los ordenadores de Luis Bárcenas que los mismos estaban vacíos cuando el jefe de informática de la formación, José Manuel Moreno, procedió a borrarlos tras haber finalizado el litigio laboral que mantenía con el extesorero del partido. Tanto es así que ha asegurado que los tres pcs no tenían ni contraseña al tiempo que ha destacado que la Justicia les ha dado la razón en lo que respecta a que este material informático es del PP. 

Durán ha sido el primero de los acusados en este procedimiento en declarar ante el magistrado titular del Juzgado de lo Penal 31 de Madrid por los hechos que tuvieron lugar en la sede de Génova con motivo de la marcha de Bárcenas en enero de 2013 tras saltar a la luz la fortuna que el expopular mantenía oculta el Suiza. El abogado ha insistido en que él nunca inspeccionó el contenido de los enseres que guardaba en el despacho que tenía en la Sala Andalucía y que su principal preocupación era desalojarla lo antes posible tras su marcha.

De acuerdo con su relato de los hechos, la tesis defendida por Bárcenas en la Audiencia Nacional acerca de que se le borró documentación clave relacionada con una presunta financiación en 'b' del PP no se sostiene y forma parte de una "enloquecida campaña de desprestigio" contra la formación. Durán ha insistido en que dentro del partido existe un protocolo que les obliga a reciclar el material informático que deje de ser utilizado y que congeló su aplicación hasta que no terminó el litigio laboral por Bárcenas, que les demandó por despido improcedente.

"Todo esto es un montaje de Bárcenas"

Durán, que ha respondido únicamente a las preguntas de la fiscalía y su abogado, ha empleado un tono especialmente duro para referirse al que fuera máximo responsable de las finanzas del PP a quien le ha acusado de poner en marcha un "montaje" contra el partido. Siempre según su versión, tras su despido, se le comunicó en diferentes ocasiones vía Whataspp que debía mandar a una persona de confianza o a su letrado para que recogiera los enseres que guardaba en la sala tras más de 20 años en el partido. Ante la ausencia de respuesta procedieron a meterlo todo en cajas y a vaciarla por orden directa, según ha dicho, de la entonces secretaria del PP María Dolores de Cospedal. 

"Yo detecté que eso no era más que una maniobra dilatoria para que pasara más tiempo y lo quería evitar a toda costa. Mi única preocupación era que Bárcenas no ganara el pleito laboral. Solo faltaba después del escándalo", ha dicho el letrado, el cual afronta peticiones de prisión de las acusaciones populares de hasta cinco años por los dos delitos de daños informáticos en concurso ideal con el delito de encubrimiento. La acusación respalda la tesis de la magistrada que instruyó este caso, Rosa María Freire, que procesó a los ahora acusados apuntando que el partido empleó "drásticas" técnicas para destruir los discos duros "a conciencia".

Mismo argumento ha mantenido el responsable de sistemas informáticos del partido, José Manuel Moreno, en su interrogatorio. De este modo ha insistido en que los ordenadores no tenían contraseña de seguridad y que cuando analizó los mismos vio que estaban vacíos. Según ha explicado, se practicaron "búsquedas ciegas" para indagar si Bárcenas creó documentos que todavía guardaban los discos duros y cuáles eran pero el resultado fue que no guardaban nada en su interior.

"No me entero cuando se va un trabajador"

La tesorera del PP, Carmen Navarro, ha vuelto a apuntar a María Dolores de Cospedal como la persona que ordenó retirar todo el material que guardaba Bárcenas en dicha sala de la planta tercera de la sede. Siguiendo la estela marcada por sus antecesores, ha rechazado tener conocimiento acerca de la presunta financiación paralela en el partido y, en lo que respecta a la fulminante salida de Bárcenas, ha apuntado que nunca se entera de cuando se va un trabajador porque no está en su cometido. 

"Yo no entendía que me tenía que preocupar para nada de unos ordenadores que había dejado en la sala de Andalucía. Ahí no tenía los millones de euros, ni 'los papeles de Bárcenas'. ¿Por qué iba a tener en la sala que puede entrar cualquiera información sensible? No me interesa lo más mínimo", ha respondido. La magistrada instructora, por su parte, expuso en sus autos que no cabía duda de que en el interior del cuarto el extesorero guardaba "material muy relevante" puesto que cuando no estaba en su interior, la cerraba con llave y no permitía la entrada ni tan siquiera al personal de limpieza.

"Bárcenas nunca pidió la información"

La cuarta y última acusada en este procedimiento que arrancó en 2013 ha sido María Masso, la representante designada por el partido que está acusado en calidad de persona jurídica. De nuevo Masso ha apuntado que Bárcenas "nunca" reclamó el contenido de los discos duros (que almacenaría información personal, de donantes y de campañas electorales)  y que éste también es propiedad de la formación. En lo que respecta al "protocolo de borrado seguro", Masso ha dicho que se aplica "con la finalidad de proteger al usuario. "Cuando un ordenador queda obsoleto se decide su restitución o reasignación, la ley le obliga a implementar ese tipo de protocolos para proteger información del usuario anterior", ha dicho.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios