Viernes, 19.07.2019 - 02:27 h
Porque no fue propuesta en su momento

Rato rechaza la pericial de la fiscal sobre la inspección del BdE en Caja Madrid

Da el visto bueno a las proposiciones de Anticorrupción pero se opone a que declare el experto del informe sobre el plan de integración.

Rodrigo Rato
Rato ha renunciado a las testificales de Roldán (AEB) y Sevilla. / EFE.

Rodrigo Rato no está conforme con que declare en el juicio por el caso Bankia el perito que elaboró el informe sobre la inspección del Banco de España en Caja Madrid. El expresidente de la entidad respalda todas las propuestas de periciales formuladas por la Fiscalía Anticorrupción a excepción de la relativa a un informe del 22 de marzo de 2013 que versa sobre los trabajos del supervisor acerca de Caja Madrid y los informes relativos al plan de integración de las siete cajas que dio lugar al nacimiento de Bankia. 

Así lo ha manifestado en un escrito dirigido a la Sección Cuarta de la Audiencia Nacional recogido por este diario, en el que se pronuncia sobre esta nueva fase de la vista oral que arrancará en dos semanas, una vez terminen de declarar los últimos testigos. El principal acusado del procedimiento apoya la propuesta de la fiscal Anticorrupción, Carmen Laúna, de separar las periciales por bloques temporales así como que comparezcan todos los solicitados por las partes de manera conjunta para evitar saltos en el tiempo. 

De este modo, asegura que es "razonable" la propuesta de división del Ministerio Público teniendo en cuenta que responde también a la sugerencia que él mismo formuló al tribunal que preside la magistrada Ángela Murillo en un escrito el pasado 10 de mayo. En el mismo, Rato expuso que, en lo que respecta a esta fase clave del procedimiento, las periciales deberían seguir un orden cronológico dividiendo las intervenciones en tres etapas: los hechos concernientes a la formación del SIP y la formulación de las cuentas de 2011; todo lo relativo al debut bursátil de la entidad y, finalmente, los hechos posteriores a a la salida al mercado que tuvieron lugar en julio de 2011. 

La Fiscalía Anticorrupción ha propuesto la ratificación de seis informes periciales -entre los que se encuentra el famoso trabajo elaborado por los expertos del Banco de España Víctor Sánchez Noguera y José Antonio Busquets- y, además, otros dos documentos elaborados por la Intervención General del Estado (IGAE). Uno de ellos data del 30 de noviembre de 2012 y es el relativo a las conclusiones de auditoría y las cuentas de Caja Madrid y BFA del ejercicio 2010 y el otro es el que, de acuerdo con la tesis de Rato, no debería incluirse en la vista puesto que el Ministerio Público no lo incluyó en su escrito de acusación ni en las primeras sesiones de juicio dedicadas a las cuestiones previas.

Con todo, se trata de una fase clave en el juicio que sienta en el banquillo a un total de 34 personas por delito de falsedad contable y fraude de inversores puesto que las defensas intentarán demostrar que no hubo irregularidades en el proceso y que no se maquillaron los estados financieros de 2011 para ese fin, mientras que las acusaciones por contra pretenden probar que tanto los entonces gestores de la entidad como el consejo de administración son responsables penales de la debacle del banco y de ocultar su verdadera situación para sacar adelante la OPS. De hecho, la fiscal Laúna ya adelantó al arranque de esta vista oral que podría acusar no solo por fraude sino también por falsedad contable.

Últimos testigos del juicio

El tribunal de la Sección Cuarta todavía tiene pendiente de escuchar a los últimos testigos y ello pese a que los principales acusados han renunciado a importantes personalidades que podrían aportar más detalles sobre los últimos meses de la 'era Rato'. Es el caso del propio exdirector gerente del FMI el cual, en un escrito adelantado por la agencia Efe y al que ha tenido acceso este diario, comunicó su intención de que finalmente no se citara al actual CEO de Bankia, José Sevilla; al presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), José María Roldán; al director del FROB, Julián Atienza; y al director general adjunto de supervisión del Banco de España, Francisco José Monzón

Han sido cerca de tres meses dedicados a escuchar testigos de excepción de lo que ocurrió en el seno de la entidad que ha recibido mayor inyección de capital público en plena crisis. Entre ellos destacan el exministro de Economía Luis de Guindos, el expresidente del BBVA Francisco González, el expresidente de La Caixa Isidro Fainé o la entonces cúpula de la CNMV y el Banco de España. De hecho, muchos han sido los cargos del supervisor que han dado sus versiones acerca del control al que fueron sometidas las cuentas de la entidad, aunque una de las más recordadas fue la protagonizada por el inspector José Antonio Casaus. En su testifical, el experto aseguró que su "gran error" fue "suavizar" el análisis de Bankia previo salida a bolsa, puesto que él tenía la sensación "bastante clara" de que faltaban saneamientos.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios